miércoles

El Principito Reloaded


Librerías Ganshi y Ogilvy México revolucionaron la lectura como la conocíamos. No, no sacaron al mercado otro producto a competir con la estrella de Aplle, el nuevo iPad, sino que se valieron de la tecnología existente para adentrar al target en el placer de un buen “libro”. Estamos hablando de la última campaña de marketing online que implementó la agencia creativa en colaboración con Twitter, trayendo al libro El Principito al siglo XXI.

A través de un uso creativo de las herramientas de la red social de microbloggin se logro volcar de manera eficaz un escrito de 67 años de antigüedad. La estrategia consistió en hacerlos dialogar a los personajes de la historia por medio de re-tweets, cada uno desde su propia cuenta. Para aquellos a quienes les resultaba dificultoso seguir la línea argumental, se creó un sitio donde se pueden ver todos los capítulos escritos hasta el momento, y, aparte de los perfiles Twitter, cada personaje posee un espacio en Formspring

En una entrevista para el portal AdLatina, José Montalvo, director de servicios creativos de Ogilvy México comentó acerca de la novedosa experiencia “Twitter tiene mucho de literario, es escribir y leer. La idea nació con el objetivo de que el usuario pudiera leer una obra clásica de la literatura en su timeline y así promover la lectura”. Montalvo explicó también lo trabajoso de la puesta en marcha del proyecto, el primer obstáculo fue el de definir el libro, más tarde el equipo creativo tuvo que separar los diálogos del relato y ajustarlos a las disposiciones establecidas por la red social. Recién después debió crearse un usuario para cada personaje y escribir la biografía correspondiente. Finalmente, con los tweets listos, se los dividió en días para no saturar a los seguidores.

Es claro que el éxito que tuvo esta campaña no termina aquí, desde Ogilvy México confirmaron que los próximos libros a ser importados al formato 2.0 serán Corazón delator y El retrato de Dorian Gray. El director de servicios creativos resaltó, “El objetivo de esta acción es comenzar a crear este vínculo a través de las redes sociales porque, a pesar de que es una iniciativa que tiene lugar en Twitter, se utilizaron otras plataformas como Facebook y Formspring. La idea fue capitalizar los casi siete mil followers que la marca tenía en Twitter y los más de 25 mil fans que tenía en Facebook”. Si bien la campaña fue concebida para plataforma online, tuvo una asombrosa repercusión a través del acceso móvil a la red social, lo que fue una puerta de acceso al marketing movil para Librerías Gandhi.




http://www.cayetanojimenez.com/el-principito-reloade/