jueves

¿Conviene tener una empresa ‘generalista’ o ‘especialista’?


¿Cabeza de ratón o cola de león? Al momento de iniciar una empresa, debes preguntarte en qué mercado vas a competir y qué tipo de consumidor quieres atender.


Llegó la hora de elegir. Puede optar por ser una empresa de mercado amplio, que es aquella que ofrece los mismos productos que otras tiendas. Por ejemplo, vender ropa de mujer. O puede inclinarse por hacerse ‘especialista’ y atender plazas relativamente pequeñas (llamados nichos de mercado). Por ejemplo, comercializar ropa para mujeres de tallas extragrandes.
Mientras la empresa ‘generalista’ ofrece productos a una gran masa y logra volúmenes cuantiosos de ingresos, el ‘especialista’ obtiene márgenes muy amplios por la venta al detalle.
Si elige un nicho de mercado, evalúe la rentabilidad.Que sea pequeño, pero con tamaño suficiente para sostenerse, con potencial de crecimiento y que haya poca competencia. Analice las necesidades de los consumidores de esos mercados. La diferencia entre el éxito y el fracaso depende mucho de que el perfil del cliente calce con su producto o servicio.
¿Por dónde comenzamos? ¿Siendo cabeza de ratón o cola de león? La clave está en evaluar sus competencias, habilidades y recursos.
SABÍA QUE
Un poco de imaginación
Es el momento de pensar que existen oportunidades de negocio en temas que a usted le gustaron siempre. Por ejemplo, hacer tatuajes modernos o juntar discos antiguos.