miércoles

MODA: IMAGINACIÓN, CREATIVIDAD Y EXPERIENCIAS PARA AFRONTAR LA CRISIS

La imaginación de la pasarela y el corte, ahora en las tiendas Los comerciantes españoles lo tienen claro: contra la crisis hay que llevar a cabo actuaciones de choque. Por ello, están intentando combatir la delicada situación económica y la caída del consumo con promociones y acciones atractivas para conseguir atraer al público y afianzar sus ventas.
Las fórmulas para conseguir que los clientes te conozcan y no se olviden de ti son variadas. "Algunos comerciantes han optado por la mejora de la calidad de sus productos para distinguirse del resto de establecimientos; otros han querido ofrecer una atención personalizada y, otros, han preferido buscar la diferenciación a través del escaparatismo, la publicidad o el márketing", afirma Borja Oria, presidente de Acotex, Asociación de Comercio Textil y Complementos.
Variedad de fórmulas
El presidente de la Confederación de Comercio Cocem, Hilario Alfaro, destaca el papel diferencial de la calidad made in Spain. “Éste es el momento perfecto para que se aprecie realmente el valor añadido que ofrece cada uno de los comercios. En la actualidad, los clientes son muy exigentes y para realizar sus compras no sólo se guían por el factor precio”, comenta. Y añade: “El comercio español ha de destacar por la calidad de sus productos y será esta calidad la que determine en gran medida la satisfacción global del cliente”.
Pero, al margen de las estrategias de diferenciación, las recetas más generalizadas para comerse un trozo de pastel son los descuentos, asegura Oria. “En el contexto actual es innegable que el cliente es más sensible al precio y, por tanto, los descuentos y promociones incentivan la demanda. Cada empresa ofrece algo diferente, llamativo y atractivo, como las promociones 2x1, el segundo producto a mitad de precio, artículos regalo o pases VIP y privados con descuentos especiales”, señala Oria. Este tipo de descuentos puntuales están al margen de las limitaciones legales aplicadas a los periodos de rebajas.
La receta más generalizada para atraer la atención de los consumidores son los descuentos La premisa radica en no bajar los precios más allá del coste de compra para el comercio minorista. Los expertos aconsejan reservar esta fórmula como un “recurso de urgencia” al que aferrarse cuando los costes de almacenamiento se tornan demasiado elevados o, a través de esta medida, te aseguras un aumento de las ventas de otros productos con mayores márgenes.
Pizzas a un euro
Grandes marcas de todos los sectores llevan desarrollando en los últimos meses promociones puntuales con las que invitar a nuevos clientes a conocer sus establecimientos, así como a fidelizar a los compradores habituales. Un ejemplo de ello fue la celebración del 20 aniversario que realizó Telepizza el pasado mes de abril. La compañía ofreció durante varios días pizzas individuales por un euro. La oferta tuvo muy buena acogida, y miles de personas hicieron cola a las puertas de las pizzerías los días indicados.
Ahora, la compañía está desarrollando una nueva promoción, a partir de un concurso de piropos en la red social Facebook (ver información de página siguiente).
Pero no sólo las grandes superficies han puesto en marcha ofertas de choque. Mari Carmen García, propietaria de una pequeña pescadería del barrio madrileño de Tetuán, puso por un día a la venta toda una bolsa de pescado a tres euros. “Con ello, conseguí que nuevos clientes conocieran mi establecimiento y mi género, y que las personas habituales que solían comprar mis productos se vieran gratificadas por su lealtad”, comenta.
Cadena Q también ha tomado cartas en el asunto para intentar aplacar los efectos de la crisis. El grupo ha amoldado su negocio al modelo low cost y se ha puesto como desafío vestir a una familia numerosa por 100 euros.
Para ello, invitan al público a entrar a sus tiendas de ropa para comprobar que sus necesidades de precio y calidad pueden cubrirse más fácilmente de lo que hubieran imaginado. Ángel Paredes, director comercial del grupo, apunta que “el éxito lo puedes conseguir con cercanía en el modelo de tienda, en el trato con el cliente y con una oferta de productos básicos de calidad para vestir a toda una familia a precios muy ajustados”.
El cliente en España es sensible al factor precio y valora los descuentos puntuales
Lucía Canabal, diseñadora de joyas, pensó en otra estrategia para combatir la desaceleración económica: creó la pulsera anticrisis. “La crisis ha hecho que la gente se vuelva más prudente y cauta a la hora de salir de compras o de hacer un gasto extra. Por eso, pensé en hacer algo diferente para que cualquier persona pudiera tener algo que regalar sin llegar a hacer un gran desembolso económico. Ahí surgieron las pulseras con significado: de plata y lazo satinado, cada una de ellas representa algo diferente en función de su color, como, por ejemplo, el amor o la esperanza, y así hasta diez”, explica.
Pero, sin duda, la que tuvo mayor aceptación fue la pulsera anticrisis. “Llegué a mucha gente que todavía no me conocía y, a pesar de todo, conseguí subir las ventas de otras piezas de mi colección”, sostiene.
Rebajas temáticas
Otra fórmula que los algunos empresarios han puesto en marcha es la de rebajar los precios a través de promociones temáticas. A Patricio Rodríguez-Carmona, director general de The Tie Gallery, se le ocurrió poner en marcha la promoción del Plan E: Plan Español para el Estímulo de la compra de corbatas y complementos para incentivar sus ventas. “Quisimos sacar partido a todo el debate en torno al Plan E del Gobierno, y rebajamos determinados artículos dada la actual caída brutal del consumo”, comenta Rodríguez-Carmona.
Para este año, desde The Tie Gallery tienen preparadas diversas actuaciones en esta misma línea, siempre con un carácter divertido. “Hemos bajado los precios en varias de las gamas y, el próximo mes de julio, no repercutiremos la subida de los dos puntos en el IVA a nuestros clientes”, añade Rodríguez-Carmona.
SMS: “Las rebajas ya han empezado para usted”
El propósito de Adolfo Domínguez (AD) es conseguir que sus clientes se sientan especiales. Por eso, en plena Navidad, antes de que llegara el pistoletazo de salida oficial de las rebajas, la firma textil gallega felicitó las fiestas a los socios de la tarjeta ‘Adolfo Domínguez Experience’, de una forma muy especial. ¿Cómo? Con un SMS que decía: “Felicidades, las rebajas en AD ya han empezado para usted”.
Las firmas pequeñas, con menor margen para los descuentos, optan por fórmulas más creativas El mensaje animó a acercarse a sus tiendas a muchos. Una vez allí, la sorpresa fue mayúscula, ya que no había ningún cartel ni etiqueta que hiciera referencia a un descuento. ¿Dónde estaba el truco? En la caja. En el momento de abonar la compra, los titulares de la tarjeta de fidelización de AD recibían un descuento sobre el importe de su compra. Las ventajas no terminaban allí. Además, el cliente recibía un segundo regalo, un vale de descuento para compras superiores a 100 euros, con el 11 de enero como fecha de caducidad. La oferta también la disfrutaron los clientes no socios que se apuntaron al club en el momento de la compra. Los descuentos son una de las estrategias más frecuentes que utiliza AD para atraer al consumidor.
Crecen las fiestas ‘Friends & Family’
La primera fiesta ‘Friends & Family’, que hoy celebran varias cadenas de ropa y complementos, fue ideada por la empresa española Desigual. En este caso, la firma organiza en sus tiendas una fiesta con descuentos especiales (suelen rondar el 20%), música en directo, desfiles en los que los clientes ejercen de modelos, comida y bebida. No es necesario acudir con invitación, no así en las fiestas que organiza la enseña de moda Diésel en sus tiendas más destacadas del mundo, entre las que se encuentra la que dispone en la madrileña calle de Fuencarral. Diésel reserva sus promociones más jugosas a familiares y amigos cercanos de sus empleados, y a sus clientes más asiduos.La cadena de bisutería Uno de 50 también se ha apuntado a este fenómeno, con rebajas de entre el 50% y el 80%.
Concurso de piropos en Facebook
Telepizza no descansa a la hora de poner en marcha promociones especiales para llamar la atención de sus clientes y afianzar a sus consumidores a través de Internet. Tras haber amoldado su página web para que realizar los pedidos sea lo más rápido posible, la compañía está sacando partido a la red social Facebook. La compañía ha puesto en marcha en la misma desde el pasado jueves, 21 de enero, al miércoles, 27 de enero, un concurso de piropos. Éste consiste en piropear las diferentes especialidades de pollo asado que Telepizza ofrece en sus establecimientos.
De todas las alabanzas que se recojan en la red interactiva, se escogerán las dos mejores y más originales. Los autores serán premiados, cada uno, con un menú de pollo especial a degustar cuando prefieran. Los nombres de los ganadores aparecerán el 28 de enero en el ‘muro’ de Facebook de Telepizza, aunque también recibirán un ‘e-mail’ en el que se les comunicará su condición de ganadores y los requisitos de entrega del premio.
‘Happy hour’ de globos y regalos
Desigual, la firma textil catalana, quiere dar al consumidor una experiencia de compra desde que entra en la tienda. En esta línea, otra de sus iniciativas fue llenar una tienda con globos de helio que colgaban del techo. Cada persona que entraba en la tienda, aunque no comprase nada, podía coger uno, de los que colgaban tarjetón con regalos como un USB, una prenda de ropa gratis y descuentos.
Con cada uno de los eventos, Desigual quiere que sus clientes hagan algo divertido, según Eva García, directora de Comunicación de la compañía.
El ‘try&fly’ ha sido su última propuesta. ¿En qué consistía? Cada persona que entraba en una tienda Desigual y se probaba una prenda, entraba en el sorteo de un viaje para dos personas a Berlín, donde la marca inauguraba su tienda más grande. En total, se sortearon 50 viajes con estancia de una noche.
‘Fashion Night Out’: de noche, también se puede ir de rebajas
La ‘Fashion Night Out’, celebrada el pasado 10 de septiembre en Madrid, constituye un ejemplo de cómo la colaboración entre varias empresas e instituciones puede ayudar a animar las ventas. En este caso, el evento se organizó en el barrio madrileño de Salamanca, sede española de las principales firmas de la moda.
Todas las tiendas de la zona permanecieron abiertas hasta medianoche y el suelo de la calle se cubrió con una alfombra roja por la que caminaron curiosos y compradores, pero también diseñadores, actores, cantantes y directores de cine. Los comercios, por su parte, aprovecharon para rebajar buena parte de sus productos. La ‘Fashion Night Out’ fue una iniciativa que se celebró de forma simultánea en varias ciudades importantes del mundo, unidas bajo la organización de Vogue.
Fuente. Expansión


http://ciclog.blogspot.com/2010/01/moda-imaginacion-creatividad-y.html