domingo

¿ Cómo aprender a aprender ?

Hoy, como cualquier otro día, en el Café al que frecuento a filosofar con amigos, rescaté un resumen del ciclo del aprendizaje del individuo. Enrique, un nuevo amigo, vendedor de ideas por excelencia, me cuenta su experiencia de vida como inmigrante en Venezuela. Luchador incansable, busca permanentemente el camino que muchos buscamos, a veces haciéndolo al andar como dice una canción. Y me dice: Yo estoy en el camino de la renuncia… ¿ renuncia a qué ? Principalmente a la estupidez humana, me afirma con total seguridad y pasión. Y allí se desencadenó nuestro debate, que durará días o meses según lo presiento.

¿ Cuando aprendiste a renunciar y aprender a cambiar ? Generalmente, me dice, hay alguien que pasa en tu vida y puede ser que uno atrape la idea en ese momento, también puede ser que yo la busque después.

La pasión de Enrique por dar a través de enseñar, es indescriptible, a personas en su empresa, que aún no se dan cuenta de su enseñanza, pero aprenden. ¿ Cuál es el éxito de la enseñanza ? Creo, a mi entender, el poder de la sugestión, y más allá, el poder del convencimiento y el conocimiento de saber que el Universo y la energía involucrada nos pertenece. Es decir, la renuncia de lo particular, para aceptar el todo, para abrazar a la vida como una integridad y absorber la información.

Es plantearnos captar todo en forma multisensorial, es toda la amplitud de la mente, dejando atrás los prejuicios y esquemas de pared de ladrillos. Hay cantidad de técnicas para aprender a aprender, la primera es no conformarse con lo que digo aquí, es investigar, ahondar y buscar nuevos métodos y adaptarlos a nuestra personalidad.

¿ Cómo aprendemos ? Si el coeficiente de inteligencia no constituye el firme indicador de capacidad que puede que hayamos pensado, ¿ qué es lo que sabemos acerca de cómo aprendemos ? La determinación, la perseverancia y un entorno saludable para aprender puede que sea más importante que la capacidad innata. Sin embargo, los saltos adelante en el aprendizaje tienen lugar no cuando evitamos cometer errores, sino cuando prestamos atención a lo que nos enseñan nuestros errores.

Tenemos que dar la vuelta a ciertos supuestos mantenidos desde hace tiempo. La enseñanza ya no significa imponer la información desde fuera, sino interiorizar la experiencia de aprender. Y buen aprendizaje puede exigir un enfoque saludable respecto a lo que uno no conoce.

Quizás lo más importante de todo es que deberíamos conocer las instrucciones de “cómo hacerlo” e intentar averiguar las cosas de maneras vitales y excitantes.

Casi todo el mundo puede aprender lo mismo que todos los demás cuando se les proporcionan las condiciones favorables para aprender, advierte el eminente psicólogo educativo Benjamin Bloom. Con un equipo de investigadores de la Universidad de Chicago, Bloom dirigió un estudio de cinco años de las personalidades destacadas de América en diversas áreas: pianistas de concierto, nadadores olímpicos, escultores, jugadores de tenis, investigadores de neurología y matemáticos.

Bloom encontró que si se daba un entorno de apoyo y creativo, es la determinación del niño – no las cualidades innatas – la que predice el éxito.

¿ Dar un entorno de apoyo y creativo ? Estamos hablando del niño, y para el adulto estoy convencido que es igual, más aún debe soportarse en cualquier medio de capacitación un ambiente propicio para el aprendizaje.

En mis experiencias como facilitador internacional, precisamente de Marketing Personal y otros temas, fui experimentando diversas técnicas tomadas , primero, de una metodología sostenida y paciente de mis padres, y luego, de los instructores de la Cámara Junior Internacional, más tarde de mis propias investigaciones.

La técnica de mis padres es la de la oportunidad y de lo universal, resolver el problema aprendiendo a resolverlo, es aplicar la imaginación y la lógica a cada paso, marcado por una constante, en algunos casos por el simple orgullo del éxito y en otros por la necesidad particular. Esta acción creativa va moldeando la figura, va dando color al lienzo, uno, el ser, se convierte en creativo y en la creatividad está el aprendizaje.

En la Cámara obtuve pautas de método y procedimiento, primero a evitar la resistencia al cambio y luego repetir paulatinamente el hábito que deseaba aprender, estas dos condiciones aunadas al entorno de grupo, de análisis, de terapia, de propiciar una energía global en cada encuentro me daba la posibilidad de aprender, no sólo por escuchar, si no por ejercitar habilidades que en otros campos de la vida me hubiese sido imposible realizar. Entonces una vez más, el ambiente propicio fue y es el de la oportunidad.

Mis investigaciones ruedan desde Pragmagic de Marilyn Ferguson hasta el sistema TASS estadounidense, cada técnica utiliza la sugestión, en algunos casos explícitamente en otros sin dejar rastros de la misma.

¿ En qué radica la sugestión para los individuos que participan del aprendizaje reflejen en su mente lo que escucharon ?, es en especial el espíritu del facilitador, es su palabra y su acto, que debe estar imbuido por la magia del conocimiento, cuando entonces se produce la apertura y el intercambio o retro-alimentación entre participante y facilitador. Es en el momento aquel, en que el tema se imparte como una historia vívida y el individuo participa de ella, en que se produce el recuerdo y el recuerdo en aprendizaje.

También existe la auto sugestión en el aprendizaje, así como muchas veces nos decimos que tal o cuál tema nos es difícil, nos estamos sugestionando de que no podemos aprenderlo. Claro está, que la mente solo recibe órdenes en positivo, es decir, la pautas no debo hacer esto o aquello, no funcionan como programación para el aprendizaje. Debemos dar sólo ordenes de acción en forma positiva, haré tal cosa, lograré tal otra, enfocar el reto produciendo acción. Es bueno, recordar que sólo la acción determina la creación.

Hay métodos fáciles de emplear para aprender a aprender, como el ejercicio de los dos hemisferios y mind-maping.

- Mind-Maping ó Mapa de la Mente es una técnica avanzada de libre interrelación de ideas que estimula las conexiones, en forma de telaraña, la cual constituye la manera en que funciona nuestro cerebro, para aumentar la capacidad de intuición, imaginación, comprensión y memoria, aprovechar el pensamiento creativo y elevar la productividad, calidad y disfrute del trabajo, empleando el cerebro como una totalidad bajo el concepto del Cerebro Entero.

Esta técnica toma en cuenta, la manera en que el cerebro copia, maneja y guarda la información. Es comunicarse libremente con nuestro cerebro. La programación de la mente sirve para planear cualquier tipo de actividad y para tomar apuntes. Ayuda a trabajar en forma más creativa, a recordar mejor notas y apuntes, y a entender más lo que estudiamos.

La mayoría de nosotros hemos hecho un viaje a la aventura alguna vez, y lo más seguro es que hemos utilizado un mapa para guiarnos. En cada paso que damos en esa aventura o viaje, se producen pequeñas historias con señales muy claras. El paisaje en el atardecer, el pescado en la hoguera, la caída en la nieve, el fuego en la playa, la entrada de un pueblo, un lugar histórico, todas son señales que van marcando un camino en el mapa de nuestra mente. Si alguna vez volvemos a ese lugar, seguramente no necesitaremos el mapa de papel, si no con simplemente visualizar en nuestra mente aquellas pequeñas historias, se comenzará a dibujar el camino a seguir con sus respectivas señales. Otro ejercicio, que podemos hacer, es visualizar nuestra casa u oficina cuando no estamos en ella, y seguramente nuestra mente recordará cada habitación y escondite, nos podemos ayudar cerrando los ojos, es bueno también recordar los olores, los colores y las superficies. Es aprender con todos los sentidos.

Ahora, para utilizar esta técnica para aprender cosas que me interesan debo, emplear los dos hemisferios de mi cerebro, asociando la lógica (izquierdo) y la imaginación (derecho).

En una clase o reunión de negocios es recomendable atender ciento por ciento a las personas que hablan, pero también es recomendable, anotar los puntos claves, hacer un mapa mental.





Para esto requerimos de algunas hojas de papel en blanco y tres o cuatro marcadores de colores. El punto de partida es el tema en cuestión, anotando su título en un color; luego las ramificaciones o temas secundarios en otro color, y los detalles de éstos, en otro color. A medida que se produce esto en el papel, también se produce en la mente, marcando hitos o señales que me guiarán a futuro para recordar el desarrollo del tema.

Podemos guardar por meses estos papeles rayados con colores, círculos, o dibujos, y luego extraerlos para ejercitar la memoria. Esta técnica requiere de práctica y constancia, y brinda resultados en el aprendizaje altamente positivos.

Los elementos de apoyo a la técnica son las Palabras Claves y los Colores. Una palabra o expresión clave de memorización es un elemento que transmite una amplia gama de imágenes, que describen en lo posible lo que se desea recordar. Las palabras claves producen un sentido holístico en su cerebro.

Las palabras claves deben ser muy específicas, para que su recuerdo no se confunda con palabras similares. Por lo general son sustantivos o verbos fuertes, acompañados en algunas veces de adjetivos o adverbios claves.

Es necesario usar palabras claves y no creativas, ya que éstas tienen especial poder de evocación, pero no así la capacidad de restituir una imagen específica.

Las palabras que se recuerdan con facilidad son:

· Las que se repiten


· Las diferentes, las especiales


· Las relacionadas con personas o circunstancias


· Las que se visualizan.

Los colores ayudan a que las personas recuerden y sean más creativas. La programación de la mente, que no emplea colores no pasa de ser un ejercicio para el hemisferio izquierdo.


Los colores parecen calmar el cerebro, el que en estado de reposo, sin tensiones, produce más ideas. La técnica se vale del uso de símbolos y dibujos que incrementan más su eficacia.

El ejercicio de los dos hemisferios es divertido y lo podemos practicar con amigos o en familia. Consiste en escribir una columna de números del uno al diez, y luego, al lado una lista de cosas tangibles, como caso, perro, taza, reloj, oso, cualquier objeto. La persona voluntaria o elegida deberá crear una historia con la visión real que tiene sobre el número y la cosa. Esa pequeña historia provocará una asociación de ideas entre la lógica del conocimiento adquirido y la imaginación. Y así, como por arte de magia, se producirá el recuerdo. Tomado este proceso y ejercitándolo, podemos recordar infinidad de nombres, números, artículos y lo que queramos. Un ejemplo sencillo, es que el número dos, lo asociamos con la figura de un pato; si al lado del dos, está escrita la palabra mesa, podemos crear un historia como: “un pato de ónix tallado adorna la mesa blanca en la sala de la casa de mi madre”. Siempre que tenga una señal como el dos o la mesa, recordaré la historia y por consiguiente el número o la cosa que deseaba recordar.




Psico-Cibernética

El término es derivado de dos palabras griegas que significan mente (alma o actividad mental) y timonel, esta última actualmente con el significado de estudio de las comunicaciones y del control de los mecanismos en máquinas y criaturas vivientes.

El Dr. Maxwell Maltz, desarrollador de la psicología de la imagen propia, escribió el primer manual disponible al público en general sobre la psicología de la imagen propia. En el título, Maltz acuñó una palabra que en la actualidad es de uso popular y que significa el uso de la imagen propia para el desarrollo personal. Esa palabra es “psycho-cybernetics”(psico-cibernética).

El Dr. Maltz informa sobre miles de casos en los que él realizó cirugía plástica con notable éxito solamente para encontrarse después con que los pacientes seguían considerándose poco atractivos o terminantemente feos. En muchos casos él estimó que los pacientes no necesitaban cirugía cosmética alguna, sino simplemente un cambio en el concepto que tenían de sí mismos.


También expresa en su libro titulado “Psycho-Cybernetics,” que el sistema nervioso no puede realmente establecer la diferencia entre un experiencia real y una intensamente imaginada. Cita ejemplos de cómo las personas tienen realmente reacciones físicas a estímulos psicológicos. Por ejemplo, cuando se pidió a sujetos de prueba que pusieran la mano izquierda en una vasija de agua helada, Maltz pudo positivamente registrar una disminución de la temperatura del cuerpo de la mano. La mente es mucho más poderosa de lo que sobre ella sabemos.

Una y otra vez el Dr. Maltz atendió a sus pacientes que creían que una apariencia más atractiva cambiaría sus vidas. Estas personas pensaron que cambiando sus apariencias podrían cambiar el concepto que de sí mismas tenían. Pero en la mayoría de los casos no resultó así. Se sintieron lo mismo después de la cirugía. El concepto negativo de sí mismos no fue cambiado ni en los casos más drásticos en apariencia. A menos que el paciente trabajara para cambiar sus sentimientos sobre sí mismo antes y después de la cirugía.

La razón por la que nosotros, como seres humanos, dejamos de ver tanto de nosotros mismos, es porque solamente estamos conscientes de una parte de nosotros que llamamos la mente consciente. La mente consciente es esa parte de conocimiento que nos gobierna mientras estamos despiertos. Constituye nuestra habilidad de razonamiento, nuestra lógica, nuestro director y nuestro intérprete del mundo. Pero la mente consciente es también la fuente de nuestras propias limitaciones, porque con frecuencia impide que nuestro subconsciente actúe con todo su poder.

La mente subconsciente, por otra parte, toma el mando mientras dormimos. Aunque existimos es este estado solamente cuando dormimos, la mente subconsciente nunca duerme. Siempre está en funciones dirigiendo el trabajo de todos los órganos. Suministra las respuestas creadoras para los problemas que planteamos. El subconsciente actúa como un trabajador silente que realiza las necesarias funciones básicas de la vida, y provee una fuente de conocimiento que hasta ahora está, casi en su totalidad, sin descubrir. Tiene la habilidad de actuar bajo el mando de la mente consciente.

Los resultados de los trabajos de investigación del Dr. Maltz durante toda su vida han demostrado la interesante relación que existe entre la mente consciente y subconsciente. El ha demostrado que la mente consciente es como un programador de computadora que pasa información a una computadora; la información que pasa a la computadora está estrictamente bajo el control del programador. El tiene la decisión final sobre lo que es correcto y lo que no lo es. La computadora, por su parte, puede actuar solamente sobre la base de la información que recibe, más la información contenida en el banco de memoria.

Nuestras mentes conscientes son capaces de juzgar sobre cuestiones morales y de decidir qué curso de acción es correcto y cuáles son los incorrectos. Conscientemente determinamos lo que pensaremos sobre ciertas cuestiones. Entonces, al igual que el programador de computadora, programamos nuestras decisiones a nuestros subconscientes a través de nuestros pensamientos, acciones y palabras. Nuestras mentes subconscientes solamente pueden recibir lo que se les alimenta y actuar sobre ello. Al igual que la computadora, nuestras mentes subconscientes obedecen todas las órdenes y envían a nuestras mentes conscientes las respuestas apropiadas.

Por ejemplo, un determinado hombre decidió muy temprano en su vida que no se podía comunicar bien con los demás debido a la timidez causada por un problema en su piel. Cuando el problema de la piel desapareció con la edad, el hombre seguía sin poder comunicarse con los demás. Ningún cambio en apariencia podría ayudarlo. Ya había “programado” su subconsciente a reaccionar con timidez como si el problema de la piel existiera todavía. Desafortunadamente, no notificó a su subconsciente que el motivo de su timidez había desaparecido. Todavía reaccionaba en la misma forma que antes. Pudo superar y eliminar su problema de la piel, pero sin un cambio en su concepto de sí mismo, permaneció como si todavía lo tuviera.

Además de las diferentes capacidades del consciente y del subconsciente en cuanto a decidir sobre lo correcto y lo incorrecto, hay otra diferencia más de gran importancia. Debido a que la mente consciente puede percibir a través de la visión, el tacto, el oído, el gusto y todos los sentidos externos, puede determinar lo que es real y lo que es imaginario.

La mente subconsciente toma la información del nivel consciente como si fuera todo real. No tiene sentidos que tocan la realidad, de manera que no puede diferenciar las acciones reales de las imaginarias. Psicólogos clínicos y de experimentación han demostrado más allá de la más ligera duda que el sistema nervioso humano no puede diferenciar entre una experiencia “real” y una experiencia intensamente imaginada en forma detallada.

Algunos de los más grandes atletas del mundo practican este método de entrenamiento de sus cuerpos y mentes cuando están imposibilitados de practicar físicamente. “Programan” sesiones de prácticas imaginarias, y la mente subconsciente reacciona como si el atleta hubiera estado en el campo de deportes practicando realmente. Mentalmente imaginando golpear una pelota de golf, los profesionales de este deporte pueden positivamente mejorar su forma de golpear sin necesidad de físicamente golpear ni una sola vez la pelota. Los músicos, mediante el uso de la imaginación, pueden practicar con los mismos beneficios que si practicaran en la realidad.

Un estudio de investigación realizado por “Research Quarterly” demostró todo lo poderosa que la mente subconsciente es respecto a acciones imaginarias. Un grupo de estudiantes practicó en la realidad lanzamientos libre de baloncesto todos los días durante 20 días y se contaron sus tantos el primero y el último día. A un segundo grupo de estudiantes se le contaron los tantos el primero y el último día y no practicó en lo absoluto. Mientras tanto a un tercer grupo se le contaron los tantos el primer día y se les instruyó que dedicaran 20 minutos diarios a imaginarse que estaban lanzando la pelota al aro. Si fallaban, tendrían que imaginarse que rectificaban adecuadamente la puntería.

Al finalizar el estudio, el primer grupo que había practicado realmente 20 minutos diarios, había mejorado su puntuación en un 24 por ciento. El segundo grupo, que no practicó en lo absoluto, no mostró ninguna mejoría. Y el tercer grupo, que solamente practicó mentalmente, mejoró su puntuación en el 23 por ciento.

El beneficio que esto representa para usted, es que usted puede utilizar su subconsciente para mejorar sus actividades conscientes. Mediante el “verse” mentalmente a sí mismo haciendo lo que uno desea poder hacer, uno instala un cuadro en la mente subconsciente, que esta recibe como si fuera real y verdadero. El subconsciente comienza a actuar como si ese cuadro fuera real, como si ya uno hubiera logrado ese objetivo. Las habilidades necesarias para hacer lo que uno desea, vendrán más fácil y rápidamente porque el más importante trabajo de base ha sido realizado.

Millones de personas en todo el mundo se convierten en seres humanos adultos creyendo firmemente que NO PUEDEN. Sus NO PUEDEN internos los derrotan siempre antes de ni siquiera iniciar sus esfuerzos. El trabajo de base, sus mentes subconscientes, realmente les impiden tener éxito por todas las programaciones negativas que se han hecho a sí mismas durante todo el curso de sus vidas. La verdadera habilidad que se requiere para convertirse en un ser humano a plenitud de funcionamiento es comenzar el trabajo de base en nuestras mentes. El secreto para vivir una vida con la mayor plenitud posible es convertirse en un SI PUEDO y no permitir que nos derrotemos a nosotros mismos “programándonos” pensamientos negativos.

Si todo esto parece familiar, si ha oído esto cientos de veces, si ha visto libro tras libro sobre el pensamiento positivo. ello es porque este es el más bello regalo que puede tener el ser humano en su vida. El don de crear pensamientos positivos y hacer que se conviertan en realidad es uno de los más profundos poderes potenciales que tenemos en este mundo. Está muy lejos de ser difícil. Está ya en su mente esperando por su dirección en forma positiva.

¿ Cómo aumentar la inteligencia ?





Un departamento único de alto nivel funcionó en Venezuela durante cinco años: el Ministerio para el Desarrollo de la Inteligencia. Su objetivo fue el desarrollo de una inteligencia y creatividad mayor de los venezolanos mediante el sistema educativo y los medios de comunicación.

En 1983, Luis Machado, ministro de ese departamento, declaró a Leading Edge Bulletin que su principal responsabilidad de gobierno era lograr la paz mundial mediante el aumento del índice global de inteligencia. “La educación es una herramienta para la paz y la libertad. El desarrollo de los seres humanos puede sacar del subdesarrollo a sus naciones”.

Con el apoyo de programas de vídeo, voluntarios ayudaron a madres venezolanas analfabetas a que aprendiesen a estimular los cerebros de sus niños mediante ejercicios de movilidad sensorial. Utilizaron el sonido, el olor, el tacto y las ayudas visuales con sus hijos desde el nacimiento hasta los seis años.

Las madres también aprendieron cómo sentir las necesidades de sus bebés y cómo interpretar sus gritos, a hacer juguetes con los enseres familiares, y a implicar a toda la familia en el desarrollo del niño.

Dee Dickinson, directora de New Horizons for Learning en Seattle, visitó el hospital de maternidad mayor en Venezuela. Declaró a Leading Edge que la parte más vital del proceso de aprendizaje implica inculcar en la madre, orgullo y confianza en el potencial de su hijo y el conocimiento para crear a su alrededor un entorno positivo y estimulante.

Los estudios de investigación indicaron que estos niños eran bastante diferentes de sus hermanos y llegaban a la escuela con capacidades muy distintas e interés en aprender. “Según los administradores y los profesores implicados en el programa -dijo Dickinson-, estos niños estaban excepcionalmente alerta, eran curiosos y tenían deseos de aprender.

En 1979, Edward DeBono, conocido profesor del pensamiento, entrenó a 30 profesores venezolanos a instruir a los estudiantes respecto a cómo analizar toda clase de situaciones, buscando una variedad de soluciones e intercambiando opiniones en público. Estos profesores entrenaron a otros, y en 1983, 42.000 profesores estaban preparados para instruir a 1,2 millones de niños con edades comprendidas entre 9 y 14 años. Hacia 1985, 120.000 profesores habían sido ya entrenados en seminarios para enseñar habilidades cognitivas específicas.

Basándose en el trabajo del artista francés Jacob Agram, los niños venezolanos de preescolar comenzaron con tres años de edad a identificar un “alfabeto visual” compuesto por formas geométricas, líneas y colores primarios, que servían de fundamento para aprender a leer.

Este sistema, dijo Dickinson, también ejercita la agudeza visual, la coordinación visual, los procesos de pensamiento y la expresión creativa. Estos programas venezolanos comprendían desde juegos de ajedrez para los niños entre siete y nueve años, a fin de enseñarles estrategias de solución de problemas, a programas de perfeccionamiento para niños y clases de adultos, que incluían a personal militar y a empleados del Estado.

Aunque los cambios políticos redujeron muchos de los programas para escolares o extraescolares, aquellos que forman parte del sistema educativo siguieron funcionando. La iniciativa Venezolana nos recuerda que todos podemos aumentar nuestras capacidades individuales de aprender.

En cualquier circunstancia, “ la estupidez” es una enfermedad “curable”. No es una situación que haya de soportarse con resignación; es un problema social que puede ser combatido… El genio es poco frecuente porque los medios para convertirse en uno no están a disposición de todo el mundo. Al “genio” no debería considerársele como el ser dotado de facultades extraordinarias. Un genio no es un superhombre, sino un hombre o una mujer normales.


El resto de nosotros somos infranormales. Estamos llamados a alcanzar el nivel de genio. Y, en el futuro, a sobrepasarlo. La excepción de hoy será la regla de mañana. La inteligencia es lo único natural. La estupidez requiere una explicación.





Luis Machado en The Right to Be Intelligent, publicado en español en 1978 y en inglés en 1980 (Pergamon Press)





La mente subconsciente

Todas las habilidades son controladas por la mente subconsciente. Todo lo que se hace con habilidad no requiere dirección o acción consciente. Por ejemplo, cuando usted aprendió a escribir, necesitó una gran cantidad de dirección consciente para guiar el lápiz. Sin embargo, después de practicar durante un tiempo, el subconsciente tomó el control, y ahora usted escribe su nombre, toma notas y maneja el proceso de la escritura sin absolutamente ninguna dirección consciente.

Ensaye este pequeño ejercicio: Una sus manos entrelazándolas rápidamente. Mire a sus manos y note cuál es el pulgar que está arriba. Recuerde si es el pulgar derecho o el izquierdo. Separe sus manos. Vuelva a unirlas rápidamente, poniendo al otro pulgar arriba. Esta vez no funcionó con tanta facilidad. Por qué? Porque usted está programado para que un determinado pulgar quede arriba. Lo mismo es cierto al cruzar los brazos. Note cuál de los dos brazos queda arriba. Entonces trate de cruzarlos poniendo el otro brazo encima. Torpe, verdad?

Las nuevas habilidades requieren práctica

¿ La lección ? Siempre que estamos aprendiendo alguna nueva habilidad, experimentamos torpeza y dificultad al principio. Las acciones son obligadas y muy conscientes. Se necesita un período de práctica para transferir las acciones de la dirección consciente a la mente subconsciente.

Naturalmente, tenemos muchos hábitos que no son enteramente deseables. Pero esos hábitos están también programados. Y ocurren todo el tiempo sin que nuestra dirección consciente tome parte. Considere al hombre que se muerde las uñas, o a la mujer que está siempre tocando sus pulseras o alisándose el cabello. Hacen estas cosas sin tener que pensar en la mecánica de estos actos.

No es fácil romper un hábito, pero siempre podemos introducir una nueva acción y comenzar a crear un nuevo hábito que eliminará del cuadro al hábito viejo. Esto es lo que el liderazgo demanda; la creación de nuevas pautas de hábitos y la programación de nuestro pensamiento hacia objetivos y resultados más positivos.


La herramienta para la programación es la mente subconsciente. Siempre se mueve por una sugerencia positiva. Responderá a la dirección de la mente consciente sin entrar a considerar si la sugerencia de la mente consciente es buena o mala. El subconsciente simplemente acepta.

Si usted dice, “estoy furioso” o, “tengo miedo”, la mente subconsciente aceptará el dictado de la mente consciente y creará las características del temor o del enfado en el organismo.

Es importante comprender que expresiones tales como, “no tengo miedo” o “no estoy enfadado”, no tienen impacto en el subconsciente. El subconsciente no comprende la palabra “no”. Por consiguiente, la indicación o sugerencia debe ser positiva. “Soy calmado”. . . “soy valiente”. Esto no es solamente una cuestión de “pensamiento optimista”. Es cuestión de poner en acción a un programador de poder tremendo que puede responder y producir resultados.

Piense en todas las historias que ha escuchado sobre personas que realizan cosas que jamás soñaron que pudieran ser posibles, cuando no tuvieron la oportunidad de considerar que tales acciones eran imposibles. Esto nos indica, mucho más allá de lo que actualmente reconocemos, que tenemos dentro de nosotros poder para lograr cosas.

Traducido a las funciones del liderazgo, esto significa que el líder debe adquirir la habilidad de visualizar el éxito, de ser capaz de ver con los ojos de la mente los pasos necesarios para resolver un problema, y de visualizar el proceso más adecuado para producir los mejores resultados para la consecución del objetivo que se desea. Pregunte a ejecutivos y líderes de éxito cómo lograron alcanzar la posición que disfrutan. En alguna parte de la descripción que ofrezcan habrá algo como. . . “me formé una imagen de lo que deseaba. . . y trabajé para alcanzarla”.

Lo anterior puede ser dicho con palabras muy diferentes, pero siempre habrá una indicación clara de que el éxito está basado en una imagen de cómo debe lucir el éxito, de manera que se persigue esa imagen en el proceso para alcanzarla y convertirla en realidad.


Considere su peor problema

Considere la aplicación de esta técnica: piense por un momento en el problema más difícil que estima que tendrá que enfrentar en una o dos semanas. Hágase un cuadro de cómo parece estar en el momento actual. Puede que sea un desorden completo; puede que sea desagradable pensar sobre las dificultades que presenta. No obstante, piense sobre el problema.

Ahora, comience a visualizar qué clase de pasos pudieran ser los más productivos para colocar el problema o situación en una postura más aceptable. Piense en estos pasos como un escenario que lo conducirá hacia una determinada conclusión favorable.

Desarme el proceso en sus partes, entonces ármelo de nuevo, siempre conduciendo hacia lo que desearía ver como conclusión final.

Seguidamente, trate de verse a sí mismo enfrascado de lleno en la ejecución de estos pasos. Más importante, ¿puede visualizar cómo lucirá, sentirá y pensará cuando esté totalmente sobre el problema y haya logrado su imagen propia de éxito?

Eso es lo que se quiere expresar por imagen propia. No es un pensamiento ajustado a sus deseos. Es una habilidad difícil y compleja, pero alcanzable, para programar la computadora humana hacia el logro de determinado objetivo.


Control de la tensión nerviosa

La tensión nerviosa es un sensación de pérdida de control sobre aspectos importantes con uno o más de los resultados siguientes: fatiga, insomnio, malestar estomacal, depresión, intranquilidad, desaliento y, en casos extremos, muerte.

Mientras más competente, capacitada y dedicada sea una persona, mayores serán las posibilidades de que en algún momento sufra de tensión nerviosa.

Una cualquiera entre muchas, puede ser la causa: la muerte del cónyuge, discusiones amargas, el que el proveedor de la familia tenga que mudarse para conseguir trabajo, un robo, problemas con los hijos, el fracaso de una cosecha, la muerte de un animal querido, un divorcio, hambre, una condena de cárcel, tener que vivir con otra familia, la pérdida de un empleo, el retiro, problemas sexuales.

Con frecuencia la causa es un problema doméstico. Esto es debido a que la familia y el hogar no han sido valorados adecuadamente.

Los celos están asociados con en sentimiento de poca estimación propia, que puede ser ocasionado por la necesidad de atención, por envidia, mal humor o tristeza, lo que a su vez puede provocar tensión nerviosa.

En el trabajo hay cuatro factores que crean tensión nerviosa.

. Interpersonal, que debiera ser de respaldo pero que puede ser conflictivo.

. El trabajo, por evaluación desalentadora o falta de autonomía.

. Físico, por la temperatura del aire, las corrientes y los niveles de vibración.

. La función, en que los supervisores esperan determinado comportamiento por


parte de sus subordinados.

Tratar de eliminar la tensión mediante el uso de drogas es un grave error.

El mejoramiento de la nutrición es, probablemente, el factor individual más importante para controlar la tensión.

La familia deberá de promover un tipo de comportamiento destinado a fortalecer su organización y funcionamiento, lo que desviará, reducirá y posiblemente eliminará la causa de la tensión.

La irritabilidad y la tensión premestrual (la última consistente en un estado de hostilidad reprimida ocasionada por influencias en distintas direcciones) no debiera ser aceptada. Con frecuencia se mejora con vitamina B6, restricción de la sal y el uso de diuréticos, pero esto deberá ser regido únicamente por un médico.

Cada persona deberá encontrar su propio nivel de tensión.

Las perspectivas de la comunidad y de la organización son de gran importancia para hacer frente a la tensión. Participar en actividades de grupo es también muy conveniente y de gran ayuda.

Las preocupaciones y las ansiedades no deberían ser “embotelladas.” Uno deberá mantenerse firme cuando sabe que está en lo correcto, pero esto deberá hacerse manteniendo la calma en todo momento.

Los superiores deberán ser aceptados como una habilidad de administración deseable, porque la tensión es con frecuencia específica de una situación determinada y la persona más adecuada para ayudar es la que está en control de la situación.

Las ansiedades disminuyen si existe un conveniente “botón de parada”. Los ferrocarriles tienen mangos de emergencia que raramente utilizan. Si hay un regulador de aire acondicionado en la pared, se tolera mucho más ruido que si el aire acondicionado está controlado desde una unidad central. Muchas personas temen volar, porque no pueden hacer nada respecto a cualquier cosa que suceda. Por consiguiente, si las personas saben a quién puede dirigirse para dar salida a sus ansiedades, experimentarán mucha menos tensión.

El relajamiento eficaz ayudará a aliviar la tensión.

Dentro de las dos horas posteriores a una comida, siéntese cómodo y tranquilamente, cierre sus ojos, relaje sus músculos comenzando por los pies y ascendiendo lentamente hasta la cara, respire aspirando por la nariz y expeliendo por la boca, y cuente silenciosamente “uno ” por cada vez que aspire y por cada vez que expele. Continúe por unos 15 minutos, abriendo los ojos para comprobar el tiempo, pero sin usar una alarma. Manténgase cómodamente sentado durante varios minutos después que haya terminado su período de respiración en la forma indicada.

Si todo está bien, la situación puede ser calificada como tranquila.

Si hay problemas, entonces hay angustia, aflicción. desolación. Mucha de la intranquilidad en el campo industrial es debido a situaciones de angustia desatendidas. Eso es, mala administración. La redundancia no es la solución. La administración deberá diagnosticar y entonces curar. Un equipo de profesionales para cada industria deberá investigar, analizar y entonces recomendar las medidas para resolver la situación.


Madurez


Las personas maduras son creativas en el sentido de que enfocan los asuntos desde un punto de vista novedoso en lugar de asumir que todas las cosas permanecen igual.

Son parcos en hacer juicios, evitan el saltar a conclusiones, y aceptan los puntos de vista de otras personas sin molestarse aún cuando no estén de acuerdo con los mismos.

La Wilson Learning Corporation (Eden Prairie, Minn.) expresó con claridad la condición en la siguiente forma:

Una persona madura y creativa es alguien que es:

“Flexible, le gusta discutir sobre ideas y está dispuesto a cambiar de opinión. Siempre está a la expectativa de nuevas soluciones.

“De mente abierta, consciente de lo que está sucediendo y con deseos de aprender de otros. Nunca está a la defensiva.

“Sensitiva, se identifica con otras personas y se esfuerza por comprender sus sentimientos y maneras de pensar, y se preocupa por los problemas sociales que necesitan solución.

“Realista, comprende y está consciente de las situaciones complejas, pero no se deja abrumar por ellas. Rechaza la simplificación excesiva.

“Expresiva. Tiene una agradable actitud infantil que es espontánea. Capaz de hablar sin reservas y de expresar sus verdaderos sentimientos.

“Curiosa. Tiende a formular preguntas y a poner a prueba las maneras tradicionales de hacer las cosas.

“Conforme consigo misma. No solamente tiene confianza en sí misma, y está satisfecha con lo que es, sino que constantemente se esfuerza por mejorar todo lo más que pueda.

La persona madura juzga a los demás con menos frecuencia. Esta aceptación madura de que los demás son diferentes evita úlceras e indigestiones. La vida se hace más fácil y agradable.



http://blog.guatemalahosting.net/3682/marketing-personal-capitulo-ii