miércoles

El ‘neuromarketing’ ya está aquí

Tomar decisiones no siempre resulta fácil y además cansa. Algunas tienen gran impacto y consecuencias que debemos sopesar. Pero afortunadamente, la mayor parte de las decisiones que tomamos a lo largo del día tienen un impacto limitado y son casi automáticas, pues se basan en experiencias o valores aprendidos: qué voy a comer, qué voy a beber, qué voy a comprar…

Sin embargo, para las empresas, saber qué decisión vamos a tomar es fundamental y ahí entra en juego el neuromarketing. Los nuevos expertos en marketing están utilizando la resonancia magnética funcional para conocer la reacción de los consumidores en relación a un producto y predecir cuál va a ser su éxito en el mercado o determinar qué aspectos se deben mejorar.

Lo cierto es que asusta que los marketinianos puedan leer nuestra mente literalmente, más de lo que lo hacen ya. De hecho, analizando las reacciones cerebrales es posible extraer información que el consumidor ni siquiera sabe que está ahí de una manera consciente.

Las últimas experiencias sobre neuromarketing las publican Dan Ariel y Gregory Berns, de las universidades Duke y Emory, en Nature Reviews Neuroscience.

Los autores también plantean dudas sobre las implicaciones éticas que el neuromarketing pueda tener, si bien aseguran que una cosa es conocer de antemano la reacción de un consumidor y otra muy distinta poder manipular la mente para controlar o cambiar esas reacciones.

En fin, que el cerebro está en todas partes y como comenta Francisco Mora en El Científico Curioso, ahora se habla de neuroarquitectura, neurosociología, neuroarte, neuroética, neuroteología… Cuenta Mora que el neurocientífico británico Semir Zeki comentó en una reunión que

llegará el momento en que entre los consejeros personales de los jefes de Estado o de gobierno, de los directivos de las más grandes empresas o grandes organizaciones sociales, incluidas las religiosas, haya un neurocientífico.

Visto cómo vamos, no creo que nuestro Gobierno sea de los primeros en incorporarlo

Pero seguro que las empresas privadas se ponen las pilas.



http://medicablogs.diariomedico.com/wwwque/tag/neuromarketing/