sábado

El pensamiento Lemming

Ultimamente empiezo a ver todo el tinglado del dospuntocerismo, como diría yo, caduco. Me sabe todo a lo mismo, es como tomar un buen plato de fabada, durante las siguientes cuatro horas te sabe todo igual.

¿Nadie se dio cuenta de que últimamente nos limitamos a copiar pero sin copiar, a coger algo que ya existía, hacerle un lavado de cara, cambiarle el nombre y presentarlo como algo totalmente novedoso? ¿Dónde quedó la innovación? Es lo que he bautizado, perdonad el atrevimiento, como Pensamiento Lemming. Y si, estoy hablando de Google Buzz.


¿Nadie se acuerda ya de los Lemmings? Seguro que sí, y probablemente sepa de lo que hablo, puede parecer gracioso, pero las similitudes entre ese pixelado universo y la web, últimamente empiezan a hacerse bastante patentes.

A mí que no me vendan la moto, Google Buzz es Twitter, con esteroides y aprovechando muchos servicios que Google ya tiene desarrollados y bien implantados. La cuestión es ¿hacía falta? Mirémoslo por el lado de los de Mountain View, cojo una idea que sé que funciona (Microblogging), le doy la máxima ubicuidad posible (Móviles), lo integro en la que sin duda es mi aplicación web más popular (Gmail) y de paso lo apoyo en servicios que también sé que funcionan y así potencio su uso (Google Reader y Picasa) ¿verdad que es una idea estupenda?

No. No. Rotunda y mil veces no. No lo es porque no estás aportando nada nuevo, si quiero compartir algo, venga del Reader, de Picasa, de un mail de mi primo el de Pekín o de un papel que me encontré en el suelo, ya dispongo de herramientas suficientes para hacerlo, demasiadas, de hecho.

Voy a poneros otro ejemplo, coge un producto conocido y que también sabes que funciona (Kindle), ahora coge un producto tuyo popular y conocido (iPhone/iPod Touch) aprovecha algo que ya tienes implantado y desarrollado y apóyate en ello para potenciar el producto (App Store), selecciona la herramienta lupa y escoge 2x, mételo todo en la batidora, cinco minutos y que lo sirva caliente Mr Steve Jobs ¿ya os va sonando la copla no? Exacto, la del iPad.

Durante esta maravillosa primera década del siglo XXI hemos presenciado el nacimiento, y muerte, pero en menor medida, de cosas fantásticas, entre ellas los blogs, Twitter, Facebook, Gmail, los lectores de feeds, muchas de ellas perfectamente integradas en nuestra vida cotidiana y de las que a lo mejor no caemos en la cuenta de lo jóvenes qué son y lo mucho que las usamos.

La pregunta es ¿se ha acabado la gasolina de la imaginación? ¿o hemos llegado a un punto donde resulta mas rentable vivir del tirón del éxito que seguir cosechándolo? ¿Acaso se impone el Pensamiento Lemming? ¿Van unos delante abriendo e innovando y los demás detrás repitiendo?

Yo creo que no. Señores de Google, señores de Apple, señores de Facebook, emprendedores desconocidos acechando esa oportunidad tras la que se esconde el éxito, no nos limitemos, no mejoremos el presente, inventemos el presente. Las oportunidades de crear, de encontrar cosas nuevas de poner en marcha servicios útiles me atrevería a decir que en Intenet son poco menos que ilimitadas. Creemos, pensemos, innovemos, revolucionemos.



http://alt1040.com/2010/02/pensamiento-lemming