lunes

Llega “Chespirito” a los 82 años

El productor y actor mexicano Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, reconocido a nivel mundial por programas como “El Chapulín Colorado”, festejará este domingo su cumpleaños número 82 recuperándose de una intervención quirúrgica y con un homenaje en Perú a su programa más famoso: “El Chavo del 8″.

El actor, quien hace dos meses fue operado de la próstata, se mantiene bajo supervisión médica, mientras que en Perú se le recuerda mediante una colección de muñecos alusivos al programa que lo colocó en la cima del éxito a nivel internacional, y por el cual se mantiene vigente entre las nuevas generaciones.

“El profesor Jirafales”, “Paty”, “El Chavo”, “Quico”, “Popis”, “Don Ramón”, “Doña Florinda” y “Noño”, son los ocho personajes que contiene la colección lanzada en el país sudamericano por un restaurante de comida rápida.

Roberto Gómez Bolaños, quien mediante su Fundación “Chespirito” desea generar la importancia de las acciones altruistas, nació el 21 de febrero de 1929 en la Ciudad de México.

Es hijo de la secretaria Elsa Bolaños-Cacho Aguilar y del pintor Francisco Gómez Linares, quienes tuvieron dos hijos más, Francisco y Horacio, el comediante es el segundo de los tres.

De acuerdo con algunos críticos, Gómez Bolaños es uno de los mejores guionistas que ha tenido México y América Latina en la historia de la televisión.

Antes de convertirse en actor fue boxeador amateur; también se tituló como arquitecto en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), profesión que nunca ejerció.

Inició su carrera como creativo publicitario, lo que le facilitó incursionar en la radio y la pantalla chica, en la que en la década de los años 50 fue un guionista activo.

Hizo varias historias de películas para la pareja cómica “Viruta y Capulina”. Precisamente, con ellos se inició como actor en “Dos criados malcriados” (1960), pero esto no lo hizo olvidarse de los guiones para filmes y programas de televisión.

Su nombre “Chespirito” se atribuye al director cinematográfico Agustín Delgado, derivado del diminutivo de Shakespeare, esto debido a la baja estatura de Gómez Bolaños.

Entre 1960 y 1965 escribió los dos programas de mayor audiencia en la televisión mexicana “Cómicos y canciones” y “Estudio de Pedro Vargas”, para la cadena Tele Sistema Mexicano.

En 1968 inició transmisiones la Televisión Independiente de México, y “Chespirito” fue llamado para colaborar como guionista. Lo que le llamó la atención, entre otras cosas, era que podía “usar a su antojo la media hora semanal a su cargo”.

Así nacieron “Los súper genios de la mesa cuadrada”, programa conformado por distintos “sketches” y personajes. De esta forma, comenzó de manera formal su carrera como actor.

En 1970 se extendió a una hora el tiempo del programa, el cual comenzó a llamarse “Chespirito”, y surgió el personaje de “El Chapulín Colorado”; un año más tarde apareció “El Chavo del 8″.

Ambos personajes funcionaron tan bien, que la emisión se dividió en dos, por lo que dedicó media hora a cada uno y se empezó a transmitir en varios países de América Latina.

En “El Chavo del 8″, Gómez Bolaños hacía el papel de un niño pobre que vivía en un barril en una vecindad de la capital del país.

Contrario a la creencia popular, “El Chavo” no vivía en el departamento número ocho, sino que era el número del canal de televisión que producía el programa.

En “El Chapulín Colorado” daba vida a un antihéroe tercermundista de traje rojo y de buen corazón, que siempre se metía en situaciones cómicas por su torpeza y cobardía.

Además de este par de personajes, también creó a varios otros como “El Chómpiras”, el “Doctor Chapatín” y “Chaparrón Bonaparte”.

Estos programas se convirtieron en éxitos en América Latina, Estados Unidos y España, en gran medida por la simpatía del cuadro de actores.

El reparto fue integrado en distintas épocas por Carlos Villagrán, Ramón Valdés, María Antonieta de las Nieves, Florinda Meza, Rubén Aguirre, Edgar Vivar, Angelines Fernández, Horacio Gómez y Raúl Padilla, quienes también consiguieron fama internacional.

Sin embargo, ante la salida de varios integrantes del elenco original y la renuncia de Gómez Bolaños a seguir con “El Chavo” para dedicarse a producir, decidió dar por finalizado, a mediados de los años 90, su exitoso ciclo como actor de televisión.

Su trabajo no se ha limitado a la pantalla chica, llegó a ser director de Televicine, además realizó varias películas como “El Chanfle” y “Don Ratón y don Ratero”.

En 1992 produjo la puesta en escena “11 y 12″, la cual permaneció en cartelera durante varios años y temporadas, con más de 28 mil funciones.

Dentro de su trabajo como guionista destacan las películas “Angelitos del trapecio” (1959), “Los desenfrenados” (1960), “Pegando con tubo” (1961), “Los invisibles” (1963), “Un novio para dos hermanas” (1966), “Ahí madre!” (1970) y “Charrito” (1984), por citar algunos títulos.

Su filmografía como actor incluye títulos como “Dos locos en escena” (1960), “El zángano” (1967), “Las tres magníficas” (1968), “La hermana trinquete” (1969), “El cuerpazo del delito” (1970), “El amor de María Isabel” (1971), “Don ratón y don ratero” (1983) y “Música de viento” (1988).

En 2006 presentó sus memorias “Sin querer queriendo”, que lo han llevado a recorrer diversas plazas del país para promocionar su obra en la que hace referencia a su vida personal, su carrera artística y a las personas que ha conocido en este ramo a través de los años.

A finales del mismo año “El Chavo: La serie animada” se estrenó en la televisión mexicana como una adaptación de la popular emisión de “El Chavo del 8″, para venderse desde entonces a más de 10 países, entre ellos España, Canadá y Japón.

Gómez Bolaños, quien cuenta en su haber con cuatro libros de su autoría, creó a través de sus producciones frases que se hicieron populares en lenguaje de millones de espectadores, tales como: “Dígame, licenciado”, “Es que no me tienen paciencia”, “Lo sospeché desde un principio” y “Que no panda el cúnico”.

Para el cumpleaños número 80 del cómico, su página web estuvo enmarcada con globos y variados colores así como con la frase “Enorme a Chespirito”, en la cual se invitó a sus fans a escribirle un mensaje en ocasión de su onomástico.

El portal mostró un anuncio que decía: “Escribe un mensaje con lo que significa para ti. Juntaremos todas las cartas recibidas y haremos un gran libro para entregárselo en esa fecha”, el cual tendría que ser enviado al Grupo Chespirito.




http://portal.pulsopolitico.com.mx/2010/02/llega-chespirito-a-los-82-anos/