jueves

¿Seguridad económica o libertad financiera?

¿Te preguntaste alguna vez que pasaría si te quedas sin trabajo, si a tu empresa no le va demasiado bien o sencillamente te quiebras una pierna y no puedes trabajar por un mes?

Todos los seres humanos tenemos el anhelo de la seguridad económica. Las mujeres en particular solemos ser más susceptibles al respecto. Sin embargo, a menudo confundimos la seguridad económica con la libertad financiera.

“La libertad financiera se mide por cuánto dinero ingresa cuando no trabajamos o trabajamos poco.”Analicemos un poco las probables fuentes de ingresos o de “seguridad económica” a nuestra disposición:

Ganás la lotería, el loto, mandás a la quiebra uno de esos casinos de Las Vegas o Montecarlo (siempre que primero tengas para financiar la aventura…), asaltás un banco, etc., etc., creo que me sigues la línea de pensamiento.
Consiguís un trabajo fijo de 9 a 17 hs.
Te sale la vena emprendedora: te estrujás bien las neuronas para ver que quiere comprar la gente que tu empresa pueda proveer; trabajás como una desgraciada o un desgraciado el día entero, todos los días incluyendo varios fines de semana, feriados y días de guardar. Ahhh, pero el negocio es tuyo, ya vendrá el tiempo de hacer lo que te de en ganas…
Creo que estarás de acuerdo en descartar la alternativa 1. Alternativa 2: la del empleo seguro y el cash rápido. Hacés tu trabajo razonablemente bien y luego de aproximadamente 25 días recibís un compensación económica. Sencillo, seguro ¿no?. NO.
Que si hay reestructuración, que si a la empresa le va mal (aunque hagas tu trabajo bien), que si tienes problemas con el jefe o la jefa…
Para ponerlo en pocas palabras: si dejás de trabajar, dejás de cobrar.

Alternativa 3: Para comenzar, aunque tengas una actividad propia y te vaya bien, el dinero no llega enseguida, hay que reinvertir y poner el asunto en marcha. Pero además, también se aplica lo de: Si parás de trabajar, el dinero para de ingresar… ¡Y ni pensés en enfermarte!

En definitiva, tenemos la ilusión de la seguridad económica pero en realidad no gozamos de ninguna libertad financiera. ¿Cómo es eso?

La libertad financiera no se mide por cuánto dinero hace una persona trabajando, sino por cuánto dinero le ingresa cuando NO trabaja o trabaja poco. Este tipo de ingresos se denomina ingresos pasivos. Los ingresos pasivos no son una novedad, es lo que la gente que goza de un buen pasar económico ha hecho siempre.

Pero para tener ingresos pasivos es necesario primero que analices cuidadosamente lo que acabo de exponer, que comprendas que, en la mayoría de los casos, todo lo que tenemos es la ilusión de cierta seguridad, que comprendas que si dejas de trabajar por cualquier motivo, si dejas de producir, se cierra el grifo de los ingresos.

Sencillamente tenemos que entender que no podemos trabajar toooodaaaa la vida. Punto.

¿Y cómo se consigue la libertad financiera?
Aplicando una metodología que se aprende siguiendo un programa de formación financiera.

¿Formación financiera? Sí, formación financiera, porque el 90% de las personas entramos cómodamente en la categoría de "analfabetos funcionales" en temas financieros.

No se trata de hacer grandes operaciones de bolsa. Esta formación no está dirigida a personalidades del deporte o grandes estrellas de Hollywood: este plan está pensado para gente como vos y como yo. Para gente con aptitudes normales que, mediante un proceso de entrenamiento, es capaz de acumular cierto capital que le permita obtener ingresos pasivos para vivir tranquila cuando ya no trabaje. ¿Puede hacerse?, ¿Cómo?, ¿En cuánto tiempo?

Si estas interesada/o en responder estas preguntas y aprender cómo administrar eficientemente tu dinero para conseguir esa libertad financiera, en nuestro site podrás ampliar la información e inscribirte sin cargo en un Curso introductorio para la formación de inversores.



http://www.mujeresdeempresa.com/finanzas/finanzas050801.shtml