lunes

Neuromarketing: el cerebro decide

Cada vez más empresas recurren a esta ciencia para descubrir el comportamiento del cerebro del consumidor ante los estímulos recibidos.


El Neuromarketing se define como la ciencia que estudia el funcionamiento del cerebro en las decisiones de compra del consumidor. Su objetivo es por tanto llegar a predecir la conducta del consumidor mediante mediciones biométricas (actividad cerebral, ritmo cardíaco, o seguimiento ocular entre otras)

Ojo con confundir Neuromarketing con Publicidad Subliminal, mientras la primera se considera una ciencia que estudia la influencia en nuestro cerebro de los estímulos que nos lanzan las marcas, la publicidad subliminal es la que presenta al consumidor un producto de manera tan breve o sutil que no se percibe conscientemente, y lo lleva a consumirlo de manera automática. Además la veracidad de lo subliminal ni siquiera está demostrada científicamente.

Para entender el funcionamiento del cerebro, el principal instrumento que se utiliza son las Imágenes por Resonancia Magnética funcional (fMRI). Estos métodos de imágenes cerebrales permiten “mirar dentro del cerebro” durante el proceso de toma de decisión.

Dejando de lado las 4 variables del Marketing Mix - Product, Place, Promotion, Price - ¿qué nos lleva a decidirnos por una marca?, ¿estamos siempre escogiendo?, ¿o realmente nuestro cerebro sabe más de lo que nosotros (conscientemente) sabemos?


Antes preguntábamos al consumidor, ahora damos una vuelta más de tuerca porque creemos que las palabras de la gente no captan completamente sus respuestas subconscientes. Y así es como recurrimos a la Neurociencia en nuestra búsqueda por descubrir qué es lo que realmente vuelve locos a los consumidores.


Hace tiempo que muchas empresas han comenzado a utilizar estas técnicas para llegar a sus consumidores e intentar predecir su comportamiento. El año pasado PepsiCo confió en el Neuromarketing para renovar el pack de sus snacks y hacerlos más atractivos para las mujeres. Entre otros resultados, la investigación concluyó que el centro de las comunicaciones de la mente de las mujeres estaba más desarrollado que el de los hombres, por lo que están más capacitadas para procesar anuncios de más complejidad y con más piezas de información. Así nació la campaña de publicidad Only in a Woman’s World, en la que se comunicaba a las mujeres todas las ventajas de sus nuevos productos, más saludables, sin conservantes, nutritivos y bajos en calorías.

Campbell Soup también ha estado indagando en técnicas de neuromarketing para identificar qué es lo más atractivo emocionalmente para el consumidor. El resultado fue un nuevo formato para sus envases de sopas y cremas:



También la industria del cine está investigando sobre las emociones humanas para aplicarlo al séptimo arte e intentan descubrir cómo reacciona el cerebro ante los estímulos que una película puede ofrecer a los espectadores. A través del fMRI se podrá verificar que componente del cerebro se activa en cada momento para saber exactamente qué parte de la película le está gustando más al espectador.

El debate está servido, pues hay quien afirma que el Neuromarketing puede acabar con el componente artístico en el cine y va a terminar por generar películas mediante recetas científicas.

Habrá que esperar para ver qué sale de esto.




http://himarketing.es/2010/03/neuromarketing-el-cerebro-decide/