jueves

Cómo combinar tus básicos

Como quedamos, hoy veremos cómo sacar el máximo provecho a esas prendas básicas, creando diversas combinaciones entre sí, agregándole solo algunos toques con accesorios que fácilmente podemos conseguir.
x.jpg
El blazer negro va con todo. Para muestra tres combinaciones que puedes usar en la oficina, incluso puedes usarlo con jeans para un look más casual.

x (1).jpg
Con un sastre (saco con pantalón o falda), también armamos tres combinaciones, las mismas blusas y les damos nuestro toque personal con accesorios.

x (2).jpg
Los sacos o abrigos largos son infaltables en nuestro guardarropa de invierno. 

x (4).jpg
Incluso las prendas de nuestro sastre podemos combinarlas con el resto de nuestras prendas básicas para crear más opciones.

x (3).jpg
El mismo vestido negro básico, conocido como el "Little Black Dress" (LBD) puede combinarse para un look  de oficina o hasta un cóctel.  Todo depende de los accesorios!


Como puedes ver, con estas pocas prendas podemos armar muchas combinaciones.  Lo que se hace necesario ahora, es ir agregando accesorios y complementos, que sean combinables entre sí, como correas, carteras, pañuelos, prendedores, bufandas, etc.  

Mi sugerencia es que no es necesario invertir mucho en estas piezas, pues suelen cambiar cada temporada, ponerse o pasar de moda.
x (5).jpg

Finalmente, la idea es ir agregando prendas a nuestro guardarropa, poco a poco, que vayan guardando relación y teniendo sentido, que sean combinables, utilizables entre sí.