lunes

La creatividad y la inspiración divina

El tema de la creatividad siempre es interesante de abordar ya que existen muchos estudios y teorías sobre esta materia. Cada vez que vemos un resultado creativo nos asombramos y nos preguntamos ¿cómo lo hicieron!! ? o ¿cómo se les ocurrió!!!?, la respuesta es simple: el uso de una metodología que permita proyectar de manera estructurada las ideas, eso por lo menos sucede en el área del diseño. Ahora me sucedió hace unos días atrás cuando vi un comercial de la tienda RIPLEY con su campaña “mes de los sueños” me dí cuenta de lo que anteriormente mencionaba, el poder del concepto y la metodología para proyectar una idea original claramente los “creativos” de ese comercial no lo hicieron.


Soy creativo y soy super loco
La creatividad se asocia a la generación de nuevas ideas y conceptos que habitualmente producen resultados originales, durante el ultimo tiempo y con Internet a nuestro alcance es mucho más fácil acceder a ver este tipo de resultados innovadores y creativos, pero se ha transformado en un arma de doble filo, pues también es mucho más fácil “copiar” estas ideas y saltarnos muchas de las fases del proceso creativo, “maquillar” lo que vimos y adaptarlo a nuestro contexto para luego aplicarlo y recibir los aplausos y alabanzas de “lo creativo que somos“. A menudo se tiene la imagen del creativo que saca de un sombrero mágico una solución magnifica que apareció en un momento de iluminación divina y que una fuerza superior le entrego la respuesta a su pregunta. Sin embargo cuando nos maravillamos y admiramos los resultados creativos es por que hubo un trabajo en un tiempo determinado donde se aplico una metodología de trabajo y en donde el levantamiento de información, observación y análisis del contexto de la problemática fue minuciosamente estudiado.

Ahora desde la perspectiva del diseño las etapas para desarrollar un resultado creativo e innovador son principalmente cuatro, estas son: observación y análisis, planificación y proyección, construcción y ejecución y evaluación.

Observación y análisis: Esta etapa es fundamental para el desarrollo de un buen proyecto, nos entregara las necesidades que se deben solucionar y la información que determinara los lineamientos y las aristas involucradas. Esto mediante el análisis e identificación del contexto donde trabajaremos.
Planear y Proyectar: En esta etapa se proyectan y proponen las maneras de solucionar la problemática observada y complementado por la información recopilada, todo esto por medio de bocetos, planos, maquetas, etc; con ello podremos descubrir las posibilidades y viabilidad de estas soluciones.
Construcción y Ejecución: En esta fase haremos tangible aquello que se inicio en una idea, esto sera por medio de materiales y procesos productivos. Cada uno de estas construcciones nos entregaran datos vitales para el desarrollo de los prototipos.
Evaluación: En esta etapa aparecen los “prototipos” nombrados anteriormente, los datos se obtienen mediante diversas pruebas a los que estos prototipos serán sometidos, esta evaluación nos permitirán poder solucionar aquellos errores y finalmente nos darán el resultado esperado de la idea proyectada.
Claramente esta metodología es aplicable en diversos escenarios, el diseño nos permite complementarnos con otras disciplinas y generar equipos de trabajos para el desarrollo de ideas innovadoras y creativas, la disciplina del diseño es versatil y tiene la capacidad de observar un escenario particular de manera macro para poder solucionar situaciones especificas y entregar soluciones a estas últimas. Si bien hay una cuota de aptitud en los diseñadores para desarrollar la creatividad esta se educa y entrena. La inspiración divina y poderes mágicos no existen, todo es resultante de una cuestión metodológica y de análisis.

Les dejo los vídeos que me hicieron generar este post. El vídeo original y la “versión chilena” para la multienda, decidan en cual existe un concepto de trabajo y donde claramente se aplico una metodología de trabajo.