sábado

Sombreros para salir de deudas y ganar clientes

Esta semana el mini galán tuvo a bien avisarme que se inscribió en el show de talentos de la escuela presentando un acto de magia, lo cual me advierte que mientras él será el mago, la mamá será la de la magia para confeccionar un disfraz y preparar los aditamentos del show pues una de las reglas advierte que todo tiene que ser hecho en casa.

Trabajando en el diseño del sombrero de mago recordé el libro de Edward De Bono, Los Seis Sombreros para Pensar y lo útil que es la técnica para encontrar soluciones a los problemas tanto personales como del negocio pues la falta de dinero, ya sea a nivel personal o en la empresa frecuentemente nos “empantana” dándonos la sensación de que no hay salida o forma de resolver el problema que tenemos enfrente.

De Bono, autoridad del pensamiento creativo, sostiene que el éxito que podemos lograr depende de la forma en que pensamos, para demostrarlo creó el método de los seis sombreros para pensar, el cual sirve para tomar decisiones y explorar nuevas ideas. En Coaching esta técnica (sin sombreros) puede compararse con el cambio de observador y consiste en mirar un mismo problema desde diferentes ángulos y aunque no son exactamente iguales estoy segura que puede ser de gran ayuda.

¿Cómo funciona el método?

Cuando tenemos un problema tendemos a mezclar hechos, emociones, pensamientos optimistas y/o pesimistas, es decir, creamos una mezcla “explosiva” y eso no nos permite llegar a una solución ¿Te has ido a dormir alguna vez pensando en algo y despiertas tres horas después con la solución? Pues eso pasa porque algunos de los “canales” se duermen y otros siguen funcionando sin interferencia lo que les permite trabajar en paz. La técnica de los sombreros invita a centrarse en un solo enfoque a la vez produciendo ideas.

Sombrero blanco: Trabaja con hechos y números desechando opiniones. Es totalmente neutral. ¿Cuál es el problema? ¿A cuánto asciende la deuda/baja de ventas? ¿Cuánto se necesita?

Sombrero rojo: Recoge sentimientos y nos deja expresar emociones o intuiciones. Este sombrero es magnífico para dar rienda suelta a lo que sentimos sin tener que justificarnos ni dar explicaciones.

Sombrero negro: El color pesimista. Pide tener cuidado y precaución. Responde a ¿qué pasará? ¿Qué puede salir mal en el camino? ¿Cuáles son los riesgos?

Sombrero amarillo: Requiere un enfoque totalmente optimista. Ve las cosas desde un ángulo alegre y despreocupado sin importar que pueda no ser lógico o racional. Nos da permiso de encontrar soluciones “un poco locas” y quién sabe, quizá al final no sean tan locas.

Sombrero verde: Da soluciones creativas a los problemas anticipados por el sombrero negro. Invitar a pensar “fuera de la caja” y funciona porque cuando llegamos a este color ya tuvimos oportunidad de analizar los hechos (blanco), desahogarnos (rojo), ser pesimistas (negro) y pasar por un estado positivo (amarillo) en este momento te sorprenderá las ideas creativas que pueden surgir.

Sombrero azul: Es el conductor a través de la dinámica asegurando que las reglas y el orden se cumplan (ningún sombrero puede invadir a otro). El azul es el color de la autoridad y nos recuerda que tenemos el control de lo que sucede.

Puedes aplicar esta técnica de forma individual, como familia o equipo de trabajo. Si quieres saber más da clic aquí. ¿Tienes alguna idea creativa para elaborar trucos de magia hechos en casa?

Karla Bayly


http://www.karlabayly.com/2010/01/sombreros-para-salir-de-deudas-y-atraer-clientes/