jueves

«Con el humor pretendo mostrar la realidad de un modo diferente»

Se clausuraron ayer las jornadas en clave femenina Aurrez Aurre, que se han venido desarrollando estos días en la villa, coordinadas bajo los departamentos municipales de Igualdad y el departamento de Cultura. Diferentes talleres, performances, danza, una mesa redonda y conferencias han sido los principales 'ingredientes' de este ciclo de actividades en torno a la mujer para analizar su rol en la sociedad y su situación actual. También hay una exposición en Aramburu, que estará abierta hasta el 10 de abril.
Una de las ponentes invitadas ha sido la escritora catalana Isabel Franc, autora de la trilogía de Lola Van Guardia. La vena cómica que imprime a sus obras hace que sus escritos tengan un estilo ágil y fresco. La escritora combina la sátira y la ironía con una inteligencia nítida para crear un universo donde las mujeres son las principales protagonistas. Se sirve de su pluma y de ese humor inteligente para atacar los estereotipos más ráncios de una sociedad machista.
- Utiliza el humor como herramienta para la crítica...
- Sí. Considero el humor una de las mejores estrategias narrativas. Con el humor no se pretende sólo hacer o decir algo gracioso, sino mostrarlo de un modo diferente. El humor no tiene como única función hacer reír. Muchas veces está destinado a provocar la reflexión, la crítica y a introducir datos, observaciones, o ideas por un lado inesperado.
- ¿Defiende que el concepto del humor es cultura?
- Lo afirmo y lo defiendo. El humor no es igual en todo el mundo, ni para todo el mundo. Cada comunidad tiene y crea sus propios gags. Diré más, considero que si el humor es cultura tiene algo de creativo y si es creativo, entonces también es artístico.
- ¿Por qué hay tan pocas mujeres en el terreno del humor?
- Porque el humor no es femenino. A lo largo de la historia se ha visto que la mujer no ha sido educada para el humor, que de por sí es transgresor, provocador, atrevido... Estos atributos no encajan con la idea que se tiene de una mujer dulce y dócil. Sin embargo, las mujeres sí que hemos hecho humor, aunque en circulos privados y hemos resistido.
- Hubo una época, incluso, que los hombres hacían en el teatro, los papeles de mujeres...
- Todo está relacionado con la historia y el rol que les ha tocado vivir a las mujeres, que han sido invisibilizadas por el patriarcado. ¿Cuántos nombres de filósofas, historiadoras, artistas, científicas... aparecen en los libros de Historia? ¿Cuántas escritoras tuvieron que utilizar seudónimo masculino para poder publicar y para ser reconocidas? Virginia Wolf en su insuperable Una habitación propia lo explica mejor que nadie. La mujer no tuvo acceso a la cultura y su sexualidad innombrable, sólo era una máquina reproductora. Desde luego, admito que las cosas han cambiado, pero arrastramos un lastre y eso influye en la visibilidad actual.
- En su opinión, ¿seguimos las mujeres en exclusión?
- Venimos de la exclusión y me atrevo a decir que todavía seguimos en la exclusión. Un ejemplo, o detalle muy sencillo es el lenguaje sexista que todos utilizamos al hablar y no me extiendo a otros ámbitos, profesiones y circunstancias sociales que vemos a diario.
- Combate lo ''políticamente correcto'desde el humor...
- Sí, porque pienso que lo cómico es el mejor método para ayudarnos a liberar nuestros miedos. Con el humor aprendemos acerca de nuestros propios errores, de la experiencia y, también, sobre el fracaso.
- ¿Cuál es su próximo proyecto?
-'Alicia en un mundo real', una novela gráfica que trata sobre el cáncer de mama en un tono desdramatizador y que saldrá en abril.



http://www.diariovasco.com/v/20100318/tolosa-goierri/humor-pretendo-mostrar-realidad-20100318.html