domingo

Flexibilizan cumplimiento de nuevo ECA más estricto para Southern Copper y Doe Run

El Minam dispuso que la ciudades de IloLa Oroya y Arequipa mantengan un ECA de 80 microgramos de dióxido de azufre por metro cúbico en el aire más allá del 2014, cuando entrará en vigencia un estándar más exigente.

El Gobierno flexibilizó el cumplimiento de un estricto estándar de calidad ambiental (ECA) que se aplicaría desde enero próximo para las zonas donde operan las refinerías de Southern Copper y Doe Run.
El Ministerio del Ambiente dispuso que la ciudades de Ilo, La Oroya -donde operan fundiciones mineras- y Arequipa, que cuenta con un enorme parque automotor, mantengan un estándar de calidad de aire de 80 microgramos de dióxido de azufre por metro cúbico (ug/m3) más allá del 2014, cuando entrará en vigencia un ECA más exigente.
En el 2008, el Minam estableció que a partir del 1 de enero del 2009 las empresas reduzcan la emisión de dióxido de azufre (SO2) a un nivel máximo de 80 ug/m3, y a partir del 1 de enero del 2014 disminuya a 20 ug/m3.
Hoy, la Resolución Ministerial 205-2013-MINAM, establece que se apliquen dos numerales (2.2 y 2.3) del Decreto Supremo 006, dado en junio pasado, mediante el cual las empresas pueden acogerse a plazos y mecanismos de adecuación del ECA del aire hasta llegar a la meta de 20 ug/m3.
Esta precisión sería parte del “equilibrio” que el Ministerio de Energía y Minas anunció a Gestion.pe para evitar el cierre de las refinerías.
A punto de irse
Southern Copper dijo la semana pasada a sus empleados que los estrictos estándares de calidad ambiental del aire fijados por el Gobierno podrían significar la paralización de su refinería de Ilo.


Otro beneficiado con la flexibilización de la norma es el complejo metalúrgico de Doe Run, ubicado en La Oroya, una de las ciudades más contaminadas del mundo, que reinició a mediados del año pasado su proceso de refinación del circuito de zinc, luego de tres años de haber estado paralizado por millonarias deudas.
Las importantes líneas de producción de plomo y cobre de este complejo (controlado por una junta de acreedores) siguen paralizadas por no haber cumplido aún los requisitos ambientales para su funcionamiento.
Mientras que Arequipa, que sufre de contaminación producida por su actividad automotora, también fue excluida de la nueva norma de calidad ambiental del aire.
La nueva resolución ministerial también señala que para fijar las metas, plazos, cronogramas y mecanismos de reducción de concentraciones, se deberá analizar la viabilidad y disponibilidad tecnológica para prevenir y reducir las emisiones de dióxido de azufre.
Con ello, las empresas podrán presentar informes que demuestren que no existe tecnología para reducir las emisiones de dióxido de azufre. Así podrán seguir operando, según un reporte de Gestión del jueves pasado.