viernes

Creatividad

En primer lugar quisiera establecer un pensamiento ideológico. Considero que la posibilidad de desarrollar la creatividad tiene que alcanzar a todos. Cuando hablo de creatividad para todos me remito a crear espacios para que todos podamos desarrollar nuestra creatividad.
En la escuela, en los centros de salud, en los clubes, en las organizaciones sociales, en la casa. Con todas las edades, con distintos extractos sociales, en zonas urbanas y rurales.
Como un derecho para mejorar nuestra calidad de vida.
Creatividad oponiéndose al modelo establecido. O sea movilidad, transformación y posibilidad en contraposición a pasividad, estancamiento y cada vez menos posibilidades.
La creatividad como una forma de posesionarse en el mundo, de relacionarnos con la realidad, de proyectar y pensar ideas desde lo individual hacia lo colectivo y viceversa.
La creatividad como el espacio interno para construir lo propio. Para dejar de ser masa homogénea y compacta y ser individuos con pensamiento propio capaz de transformar lo cotidiano.
“Para aproximarnos a un enfoque que desarrolle el potencial de la creatividad humana, creemos apropiada una antropología que reconozca al hombre como constructor de su entorno; no tanto como producto de su cultura, sino como productor cultural” (1)
Distintas situaciones del orden histórico y social han producido un ser alejado de los espacios de creatividad dándole prioridad al consumismo vacío de significados; se es por lo que se tiene. No se valora los procesos, los momentos para investigar, reflexionar y pensar. “Dar lugar a lo expresivo implica abrirles las puertas a caminos bloqueados por actitudes sociales represivas, tabúes y ejercicios de poder que presionan para que las manifestaciones sean de la índole que fueran permanezcan hundidas” (2)
Es hora de que le abramos las puertas a la creatividad. “ Que no se abra esa puerta significa privarnos de la emoción de lo inédito, que nos motoriza a continuar concibiendo ideas, para reordenar lo que fue ordenado desde otro punto de vista, en un nuevo enfoque.”(3)




Que es la creatividad

Por mucho tiempo se creyó que las personas creativas tenían un don, que nacían con él porque les había tocado o lo habían heredado. Lo cierto es que todos tenemos esa capacidad, me atrevería a decir que si no la tenemos no podemos sobrevivir, porque siempre aparece la necesidad de explorar, investigar, buscar, transformar, modificar, de dar luz a lo nuevo. Es una condición inherente al ser humano. Nacemos creativos y en los primeros años de vida desarrollamos a pleno nuestra capacidad en el juego y en las expresiones espontáneas. Pero a medida que crecemos parecería que esta actividad creadora decrece debido a exigencias que nos pauta la sociedad.
Podríamos definir a la creatividad como la capacidad de ordenar lo viejo y generar ideas nuevas, de encontrar soluciones distintas a diferentes problemas. Una forma propia de unir aquello que se nos presenta como diverso. Creatividad como “una forma de pensamiento alternativo que intenta salirse de los viejos esquemas, de las respuestas ya dadas, de los caminos conocidos para inventar soluciones inéditas y buscar relaciones novedosas”(4)
La creatividad busca trabajar sobre la fluidez, la flexibilidad y la espontaneidad.
La fluidez para facilitar los caminos y los recursos más adecuados, la flexibilidad para tener mayor disponibilidad y apertura para adaptarse y espontaneidad para producir ideas rápidas y llevarlas rápidamente a la acción.
Esto es aplicable en el hacer diario como en las prácticas especificas como la artística, la científica, la empresarial, la política, la educación, etc.
No es prioridad del artista; el arte es un excelente instrumento para desarrollarla. Inclusive podríamos decir que hay artistas que no son creativos porque reproducen en sus obras las exigencias del mercado o se atan a las nuevas tendencias sin escuchar sus llamados internos. No hay que confundir, un trabajo técnicamente perfecto no necesariamente es creativo.
Al ejercitar la creatividad se logra un estado creativo que permite mayor percepción de la realidad, mejor apertura hacia fuera y hacia nuestro interior conectándonos con aspectos sensibles y con fuerzas no reconocidas.
La creatividad no se enseña, se estimula para que cada uno pueda desarrollar su propio potencial. Pero así como puede estimularse también puede inhibirse.
El contexto en el que vivimos tiende mas a obstaculizar los caminos hacia la creatividad que a facilitarlos. Los espacios donde las personas se desarrollan están mas signados por un tipo de pensamiento rígido, que tiende a estructurar, que repite modelos y estereotipos. Cuando hablamos de estereotipo nos referimos a “una imagen simplificada, superficial de alguna cosa o persona” El termino se toma de la imprenta, es una técnica de copia de un modelo original. Llevada a nuestra práctica podríamos decir que no es una construcción genuina sino que copia modelos ya prefijados y establecidos sin producción propia.
No se estimula la construcción de un pensamiento divergente y de una actitud activa y transformadora. Cuando hablamos de pensamiento divergente hablamos de “una forma de pensamiento en el cual no existe respuesta correcta y en el que se acepta cualquier número de soluciones posibles para los problemas planteados o una cantidad indefinida de salidas o resultados”(5)
“ El ejercicio de la creatividad sólo requiere activar condiciones potenciales con las que cuenta cualquier cerebro humano. Para que esto sea posible, el factor más relevante parece ser un entorno favorable.” (6) Crear entornos favorables sería el objetivo de una sociedad que este dispuesta al cambio, a romper los mandatos culturales y sociales.
La creatividad implica un riesgo, el riesgo de ir más allá de los límites establecidos. “Crear consiste en generar hechos que se salen de la norma, salirse de la historia, superar su propio tiempo” (7)Salirse de lo establecido requiere de nosotros otra forma de vincularnos con la realidad. Cruzar el límite muchas veces es doloroso; pero a la larga es mayor el beneficio. ”Una vida creativa es riesgosa. Seguir el propio curso no trazado por los padres o por las instituciones, implica el delicado equilibrio de tradición y libertad, de ser fiel a uno mismo y permanecer abierto al cambio”. (8) No todo el mundo esta dispuesto a correr este riesgo. Ser creativo da miedo, miedo a lo desconocido, a desbordarse, a desestructurarse, a sacar aspectos ocultos que por desconocidos se vuelvan siniestros. La idea es transitar por el caos para organizar otro orden, de desestructurar para estructurar de otra forma, de dar movilidad a aquello que estaba estancado, a construirnos.
La creatividad aparece como un acto de rebeldía frente a lo establecido y frente a la angustia de la muerte; deseo de trascender, de dejar nuestra marca, algo de lo propio, de lo distintivo de cada uno. “Vive en el hombre la creatividad como una necesidad, ligada tal vez al deseo de sobrevivir. Una manera de vencer el tiempo, de sobrellevar la angustia de la muerte” (9)
La posibilidad de otras opciones esta en la creatividad o “ la creatividad es una de las formas de generar posibilidades”(10)



Desarrollo de la capacidad creadora:

La mejor forma para que podamos desarrollar nuestra creatividad es entrenarnos, así como el deportista hace prácticas para mejorar la técnica y para tener un mejor rendimiento corporal; nosotros tenemos que ejercitarnos. Cuando hablamos del entrenamiento en técnicas creativas lo que deseamos lograr es un estado creativo, esto sería desbloquearnos para tener una actitud más abierta a las percepciones, esto nos permite observar la realidad de otra forma y por ende tener mayor capacidad para transformarla según nuestras necesidades. En el estado creativo el hombre produce lo mejor de sí
Hay numerosas técnicas para este entrenamiento. La técnica con la que trabajo es la lúdica expresiva. Se utilizan técnicas como la plástica, la escritura, la música y el teatro integradas entre sí. La idea no es formar artistas sino que nos valemos de estos recursos como herramientas para el desarrollo del potencial creativo y lograr una actitud creativa que nos ayude a encontrar soluciones a los diferentes problemas que se nos presentan cotidianamente.
“Toda metodología creativa intenta evitar la manera habitual de resolver los problemas buscando alternativas novedosas.”(11)

Proceso creativo:

El proceso creativo no es lineal ni progresivo. Vuelve sobre lo ya logrado, lo rehace y cambia. No se puede hablar de un trayecto determinado. No se puede entender, describir y controlar de antemano. Es necesario sumergirse en él mediante la práctica.
No existe un proceso creador sino que cada individuo hace su propio proceso.
Podemos hacer una división del proceso creativo en cuatro niveles.
El primero es el de preparación: es el momento donde se juntan datos conscientes, las imágenes que potencialmente podrían ser utilizadas son archivadas.
El segundo momento es el de incubación: en esta etapa se suele librar el manejo consciente del problema; puede descansar, relajarse o llevar su atención hacía otro lugar. Este momento consiste en confiar en las fuentes inconscientes de la creatividad. La mayoría de los investigadores sostienen que esta es la etapa más crítica de la creatividad porque involucra un estado de conciencia no común; en esta etapa pueden aparecer destellos de la respuesta buscada o del problema que hemos encarado.
El tercer momento es el de iluminación: es cuando aparece la solución del problema o la inspiración de una forma no esperada, es como si uno recibiera algo que le llega desde adentro. Es el momento del descubrimiento donde se liberan las imágenes, se asocian y se combinan en el mundo inconsciente.
El cuarto y último nivel es el de verificación o revisión es cuando las imágenes o ideas toman forma o estructura. Estamos frente al producto creativo.

Postulados en creatividad:

• Juicio de valorización diferida: consiste en desplazar los juicios de valor para cuando la tarea haya finalizado. La evaluación tanto positiva como negativa en pleno proceso creativo obstaculiza, desconcentra o inclusive detiene dicho proceso limitando el despliegue de todas las posibilidades.
• Principio de distanciamiento: remite a la necesidad de permitirnos aguardar la solución al problema en el que estamos trabajando. Habiendo dado los pasos necesarios para su resolución poder tolerar el desconocimiento, la ambigüedad previa al esclarecimiento y no adoptar prematuramente una respuesta para sentirnos más tranquilos. Si toleramos la ambigüedad la respuesta llegará sin buscarla.

Bloqueos: trabas en el desarrollo de la creatividad.

• Bloqueo emocional: es el miedo hacer el ridículo, miedo a equivocarnos, a sentir que no estamos haciendo bien las cosas. Todo esto es fruto de la autocrítica.
• Bloqueo perceptivo: la percepción es un proceso psicológico que le da sentido a lo que uno ve, oye, huele, siente. Tiene que ver con la recepción, organización e interpretación de los estímulos . Al bloquearnos perceptivamente no nos damos cuenta de cosas que forman parte del mundo. Pasamos de largo sin detenernos a observar, analizar y establecer nuestros conceptos de la realidad.
• Bloqueo cultural: normas sociales que nos hacen ver y pensar de una determinada forma. En general son pensamientos rígidos que provienen de una postura ideológica, una creencia religiosa o los mandatos familiares y sociales que ofician como obstaculizadores. También suele operar en contra de nuestra creatividad una óptica determinada por una profesión o posición social.
El trabajo sobre los bloqueos es esencial para encarar un proceso creativo. Hay una premisa que enuncia que en todo individuo hay un potencial que es necesario ser liberado, esto se logra atravesando los obstáculos que se nos presentan.

El límite en la creatividad

Un tema a tener en cuenta es que el límite ayuda a la creatividad, porque contiene, permite una mejor organización de las ideas; la limitación de la consigna obliga a bucear otros recursos, ubica al creador ante un problema con pocos indicios para la búsqueda por lo tanto requiere que esta sea más intensa y el resultado más rico. Pensemos simplemente en el caos que nos produce tener que hacer un dibujo o escritura libre. Necesitamos una premisa que limite para sentirnos seguros, bien plantados para despegar el vuelo. Los límites dan intensidad, permiten profundizar y enriquecer nuestra creación.
No tenemos que confundir creatividad con libre expresión; esta última tiene como objetivo la simple catarsis que sirve para el momento mientras que la creatividad es una construcción permanente que retroalimenta al individuo.

Pensamiento divergente:

El pensamiento llamado divergente es una forma de pensamiento alternativo que intenta salirse de los viejos esquemas, busca salidas inéditas a problemas viejos. Apunta a varias direcciones a la vez, es abierto y plural, no se ata a los procedimientos obvios. Es un pensamiento que se abre a la multiplicidad.
Podemos establecer la diferencia entre el pensamiento convergente y el divergente. Mientras el primero busca respuestas determinadas y convencionales y encuentra una única solución posible; la divergente se mueve en varias direcciones en busca de la mejor solución para resolver los problemas. El pensamiento divergente es factible de entrenar; es el tipo de pensamiento que facilita la creatividad.

Pensamiento lateral:

Es el pensamiento que busca nuevas alternativas, intenta investigar en otras partes. No selecciona caminos, sino que trata de seguir todos los caminos y bifurcaciones procurando ver todas las posibilidades que se presentan.
El pensamiento vertical, en cambio, selecciona un camino buscando una única solución posible.
Para entender más la diferencia entre estos dos tipos de pensamientos, el lateral y el vertical, tomare un ejemplo que Edward de Bono ilustra en su libro “El pensamiento lateral”.
Planteamos el problema: tenemos que cavar un pozo para encontrar agua. Mientras que el pensamiento vertical cava el pozo en el lugar que cree adecuado y profundiza solo en ese lugar aunque no encuentre agua, sin cuestionarse; el pensamiento lateral se corre a un costado y prueba cavar en otras partes. Este tipo de pensamiento está orientado a la acción, avanza desde la posibilidad hacía el diseño directo de la acción.
En el pensamiento lateral hay un campo sólido para el desarrollo de la creatividad. Consiste en generar posibilidades sin juzgar. La creatividad es una forma de generar posibilidades.




Gabriela Winnicki
Profesora de teatro
Psicodramatista
Facilitadora en creatividad
gabrielawinnicki@hotmail.com


Bibliografía:

(1)Ricardo Lema Álvarez. Juego y construcción de sentido. Del libro: Juego y creatividad en la escuela. Educando ediciones, 2005.
(2)Elina Matoso. El cuerpo, territorio escénico. Paidós, 1992.
(3)María del Carmen Mosquera, Otras maneras de abrir una puerta. Del libro: hacía la creatividad. Lugar Editorial. 1991.
(4)Claudio Mangifesta. El juego como acto creador. Revista Kine No 4.
(5)Víktor Lowenfeld. Desarrollo de la capacidad creadora. Kapeluz 1980.
(6)Ana María Lamazares Hacia una racionalidad creativa y autocrítica. Revista Arte y Educación. 1995.
(7)Raul Serrano. Nuevas tesis sobre Stanislavski. Atuel, 2004.
(8)Stephen Nachmanovitch. Free Play, la improvisación en la vida y en el arte. Paidos 2004.
(9)Fidel Moccio. Hacía la creatividad. Lugar editorial. 1991.
(10)Edward de Bono. El pensamiento paralelo, Manual de creatividad. Paidós 2007.
(11)Fidel Moccio, ídem punto 9.


http://creatividadyespaciotalleres.blogspot.com/2010/03/creatividad.html