sábado

Cosas que siempre quisiste saber sobre los comunicólogos

Tristes verdades sobre los comunicólogos (periodistas, publicistas, cineastas, fotógrafos, publirelacionistas, opinólogos, locutores, conductores, productores o colaboradores de algún programa de radio o tv, aunque sea por internet, y un largo etcétera más):

1. Odian las frases «en base a», «mas sin embargo», «pero no obstante»

2. Escriben los más apropiadamente posible en el Messenger. !Hasta en el celular ponen acentos!

3. Creen que «casi» cualquier idiota escribe en periódicos. «Y tienen la ferrea convicción de que definitivamente cualquier idiota escribe en la web»...

4. Sin importar si son publicistas, productores, periodistas o políticos usan photoshop, corel draw, movie maker o similares.

5. Usan palabras «raras» en sus conversaciones cotidianas como «poder adquisitivo», «opinión pública» o «connotación».

6. Se leyeron a Habermas y el «Libro Vaquero».

7. Se saben todas las estaciones del metro.

8. Juegan «Caricachupas» en todas sus fiestas.

9. Saben que el amor es un estado de ánimo.

10. Odian los clichés.

11. Ven cine de arte y películas extrañas que nadie conoce.

12. Hablan de sujetos anónimos como Greimas, Chomsky, McLuhan, Hovland, Bateson, Dondis…

13. Son fans de los titulares del periódico «El Gráfico» y adoran las primeras planas de «La Prensa». Los más clavados coleccionan «Ooorale, los secretos de las estrellas»...

14. Revisan y corrigen tu ortografía sin que se los pidas

15. Odian a Carlos Trejo y Carlos Cuahutémoc Sánchez, y no saben qué decir sobre Paulo Cohelo

16. Son fans de Goebbels

17. Consideran más de tres «que» en cinco líneas como una blasfemia.

18. No pueden creer que no estés leyendo un libro actualmente.

19. Te dan justificaciones sin que se las pidas, además las describen, explican, dramatizan y te las pasan por escrito, por correo, o el enlace a sus blogs o canales en Youtube.

20. Odian Televisa, pero trabajarían allí. Piensan que trabajar en TVAzteza es caer demasiado bajo, pero trabajarían también ahí.

21. Creen que los bochitos están infravalorados.

22. Beben litros de café y fuman como locomotora.

23. No saben sumar cifras de más de 3 dígitos ni pueden hacer divisiones con punto sin usar calculadora.

24. Son paranoicos y creen que todo acontecimiento nacional es una «cortina de humo».

25. Son bien retro y conocen la música de tu papá (aunque no les guste) y tienen el éxito del momento en su iPod/celular (así de random son).

26. Sus chistes locales incluyen palabras y frases como «Palo Alto», «Espacio Público» u «Holístico».

27. Creen que jeans, saco y tenis limpios es «ropa formal».

28. Son más cultos que tú.

29. Odian exponer con power point, pero recurren a él todo el tiempo.

30. Leen TODO, incluso los folletos que regalan afuera de las farmacias.

31. Todos se sienten «líderes de opinión».

32. Sus papás les preguntan por quien votar.

33. Su idea de diversión suele incluir la feria del libro, el museo de la caricatura o la Cineteca Nacional.

34. Las frases de amor que usan son del tipo «eres mi semiosis ilimitada».

35. Conocen el secreto detrás del éxito de Harry Potter (ilusión y marketing). Si quieres que te lo expliquen pregúntales (y atente a las consecuencias)

36. No usaron guantes ni cubre bocas en tiempos de influenza.

37. Se tatuarían el triángulo semiótico de Peirce.

38. Tienen un blog (que solo visitan sus amigos y hermanos) en Wordpress o Blogger.

39. Odian las películas dobladas y los subtítulos mal traducidos.

40. Ven series como Dr. House o The Big Bang Theory y saben que Friends está sobrevaluada.

41. Leyeron «500 años de periodismo en México» (eso dicen). Otros más presumen haber leído «para leer al pato donald»

42. Ven comerciales y sus favoritos son los de VH1. Asisten a los «publívoros» y graban «insomnia» (festivales y programas ¡de comerciales!)

43. Cuando ven una película no dejan de pensar en movimientos de cámara, ángulos, tomas, iluminación…

44. Siempre dudarán de la fidelidad de tu fuente.

45. Odian los juicios de valor, pero darán crítica y opinión sin que se las pidas.

46. Someten la salida del viernes a consulta ciudadana por mayoría de votos con un representante neutral en caso de empate.

47. Hacen videos hasta de su comida.

48. Toman fotos a lo loco, incluso de sus zapatos.

49. Son bien verbo

50. Se saben los significados de los colores.

51. Nunca entedrás cómo, pero ellos pueden utilizar el punto y coma.

52. Supieron que era un «emo» antes de que tu hermanito empezara a vestirse así.

53. Lloraron cuando mataron al «Hijo del papá» y fueron los primeros en transmitir la noticia.

54. Son maestros del sarcasmo y el humor negro.

55. Creen que su reportaje/película/video/cartel/campaña etc. salvará al mundo y sacará al país adelante.

56. No les gusta traducir términos como Mass Media o Marketing 57. Tienen por lo menos una página personal Facebook, Myspace, Twitter, Hi5, Flickr, DeviantArt…

58. Tienen un diccionario de lingüística, y los dos tomos del diccionario completo de la Real Academia

59. No comprenderían su vida sin internet.

60. Odian a quienes dicen que la comunicación es para chismosos.

61. Para ellos todo es un proceso de comunicación.

62. Creen fervientemente en que Goeebels y Saussure merecen un estatua en cada universidad.

63. Están acostumbrados a que les digan «y quieres trabajar en radio o televisión», como si sólo ahí hubiera comunicación.

64. Tienen muy claro que Mariano no es «el comunicador».

65. El periódico es su herramienta básica.

66. Por alguna maldita razón, los comunicólogos siempre saben escribir, hacen las mejores presentaciones de power point, tienen una creatividad asombrosa en sus proyectos y exponen perfectamente. Pero en la escuela o en el trabajo siempre son acusados de plagio

67. Son responsables de las mejores fiestas de la universidad.

68. Acostúmbrate a escuchar «oops, por ahora estoy ocupado pero, checamos y luego nos vemos ¿ok?»... y ese luego tarda varias semanas o meses en llegar.

69. Tienen una gran facilidad para decirte en tu cara «no me chingues, eso que dices es una pendejada».

70. Aceptémoslo caballeros, las chicas más guapas son comunicólogas.

71. Nunca intentes discutir con un comunicólogo... puedes resultar gravemente humillado.

72. Pueden darte una explicación teórica de por qué las campañas publicitarias de Coca-Cola son las mejores.

73. Hablan mínimo dos idiomas y seguro están aprendiendo un tercero, o más.

74. Son los amos y señores de la persuasión. Por algo le dicen «ciencias de la manipulación» a lo que estudian

75. Siempre tienen tema de conversación.

76. Son como diccionarios andantes.

77. Se sienten insultados si dices «gentes», «¿me entiendes?» o «pero mas sin embargo».

78. Sueñan con ser escritores o tener cierta fama

79. Conocen a fulan@, sutan@ y a perengan@... y si no lo conocen, por lo menos lo han visto o saben de él/ella

80. Se creen medio hippies, así sea sólo por la ropa

81. Odian las distinciones entre fresas y nacos, pero las usan todo el tiempo

82. Sí son bien chismosos... hay hasta quienes piensan que la intriga es un deporte

83. Son pedotes y mariguanos como pocos

84. Compran y regalan libros todo el tiempo

85. Todo mundo sabe que son mamones y arrogantes, menos ellos.

86. Son mujeriegos y a veces mitómanos

87. Añoran las telenovelas de Argos (como Nada Personal) y esperan la segunda parte de Capadocia

88. La mayoría de sus contactos en las redes sociales son colegas

89. Sus libros favoritos son los escritos por periodistas

90. Presumen de haber conocido a Kapuscinsky y a Gunter Wallraff



Saludos a los comunicólogos que se sientan plenamente identificados. Si tienen algo que agregar, póngalo al final de la lista (ver punto 19).



http://www.efectoespejo.com/2010/01/22/cosas-que-siempre-quisiste-saber-sobre-los-comunicologos/