lunes

Cómo el diseño destruye mi creatividad

Últimamente mi vida se ha transformado en una rutina infernal. Desde mayo de 2009 comenzó esta situación con el diseño que hasta la fecha no he podido zafarme de crear algo todas las semanas.

Veamos, de mayo 2009 (o digamos finales de abril cuando empezó la cuestión como algo para ayudar) hasta hoy 20/02/2010 no he podido alejarme del illustrator y/o photoshop.

Si bien el diseño siempre ha sido mi hobby nunca pensé que lo llegase a odiar como lo hago en estos momentos.

Antes miraba revistas y estaba actualizada con los blogs de finos diseñadores gráficos. Veía una técnica o algo y pensaba en cómo hacerla yo. Criticaba los terribles posters de algunas películas venezolanas y pensaba en ofrecerme encantada de la vida en ayudarlos con o sin pago. No sé si era esa disposición o si es porque el photoshop e illustrator son las herramientas que tengo actualmente para hacer cosas "creativas" que la gente me llamó.

Como no me tomaba mucho tiempo diseñar comencé a aceptar propuestas, al comienzo no eran pagadas, luego sí pero a precios totalmente por debajo de lo que un diseñador experimentado pudiese cobrar.

Así, mes tras mes, más y más cosas. Esto empezó a afectar todo poco a poco, me quedaba más horas en la computadora y lo que parecía un hobby libre se comenzó a transformar en un montón de diseños con limitaciones y "a la medida" de un "cliente". Ya no era diseñar porque quería mezclar ideas o tratar de jugar con las herramientas, se convirtió en una cuestión de "mira, súbele dos centrimetos acá, vamos a borrar esto porque ya no me gusta, ahora pongamos esto, no, debe ser algo más llamativo pero con más gris".

Es como si uno tuviese el hobby de sembrar y aplicarse a la jardinería y de pronto te obligaran a podar tus propias plantas. El diseño ha pasado de ser una actividad que estimulaba mi creatividad a una que la destruye. Me mandan a hacer posters, volantes, logos, afiches, flyes terribles! que tienen poco de mi y mucho de lo que critico.

Es como ser un sicario con conciencia de la humanidad.

Hasta he trabajado sobre lo que un diseñador dejó a medias, lo he transformado y al final, por consejos de un tercero que apareció derrepente hay que cambiar todo el arte porque lo que hizo el otro diseñador no estaba bien.

Me he desgastado físicamente, no me compararé con el estimado señor Buonarotti, lo que hago ni se asemeja, pero él deformó su cuerpo por pintar la capilla sixtina y yo estoy ya perdiendo mi muñeca con el problema del túnel carpiano, lo peor es que lo que hago no lo considero ni como obra, sólo como parte de un estéril portafolio.

Quizás suene como una persona arrogante a quien no se le puede corregir sus diseños o indicarle unos límites, pero la cuestión es que la idea de mi hobby era perfeccionar mi creatividad, poner mis propios límites y luego que otros pudiesen juzgarlos. Me revienta cuando me piden combinar colores que a mis ojos parecen desarmónicos o diagramar de la forma más convencional. Sí de ésa forma que detesto cuando me paro en el lobby del CELARG y pienso: ¿por qué todo tiene que ir centrado? ¿por qué todo tiene el mismo patrón? - la respuesta: porque nadie quiere cambiarlo, porque todos dicen 'qué arrecho el poster del festival del cine francés de tal año' pero cuando hay que hacer el de la obra miran el asqueroso patrón de siempre.

Así que todo debe acabar. Me queda sólo un flyer más que hacer, pero que estoy pensando seriamente en rechazarlo así haya dado mi palabra.

El diseño también está destruyendo la relación con mi novio, estoy siempre agotada, no tengo ánimos de hacer nada, he engordado más, me achanto en esta silla y me fusiono con ella. Justo ahora tengo la presion de seguir diseñando, he perdido dos horas en mi y no le he entregado mi salud a esta p.. máquina.
Acualización: también está destruyendo mi vida social, ya he rechazado salidas con viejos amigos, reencuentros, fiestas de cumpleaños o viajes a la playa... todo por esto.

Quiero quitarme estas cadenas ficticias y sólo prender el photoshop cuando tenga que diseñar el póster de los cortos que rodaré este año (y que por esta misma maldición no les he dedicado el tiempo necesario para terminar de escribirlos).

He aquí un video que subí más temprano, dudé si montarlo pero en el futuro quiero ver si progresé o no. Aún se está cargando, así que puede verso un poco mal.



http://elenaenvacaciones.blogspot.com/2010/02/como-el-diseno-destruye-mi-creatividad.html