sábado

Técnicas de clown para mejorar la comunicación

Ricardo Violante impartirá un curso para aprender sobre la 'vulnerabilidad del payaso', que tendrá una duración de cinco meses. Va dirigido a padres de familia, educadoras, maestros y público en general.



Con la intención de poner en práctica herramientas que faciliten la comunicación entre niños y adultos, el actor lagunero Ricardo Violante impartirá el curso “¿Lobo estás ahí?”.

La técnica del clown será la base para lograr este objetivo. Estará dirigido tanto a artistas escénicos, educadores, maestros e incluso para padres de familia, ya que las sesiones están enfocadas al contacto entre los diversos públicos.

Dentro de las clases que tendrán una duración de cinco meses, los asistentes aprenderán sobre la “vulnerabilidad del payaso”, que es una de las esencias principales que les permite dejar las barreras a un lado frente al público y dejar que las cosas te sucedan “y cuando pasa esto, fluye la energía de una manera distinta y más honesta. Ya cuando trabajas frente a un grupo, el contar con esta herramienta fluye más la conexión”.

El “manejo del contacto visual” también será manejado, ya que es una base fundamental para el payaso; el “desarrollo creativo” que va de la mano con el pensamiento lateral, “que es el que transformas una botella de agua en un telescopio o alguna otra cosa, jugar con los objetos y a través de ellos, poder comunicarte”.

La “honestidad” y el “trabajo en equipo”, forman parte de las sesiones debido a que todo el curso está basado en ejercicios de clown que se trabajan en conjunto, “entonces cuando aprendes a trabajar con los demás, pones en práctica el ejercicio de la comunicación, entonces lo que vamos a hacer es cómo sin texto, empezar a desarrollar algo, pero sin hablar y que de alguna manera haya claridad en el mensaje y que las cosas se entiendan”.

Quienes trabajen con niños, esto les va a facilitar involucrarse con el mundo de los pequeños que es la imaginación y todo ese ambiente en donde siempre tienen ganas de jugar, “porque los niños juegan y con eso siempre aprenden y cuando nosotros los adultos empezamos a jugar, volvemos a aprender. De hecho es de lo que se trata, de reaprender”.

La “aceptación del fracaso” es otra de las tareas que se van a desarrollar, porque eso que se enseña de que siempre se debe de ser exitoso, “que nos frustra tanto y que nos pone mal, nos estresa y nos deprime cuando fracasamos, vamos a reaprenderlo para que podamos aceptar el fracaso, porque esta situación, al payaso es lo mejor que le puede suceder”.

Violante ha elegido esta técnica que ha desarrollado ya por cinco años, porque esa disciplina tiene las bases para la convivencia con el espectador que le permite de alguna manera desarrollar habilidades personales.

“El actor, por ejemplo, tiene una cuarta pared y no se involucra, y el payaso esa cuarta pared la pone detrás del público y se involucra con ellos y es por eso que elegí esta técnica, porque tiene elementos que facilitan un proceso social más abierto, porque te pone en contacto contigo mismo y con los demás”.

Lo único que necesita quien esté interesado es disposición, porque tiene que estar predispuesto al ridículo, también las ganas para hablar, moverse, a que lo vean y eso es lo único que necesitan.

A partir de este cinco de abril comenzará el curso en la Universidad Autónoma del Noreste (UANE). Tendrá un costo de 300 pesos por mes.

http://www.milenio.com/node/413482