viernes

Análisis de estados financieros (Parte 1)


Ahora que ya conocemos al Estado de Situación Financiera (ESF) y el Estado de Resultados, es momento de estudiar cómo podemos analizarlos.


La pregunta que cae de madura, es para qué se hace. En simple, se analizan los Estados Financieros (EE.FF) de una firma para conocer, a lo largo de un período determinado, su situación económico-financiera. Con esto, no quiero decir que si se hace para un año este no sirva, sino que,  es mucho más rico y nos entrega mayores elementos de juicio si se realiza para un horizonte temporal más largo. ¿Cuántos años? Bueno, como siempre he dicho, en Finanzas nada está escrito en piedra; pero, lo que se acostumbra, es analizar los últimos tres años (ejercicios cerrados en la jerga del negocio), más los correspondientes al mes que no exceda los 90 días de la fecha en que se hará el análisis.



Profundicemos un poco más en el objetivo del análisis de los EE.FF. Convendrá conmigo que, el objetivo de una firma, es hacer más ricos a los accionistas y que, para alcanzarlo, se deben tomar decisiones cuyo impacto se verá en el futuro. Pues bien, cuando se llegue a ese momento del tiempo, se deberá revisar si las decisiones que se tomaron en el pasado, rindieron fruto. ¿Qué se revisa? pues los Estados Financieros del negocio. Más aún, si en ese momento, se tiene que tomar decisiones se deberá tener un punto de partida, ¿Cuál?, obviamente, los EE.FF que la empresa presenta en ese momento. Gráficamente, sería así:



plira2802.jpg
Los análisis de estados financieros pueden dividirse en tres categorías:



•    Comparación de valores absolutos, también conocido como análisis horizontal;
•    Comparación de porcentajes integrales o análisis vertical y;
•    Análisis de ratios o razones



En el primer caso, se colocan en columnas contiguas los EE.FF. de los últimos tres años, más los de situación, obteniendo así, los EE.FF. comparativos. Para el caso de la empresa ZZZ, estos serían los resultados (se han omitido las cifras de las dos primeras columnas):


plira2802_2.jpg

Cuando se analiza los EE.FF. comparando los porcentajes integrales, lo que se hace, es que en vez de asignar valores monetarios a cada cuenta del activo, pasivo y patrimonio en el ESF, se asigna el porcentaje correspondiente del valor del activo a las cuentas del activo y del pasivo y patrimonio a las cuentas del lado izquierdo del ESF. En el caso del Estado de Resultados, se determina el porcentaje que le corresponde a cada rubro respecto de las ventas. Si se analiza a la empresa ZZZ, a través de los porcentajes integrales, este sería el resultado del año XX:



plira2802_3.jpg
En el último caso, análisis de ratios, lo que se busca es encontrar proporciones o relaciones entre dos partidas contables obtenidas a partir de los EE.FF. de la firma. Los principales ratios son de Liquidez, Gestión, Solvencia y Rentabilidad.



Sea cual sea la categoría que escoja para el análisis, no se olvide que lo que se busca es ver las tendencias. Una cifra aislada no nos dice nada, por lo que los análisis, deben incluir las cuentas de la empresa a lo largo de diferentes momentos del tiempo para ver la trayectoria de la firma y comparar la situación real frente la estimada.



Por último, no hay que olvidar que la empresa opera en un ambiente competitivo; por lo que, resulta fundamental, comparar la evolución de la empresa con respecto al promedio del sector o su competencia directa.



En la próxima entrega hablaremos de los ratios financieros.



Gestion