miércoles

Cómo no acercarse a un bloguer para que hable de tu producto/servicio

El lunes de la semana pasada abrí el buzón de correo electrónico y tenía una cantidad sorprendente de mensajes que solicitaban un poco de espacio en mi blog. Es decir, que deseaban que les hiciese un poco de promoción. Enviados tanto por instituciones y agencias de publicidad, me llamó mucho la atención el caso de la agencia de medios. Las instituciones suelen enviar notas de prensa o informaciones que consideran que pueden resultarnos interesantes a los editores de este pequeño espacio web y suelen estar muy enfocadas a nuestra temática, sin embargo no solemos “rebotar” estas informaciones, porque si se trata de un acto nos gusta estar allí y si se trata de un producto nos gusta probarlo. Pero el correo específico de una agencia de medios me llamó poderosamente la atención.

Como os cuento, el lunes recibí un correo desde una agencia publicitaria que me solicitaba información sobre cómo ponerse en contacto conmigo. Lo primero que piensas es “Ya tiene mi correo electrónico, he recibido tu mensaje y para eso tengo mi página de contacto, ¿qué más podrías necesitar?”, sin embargo me exigía mi nombre, correo electrónico y teléfono para enviarme información. Mi respuesta fue el silencio, “¿para qué quiere mi teléfono? ¿Para qué quiero tu información?” Así que, de manera automática, tiré su mensaje a la papelera confiando en no volver a saber de esa agencia. Pero la cosa no iba a quedar ahí, porque al día siguiente recibí un correo electrónico en el que se me enviaba la información que no me interesaba y que imagino que en un primer momento no tuvieron el valor de enviar. Os voy a confesar que tuve la tentación de marcar ese mensaje como spam, pero di una segunda oportunidad a la agencia publicitaria y simplemente lo tiré a la papelera. De momento, no he vuelto a saber de ellos.

He de decir que mi comportamiento fue el normal, el que en general realizamos la mayoría de los bloguers. Porque no somos medios de comunicación, somos personas, que mantenemos nuestros espacios digitales con esfuerzo y que nos incomoda mancharlos más de lo necesario con mensajes publicitarios. Las buenas prácticas de blogmarketing (petición de empresas a bloguers para que hablen de sus productos o servicios) ya han sido trazadas desde hace tiempo y me parecen razonables, pero parece claro que hay que repasarlas y de las que destaco las que para mi son las más importantes:

La noticia que quieres difundir (la excusa para escribir a un bloguer) ha de estar alineada con la temática del blog.
La viralidad que buscas se consigue cuando el mensaje se difunde desde un blog con mucha audiencia o, lo que es lo mismo, con lectores que confían en su criterio y replican la noticia.
Se puede incluir un gancho (Invitarle a actos de presentación de productos o a probar un producto en primicia, regalarle muestras del producto o algún artículo de merchandising u ofrecerle participar en un concurso o sorteo) para llamar su atención. Ten en cuenta además que la manera en que realices el envío puede deshacer cualquier técnica previa de acercamiento.
Demuestra que sabes a quién te diriges llamando al blogger por su nombre.
No ocultes tus intenciones en ningún momento. No menosprecies su inteligencia, dale el motivo por el que crees que tu noticia le interesa.
Intenta no hacerle perder el tiempo enviándole una nota de prensa. Si tu mensaje es corto y directo, tendrás más posibilidades de que lo lea.



http://www.documentalistaenredado.net/888/como-no-acercarse-a-un-bloguer-para-que-hable-de-tu-producto-servicio/