domingo

Marketing Directo Viral

Provocar el interés no es una tarea fácil, y menos hacer que transmitan a todos los demás lo que nosotros pretendemos.

Dependiendo del tipo de producto que queremos comunicar necesitamos encontrar a un tipo de personas o a otras. Las personas adecuadas en cada caso dependen de multitud de factores, y no es el menos importante el definir el segmento del mercado en el que se sitúan y en el que influyen.

Veremos más adelante métodos de búsqueda en función de los tipos de productos más susceptibles de ser propagados mediante sistemas de publicidad “boca a boca” o estrategias de Marketing Viral y de lo que podemos hacer en cada situación.

En cualquier caso lo que podemos afirmar es que de un modo común y en todos los casos, tendrá que haber un elemento común, un factor de enganche, un anzuelo.

Este tipo de trabajo tiene que ser resuelto por medio de técnicas promocionales y de marketing directo, con el máximo componente de viralidad que podamos conseguir, sin cargarnos los conceptos asociados a la marca.

Les enviaremos mailings a los clientes potenciales que hemos segmentado para que conozcan una determinada ventaja que les ofrecemos durante un tiempo concreto, de modo que intentamos provocar una reacción activa e inmediata en los mismos.
Pondremos anuncios en revistas y prensa pidiendo que recorten el cupón y nos lo devuelvan. Buscamos interactivad en internet y fuera de la red.

Con el marketing directo podremos cuantificar los resultados de un modo muy sencillo. Han respondido un tanto por ciento aceptable o no, o hemos incrementado las ventas del modo previsto o ha sido un fracaso. Muchas veces el grado de viralidad conseguida será dificilmente previsible “a priori”, por muy buena que sea la idea.



http://vidal2010.wordpress.com/2010/03/06/marketing-directo-viral/