miércoles

El Neuromarketing

Una metodología de investigación nacida de la fusión de las neurociencias y las técnicas de investigación de marketing convencional. Gran número de autores expone que es la forma que se “venderá” en el futuro




El neuromarketing es una rama de la investigación de mercados que utiliza sistemas de medición biométrica en sus estudios (electroencefalografía, imagen por resonancia magnética, respuesta galvánica de la piel, eye-tracking , ritmo cardíaco…).
Una de las diferencias más significativas del neuromarketing con la investigación convencional es que no se conforma con las declaraciones verbales de los sujetos, sino que pretende ir más allá, desentrañando el efecto del inconsciente y las emociones en la toma de decisiones.

¿Por qué neuromarketing?
Porque los métodos de investigación convencionales preguntan a los encuestados. Como afirman los neurocientíficos, más del 80% de la información que manejamos para tomar decisiones son inconscientes. La mayor parte de las decisiones se toma a nivel emocional y se justifican racionalmente.

El neuromarketing busca respuestas sobre lo que pasa en nuestro cerebro cuando se toman las decisiones . Además trae consigo justamente, el conocer a nuestro cliente, pero desde su cerebro.

En éstas épocas traen nuevos conceptos dentro del marketing, partiendo desde lo básico, el consumidor pasa a ser cliente, un individuo con poder de elección que nos selecciona dentro de la selva de competidores y con el cual tenemos que generar una relación de permanencia, de mutuo intercambio, de conocimiento.

Antes de éstos estudios se creía que nuestro cerebro era una caja negra “una acción una reacción”. Ahora se sabe que los procesos mentales pueden estudiar y analizar los circuitos cerebrales que interfieren ante un estímulo, logrando determinar las características que debe tener un estímulo para hacer que nuestro cerebro lo haga recorrer por el circuito que nosotros deseemos, es decir hacer un estímulo que nos regresara una respuesta deseada, comprar el producto. Suena un poco aterrador, como consumidor pensar que las empresas pueden manejar mis emociones a tal punto que no pueda tomar la decisión sobre que desearé comer en el almuerzo.

Así como sucede con muchas marcas de productos que pasan directamente a nuestra mente inconsciente y profunda, de repente no podemos dejar de tomar esa bebida, ni comprar esos caramelos aunque en realidad no nos gustan mucho. Las empresas usan una técnica que puede llegar a ser lo último en “mensajes subliminares”.

Ésto nos da conocimientos sorprendentes sobre nuestro consumidor, como ejemplo simple; a través de estos estudios podemos contestar ¿Qué medio usar para publicar nuestros avisos?, y ¿Cómo quedará plasmada la información en el cerebro?. La radio, los medios auditivos rigen la memoria a corto plazo, así como los impresos estimulan zonas del cerebro que retienen información detallada. La televisión es la que genera estimulaciones importantes en la memoria a largo plazo y en generar respuestas emocionales.

Se sabe que el consumidor tarda 2,5 seg. en realizar su elección dentro de un supermercado, o sea un lugar donde tenemos cinco productos iguales de distintas marcas y la pregunta es ¿Qué estímulo tenemos que generar para que nos elija?

El estudio del neuromarketing es un poder para las empresas ante los consumidores.



http://institutosise.wordpress.com/2010/03/24/el-neuromarketing/