martes

Sombrero nº 50

Definitivamente.
Está claro que el consejo no es tal sin las ganas de hacerlo.
Siguiendo la sugerencia de uno de los lectores habituales de este blog, he decidido cambiar el titular CONSEJO nº 50, por SOMBRERO nº 50.
Motivo suficiente de celebración por el hecho de haber llevado durante 50 meses, alguna de las sabias reflexiones (propias y ajenas) que se han cruzado en mi camino. Esta vez, creo que es el momento de recordar las esencias del Séptimo Sombrero.
Se ha de recordar que Edward De Bono explica en su libro "Seis sombreros para pensar", nos indica que una buena forma de organizar nuestra mente, nuestros pensamientos para que cumplan las tres "E" (Eficacia, Eficiencia y Efectividad), es disfrazarse con seis sombreros de distintos colores, que nos obliguen a pensar de cierta forma.


Con el Sombrero Blanco sólo vale pensar en datos, cifras, cosas comprobables que no tienen duda ni son confusos. Por ejemplo Datos estadísticvos solventes explican que el 83 % de las mujeres que usan bicicleta son rubias. El dato es cierto pero no completo. Es completo cuando indicas que el estudio se ha realizado en Suecia. En este caso no es necesario justificarlo. Los datos son los que son.


Con el Sombrero Rojo se piensa en clave emocional. "El estómago me dice que esto no va a salir bien" es una afirmación desde las emociones. Las intuiciones o aquello que se supone, forma parte del Sombrero Rojo. No hace falta justificarlo ya que es una opinión derivada de una emoción.


Con el Sombrero Negro, debemos pensar en aquello que puede salir mal. Desde datos y experiencias contrastadas. "Una vez se hizo algo parecido y salió mal" es una reflexión de Sombrero Negro. Debe ser justificable ya que si no sería una intuición.


Puesto el Sombrero Amarillo, se debe pensar en clave optimista. Es aquello que va a salir bien porque hay experiencias previas que así lo indican. Porque hay referentes que justifican esta idea porque fue acertada en un momento previo y asi se puede comprobar. Ha de ser un pensamiento justificaso, ya que si no lo está, también forma parte del territorio de las intuiciones (Sombrero Rojo).


Con el Sombrero Verde, se ha de pensar en clave creativa. Buscar alternativas, jugar con conceptos creativos, trabajar el "brainstorming", con ideas desequilibradoras que implique recordar aquello que se ha gestionado con los cuatro sombreros anteriores. Debe ser justificable.


El Sombrero Azul, es la capacidad de decidir qua ya se dispone de suficiente información, o que se debe de hacer un alto en el camino para recopilar datos y no desviarse del fin que se persigue en aquello que es el objetivo del pensamiento, la reflexión o el informe. Forma parte de aquello que debe ser justificable y justificado.

El Séptimo Sombrero es la ACTITUD. Aquello que nos ayuda con la voluntad. Con la Actitud Mental Positica. "Si quiero, puedo".


Hay una reflexión interesante de un conocido personaje, que dice algo así como que "La vida de cada uno, no se mide por sus habilidades, sino por sus decisiones".


Os invito a llevar puesto el Séptimo Sombrero.



http://francescpuertas.blogspot.com/2010/02/sombrero-n-50.html