sábado

"La creatividad nos permite reinventar nuestra vida"

Entrevista a la doctora en Bellas artes, escritora y coach Miriam Subirana, autora de '¿Quién manda en tu vida?'



Imagen de la profesora Miriam Subirana

M.S. Imagen de la profesora Miriam Subirana1
La creatividad habita en el interior de cada ser humano. Aunque la solemos relacionar con el mundo de las artes, no sólo es patrimonio de unos pocos elegidos que tienen un "don". La capacidad de crear nos acompaña cada día, y reside en cada uno de nuestros pensamientos. No en vano, creamos la realidad en función de cómo la interpretamos. De ahí que el gran líder hindú Mahatma Gandhi afirmase: "Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se transformarán en actos. Cuida tus actos porque se convertirán en costumbres. Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque creará tu destino. Y tu destino será tu vida…"

La creatividad es un músculo que podemos entrenar a diario. Al fin y al cabo, "podemos ser creativos en todos los ámbitos de nuestra vida". Así lo afirma la escritora Miriam Subirana, doctora en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona, conferenciante, profesora, "coach" y pintora. Experta en el arte de meditar (lo practica desde hace 22 años), es además directora del centro Yesouisi, espacio de Creatividad, Valores y Coaching. En su opinión, "la creatividad nos brinda la oportunidad de reinventar nuestra vida".

¿Qué es la creatividad, más allá de la habilidad artística?
La creatividad es la capacidad de crear, inventar, innovar, introducir, comunicar, transmitir, recrear, combinar, asociar, proyectar, visualizar, canalizar, expresar y transformar. Es el mejor medio para transmitir nuestras motivaciones e intenciones en múltiples dimensiones. Eso sí, la verdadera creatividad innovadora siempre surge de dentro a fuera. De ahí la importancia de echar el freno de vez en cuando y escucharnos con atención.

Dicen que la creatividad es libertad…
Según Osho, gurú de la India, la creatividad es "la mayor rebelión que hay en la existencia" y "la fragancia de la libertad individual". La creatividad personal nos da fuerza, nos empuja y nos ayuda a romper nuestros propios límites, que siempre nos cortan las alas. Además, nos da la energía y la inspiración necesarias para reinventarnos y renovarnos. La creatividad nos da la fuerza necesaria para despertar de la prisión que supone vivir un sueño equivocado.

¿A qué se refiere?
A veces, cuando somos jóvenes, emprendemos un proyecto de vida sin saber exactamente hacia dónde vamos, y más tarde nos damos cuenta que estamos viviendo un "sueño equivocado": ni queremos realizar ese trabajo, ni estar con esa pareja, ni vivir en ese lugar. La creatividad entra en ese escenario como una forma de salir de la rutina, que como un veneno lento, mata el alma. En la rutina perdemos la motivación, hasta el punto que terminamos atrapados por nuestra propia realidad. Y el mejor antídoto contra esta inexorable inercia es la creatividad. No en vano, nos lleva a salir de nuestra zona de confort y nos empuja a superar nuestras creencias negativas y limitadoras.

¿Cómo podemos potenciar nuestra creatividad?
El primer paso es creer en uno mismo. Al fin y al cabo, creer y crear son dos conceptos que van de la mano. Desarrollar nuestra creatividad nos llevará a crear escenarios distintos, y a enfrentarnos a nuestros obstáculos diarios de un modo diferente al habitual. Por lo general, solemos reaccionar del mismo modo ante un estímulo determinado y curiosamente, siempre esperamos un resultado diferente. La creatividad nos permite romper este círculo vicioso y nos lleva a un nuevo nivel de aprendizaje, pues cambia por completo nuestra interpretación de esa misma situación.

¿Qué nos impide desarrollar nuestra creatividad?
Cada ser humano tiene un tremendo potencial creativo…que suele quedar sepultado bajo sus miedos. Miedo a la soledad, al rechazo, a la libertad, al ridículo, a ser juzgado…En demasiadas ocasiones huimos de nuestro espacio interior, el lugar donde se desarrolla la verdadera creatividad, por miedo a encontrar cosas que no nos gusten. Tememos entrar y observarnos. Por eso, en la mayoría de casos la creatividad surge del "piloto automático", es decir, de los hábitos y las dependencias.

¿De qué manera la creatividad puede ayudarnos a romper nuestros hábitos?
Mediante la visualización creativa. Podemos visualizarnos "siendo" sin ese hábito, comportándonos de forma diferente, imaginando cómo sería nuestra vida. No hay que menospreciar el poder de nuestros pensamientos y las imágenes que creamos mentalmente, pues al fin y al cabo, son la semilla del cambio. Y la creatividad construye un puente entre nuestra realidad actual y la que podría llegar a ser. Además, nos permite dejar de alimentar nuestras quejas, reproches y culpas, y comenzar a nutrir nuestro agradecimiento y nuestra generosidad.

¿Vivir creativamente nos lleva a vivir conscientemente?
La creatividad nos lleva a traspasar nuestras corazas y VER(nos). En ese espacio, al que llegamos gracias al coraje, somos conscientes de lo que somos y de lo que sucede. Vivir conscientemente implica estar despierto, alerta y atento. Si conectamos con ese espacio entraremos en contacto con nuestro tremendo potencial de amor, una fuerza verdaderamente transformadora. Eso sí, primero debemos empezar por amarnos a nosotros mismos. El cambio en el mundo comienza por el individuo, por un cambio en su consciencia que le lleve a generar nuevas actitudes, nuevos pensamientos, nuevos valores y nuevos sentimientos. Ésa es la revolución que propone la creatividad.

Tres preguntas en clave de coaching
Si no tuvieras ningún miedo ¿Cómo serías y qué harías?
¿Qué haces aquí? ¿Qué te ofrece la vida? ¿Qué te está pidiendo?
En el proceso de tu cambio personal y/o profesional, ¿qué es lo que quieres conservar? ¿Qué es lo que debes soltar?

En clave personal
Tu mayor pasión: Servir
Tu mayor virtud: Autenticidad
Un punto de mejora: No ser tan exigente
Un aforismo: "Yo dormía y soñaba que la vida era alegría. Desperté y vi que la vida era servicio. Serví y vi que el servicio era alegría", Rabindranath Tagore
Una película: "The age of stupid", de Franny Armstrong
Un libro: "El uno en la multiplicidad", de Xavier Melloni




http://www.lavanguardia.es/lv24h/20100122/53875089261.html