sábado

TemasCanariasIcod de los Vinos CanariasMercadotecnia

Las campañas de neuromarketing deben tener en cuenta los aspectos primitivos del cerebro y las respuestas a estímulos primarios, según un artículo publicado BussinessKnowHow, que plantea que hay que realizar campañas que apelen a elementos directos que estimulen las ventas...


El primer aspecto a considerar es que el cerebro primitivo es más susceptible a elementos emocionales que a operaciones lógicas, es decir que para anunciarse más vale asociar un producto a elementos no cuantificable que son más definitorios a la hora de comprar.

En este sentido, también es importante considerar que el modo piloto del cerebro se mueve básicamente buscando el placer y evitando el dolor, es decir que la gente reacciona ante el temor de la pérdida de una forma mucho más profunda de la que lo hace para sacar algún beneficio.

Esta premisa implica que los anunciantes deben enviar mensajes centrados en la alegría y en el placer para llamar a los consumidores a comprar un elemento que satisfaga el miedo al dolor.

A la hora de ejecutar las campañas también es importante saber que el anuncio debe estar estructurado en un principio y un fin, y estos deben dirigir la experiencia del consumidor hacia una impresión positiva e indeleble.

También los anunciantes deben tener en cuenta que las imágenes ya que éstas generan respuestas rápidas que son procesadas y que dirigen la conformación de los recuerdos extraídos de los textos y los determinan, al igual que se produce cuando se conoce a alguien y la "primer impresión" determina una relación.

En la tónica anterior el artículo aconseja a los anunciantes centrar sus promociones en el placer ya que esto aplaca el posible dolor que pueda provocar el precio y que en este sentido los envases reducidos, las ofertas y el marketing directo adquieren importancia.

Además estos planteamientos llaman a considerar en la publicidad los aspectos tangibles, físicos y concretos de un producto ya que éstos son percibidos de una forma más directa que cuando se apela a conceptos como la felicidad o el bienestar en términos más difusos.

Por último es importante considerar que hay variaciones culturales que afectan estos procesos y los determinan por lo que es bueno adaptar las campañas a las distintas regiones y a los aspectos lingüísticos involucrados.

Haga click aquí para leer más artículos de MarketingDirecto.com


http://espana.ejecutivo.com/7_Cconsejos_Practicos_de_Neuromarketing_Icod_de_los_Vinos_Canarias-r1257496-Icod_CN.html