viernes

El logo del nuevo gobierno: era broma, cierto?

A través de El Mostrador nos enteramos de que ahora resulta que el logo del gobierno era “de transición”. Por lo menos, dentro de la mala decisión gráfica del gobierno, podemos decir que hicieron caso a los cero halagos que recibieron al presentar la nueva imagen y echarán pie atrás.

Este logo será llamado de transición, y se convocará a concurso para el definitivo. Sospechoso sería este cambio de postura si no hubiesemos sido testigos del repudio de oficialismo y oposición ante el trabajo de la agencia Hambre.

A pesar de ser muy ciertas las observaciones que diseñadores como Dany Berczeler realizaron sobre el logo que vimos ayer, debo decir que le doy el beneficio de la duda al diseñador mismo, porque este trabajo me huele a que el jefe metió mucho la mano. Existe un tipo de cliente que porfía y mete mano al diseño –como si uno le explicara al mecánico cómo desarmar el motor de un auto– hasta que logran que el diseñador altere de manera inconsistente la pieza para llegar a un resultado –totalmente deformado del concepto original– que seguramente lo dejará feliz a él y frustrado al diseñador.

Pero es ahí donde uno no debe ser negligente, e informar al cliente de los posibles problemas de aplicación, lo que se logra justamente mostrándole ejemplos de usabilidad en distintas versiones de color (incluyendo positivo y negativo), tamaño, etc.

Aún si dejamos de lado que logo del escudo metálico es belicoso, que no pega ni junta, etc, existen razones que objetivamente lo haría en ocasiones irreproducible y en otras ilegible, partiendo porque se trata de una imagen con demasiado detalle que, me parece de primera impresión, no se encuentre trazada vectorialmente (compuesta de información digital), sino que se trata de una imagien con ese nivel de detalle (si alguien trazó en illustrator se convertirá en mi nuevo ídolo), la que dificulta de sobremanera por ejemplo, su aplicación sobre un fondo de un color que no sea blanco.

En fin, ojalá esta víctima de la transición sirva de motivación extra para los concursantes al definitivo, porque el que diga que el logo es sólo un detalle superficial, olvida que este tiene la función de identificar, simbolizar, comunicar, y la capacidad de potenciar o destruir sólo con una imagen unida a un concepto.

No se pueden perder las propuestas de logo que los inspirados lectores de Disorder.cl dejaron como sugerencia, acá dejamos algunas joyitas


http://www.zancada.com/el-logo-del-nuevo-gobierno-era-broma-cierto/