martes

Creatividad: el arte de reinventar la vida

Entrevista con el Dr. Francisco Menchén Bellón
Introducción

Actualmente, muchas personas piensan que la creatividad es una actividad exclusiva del mundo de arte o la publicidad. Sin embargo, el pensamiento creativo es un comportamiento inherente a cualquier persona. Por lo general, hacemos uso de esta facultad en nuestra vida diaria, muchas veces sin estar conscientes de ello. A pesar de las ventajas que este proceso ofrece para el desarrollo integral del ser humano, son muy pocas las instituciones educativas que promueven este tipo de pensamiento entre los estudiantes.

El Dr. Francisco Menchén Bellón (Manzanares, España 1942) es un especialista que se ha enfocado a la tarea de promover la importancia del pensamiento creativo, principalmente en el ámbito educativo. Con más de 30 años de trayectoria y una nutrida participación en conferencias, seminarios y congresos internacionales acerca de este tema, el Dr. Menchén nos comenta, en esta entrevista sobre la creatividad en el ser humano, su valoración a lo largo de la historia, así como la importancia de impulsar el pensamiento creativo, no sólo en la educación sino en otros ámbitos de nuestra sociedad.

RDU: En la Real Academia de la Lengua Española, la palabra creatividad se define como: "la facultad de crear", ¿En realidad se trata de un simple acto de creación, o implica el uso de otras facultades?, ¿cómo, en su opinión, podría definirse el término creatividad?

Francisco Menchén Bellón: La facultad de crear puede ser una definición aceptada por la mayoría de los autores e investigadores de la materia. Pero quiero destacar que no se trata de un simple acto de creación, sino todo lo contrario, es un proceso complejo en el que intervienen factores muy diversos, como la genética, la inteligencia, el medio sociocultural, la motivación, la percepción, la imaginación, el estilo de aprendizaje y la actitud, entre otros. Todos ellos confluyen para generar un producto creativo que tiene que ser novedoso y original. El ámbito de este producto creativo puede ser muy amplio, pues abarca todas las dimensiones de la vida: la música, la pintura, la ciencia y la tecnología, por un lado, pero también se extiende a la cocina, la artesanía, la jardinería y la mecánica.

Existen muchas definiciones sobre el término creatividad, ello depende de la teoría o perspectiva que se estudie. La definición que da un artista es distinta a la definición que pueda dar un científico. Y dentro de los artistas, la definición que pueda dar un pintor es muy distinta a la de músico o un arquitecto. En el mundo de la ciencia pasa igual. La visión de un neurocientífico es muy diferente a la visión de un ingeniero aeronáutico o un químico. No obstante, en todas las definiciones se contemplan dos rasgos comunes: Novedad y valioso, como he dicho anteriormente.

Para un lenguaje coloquial tengo una definición muy ilustrativa: "Mirar donde todos han mirado y ver lo que nadie ha visto". Pero en un entorno formal tengo que profundizar en su sentido, habiendo llegado a determinar que, la creatividad es la capacidad que tiene el ser humano para captar la realidad y transformarla, generando y expresando nuevas ideas, valores y significados. Es imprescindible que se cumplan los tres momentos: El primero se refiere a captar la realidad no como una reproducción de lo ya existente sino como la confluencia de muchas fuerzas que interaccionan con ayuda de la imaginación. El segundo paso consiste en transformarla, es decir, en descubrir nuevas perspectivas, sabiendo que la realidad tiene una parte conocida pero también una parte desconocida e invisible; en este espacio es donde debemos indagar y explorar. Finalmente, es necesario saber generar, expresar y dar conocer este resultado, bien a través de ideas, símbolos, imágenes, gráficos, metáforas, gestos, obras o valores no conocidos, anteriormente, que supongan una aportación y un avance al mundo de la ciencia, arte, tecnología o vida cotidiana, con la particularidad que deben dejar huella.
(...)
Creatividad en las aulas

RDU: ¿Considera que en la actualidad en las aulas educativas se estimula el pensamiento creativo de los alumnos?
FBM: Actualmente, la mayoría de los colegios siguen enseñando a sus alumnos a pasar exámenes, repitiendo información y conocimiento que se olvida una vez realizada la prueba. Hasta los padres son felices con este modelo. Hay que decir a las autoridades educativas que necesitamos una nueva forma de educar que sea capaz de formar un nuevo hombre que sea creativo, una nueva persona que sepa correr riesgos, una nueva conciencia, una nueva humanidad. Sabemos que transformar la educación es una obra titánica.

La educación del siglo XXI debe promover un cambio radical en la conciencia, ayudando a los niños, adolescentes, jóvenes y adultos a desarrollarse como seres completos, es decir, con cuerpo, mente y alma. Los alumnos tienen que aprender desde pequeños y a lo largo de la vida a ser ellos mismos y relacionarse con los demás de una manera auténtica y creativa. Estamos hablando de una transformación de la realidad a través de la creatividad.

En el espíritu de esta época no están previstos estos cambios profundos de la conciencia, porque la sociedad está enferma y no somos conscientes de este hecho. Los alumnos llegan ya dañados a la escuela con el alma oscurecida y sin armonía interior, dice Claudio Naranjo (2009), prestigioso pedagogo y psiquiatra chileno. No es suficiente con socializar al alumno, es necesaria una educación holística y creativa que transforme y que deje huella. Es un fraude tener al niño tantas horas en el aula y no enseñarle a vivir, amar, armonizar, ser feliz, ser creativo, respetar, compartir, sentirse libre y admirar la belleza inmensa del planeta.

Difícilmente podemos tener una sociedad mejor sin cambiar nuestro modelo de educación, que debe estar basado en la creatividad que transforma al educando; para ello hay que inyectar algo nuevo en la formación de los educadores. Se invierte mucho dinero, y no cambia nada fundamental, pues domina una gran inercia institucional. Es imprescindible un compromiso de la política, de las universidades, de la sociedad y la financiación de programas dirigidos a todos los equipos docentes de las escuelas, institutos y universidad. En este caso, las nuevas generaciones disfrutarán de un clima propicio al desarrollo armónico, pleno y creativo del ser humano.

McLuhan, famoso experto del siglo XX en los medios de comunicación social, decía: El educador padece el "síndrome del retrovisor" porque sus ojos estaban clavados en el pasado. Esta mirada al pasado se opone directamente a la creatividad. Pero hay otra forma de pensar que mira al futuro que conecta totalmente con la creatividad. Pensar hacia adelante es un arte. Los grandes hombres que han movido el mundo han pensado siempre hacia adelante. Pensemos en Cristóbal Colón, Copérnico o en Picasso que supieron proyectar una nueva mirada diferente. Aprender a pensar hacia adelante es clave para ser creativo.

Edward de Bono, gurú de la creatividad, creador del pensamiento lateral tiene un programa dedicado a pensar que ha sido adaptado por algunos países con excelentes resultados. En sus últimas declaraciones ha dicho que se pierden dos tercios de los talentos que existen. Nuestra sociedad no puede continuar desperdiciando tanto talento.

RDU: ¿Cuáles, en su opinión, serían las acciones más adecuadas para promover el pensamiento creativo, no sólo en las escuelas, sino en las industrias y otros centros de trabajo?

FBM: Son muy diversas las variables que sintonizan con la creatividad. Desde mi punto de vista, quiero destacar cinco acciones:

o En primer lugar DESPERTAR LA CURIOSIDAD. La curiosidad supone un comportamiento de búsqueda, de exploración y averiguación. Es el corazón de la creatividad e implica hacer preguntas. Rousseau decía que es preferible que el niño invente la ciencia y no la aprenda. Se dice que el que encuentra sin buscar es que antes buscó sin encontrar.

o ESTIMULAR LA IMAGINACIÓN es otra de las acciones importantes. La facultad de trabajar con imágenes está muy poco estimulada en la escuela. Tiene dos vertientes: una relacionada con la percepción del mundo exterior y otra con la producción libre de imágenes interiores, es decir mirar hacia adentro. La representación mental de persona, objeto o situación puede ser considerado como irreal, ficticio o fantasioso, pero es aquí donde surgen las ideas creativas. Cuando Julio Verne descubre con su imaginación poder dar vueltas alrededor de la Tierra, había gente que se mofaba de sus ideas. Entonces él replicaba: "Cualquier cosa que un hombre sea capaz de concebir, otros hombres serán capaces de lograr".

o Una acción esencial en los primeros años es FAVORECER LA ESPONTANEIDAD. La espontaneidad proviene del inconsciente que es considerado la fuente de la creatividad. Este es el espacio idóneo para atrapar ideas creativas. Se recomienda registrarlas porque son muy frágiles y tienden a desaparecer con facilidad. La historia de la educación tiene un excelente cartel de autores que han propiciado este medio, como son Froebel, Montessori, Pestalozzi. Sin embargo, nuestras escuelas cuentan con pocos espacios para la espontaneidad, a excepción de la Educación Infantil. Después de este período el sistema educativo se olvida de la espontaneidad.

o PROMOVER LA AUTONOMÍA es una acción dirigida a ser tú mismo. No depender de nadie y confiar en tus posibilidades, siendo responsable de tu conducta. Los docentes han olvidado una de las acepciones más relevantes de educar. Educar es sacar lo que hay dentro y tratar de que sus capacidades adquieran el punto óptimo. Algunas veces la autonomía puede llevarte al error, pero los errores no deben ser castigado, sino son una oportunidad que hay que aprovechar. El descubrimiento de la penicilina por FLEMING fue gracias a un error.

o HUMORIZAR LA VIDA es una acción que favorece a la salud. El humor es un comportamiento humano, es una forma penetrante de mirar, que consiste en descubrir o mirar lo que hay de cómico o ridículo en las cosas o en las personas. El humor nace de la humildad y de la modestia. Enfocar las cuestiones con humor es verlas desde un ángulo distinto, desde un ángulo desconocido. Es una condición de la creatividad, es un don del mago que juega con los límites de la verdad y la ilusión. El humor ha inspirado a muchos escritores y filósofos. Charles Chaplin pensaba que "El humor eleva nuestro sentido de la supervivencia y preserva nuestra salud mental"

Existen otras acciones también muy importantes, como potenciar la relajación, valorar la intuición, jugar con la fantasía y activar la sensibilidad.



http://alonsomargarita.blogspot.com/2010/01/creatividad-el-arte-de-reinventar-la.html