jueves

Estudio: Innovación y emprendimiento en las empresas familiares peruanas


En este post quiero presentarles algunas ideas del estudio que expuse con el profesor Matt Allen en FERC 2013, titulado "Innovation and Entrepreneurship in Peruvian Family Businesses: Implications for performance", el propósito de esta investigación fue identificar qué aspectos de la orientación emprendedora no están siendo bien atendidos en las empresas familiares peruanas, a fin de desarrollar recomendaciones o buenas prácticas que ayuden a las empresas familiares a mejorar dicha orientación.


La orientación emprendedora entendida como los procesos, prácticas y actividades de toma de decisiones que llevan al nuevo emprendimiento, caracterizado por algunas de estas dimensiones: propensión a actuar de forma autónoma, voluntad de innovar, tomar riesgos, tendencia a ser reactivo a la competencia y proactivo a las oportunidades de mercado (Lumpkin y Dess, 1996), representa un aspecto muy importante para la continuidad de la empresa familiar.



Las empresas familiares que perduran en el tiempo tienen una alta actividad emprendedora, según un estudio de los profesores Thomas Markus Zellweger, Robert S. Nason y Mattias Nordqvist las familias a lo largo de su historia familiar han creado 5.4 empresas, han controlado en promedio 6.1 empresas, incorporado a través de las fusiones y adquisiciones 2.7 empresas, han escindido 1.5 empresas y han cambiado de industria 2.1 veces.



El Perú ha sido considerado por muchos años como un país de emprendedores, según el informe de GEM 2011, ocupó el tercer puesto en el mundo de países con mayor índice en actividad emprendedora temprana. Asimismo, el 98% de las empresas en el Perú son Mypes de las cuales podría decirse en su mayoría son negocios familiares, en ese sentido el contexto peruano ofrece un lugar atractivo para estudiar los factores que influyen en el espíritu emprendedor y su posterior impacto en el rendimiento, así como el papel de las estructuras de gobierno en la promoción y el apoyo a la iniciativa emprendedora en las empresas familiares. Se argumenta que las estructuras formales de gobierno en la empresa familiar apoyan la iniciativa emprendedora al permitir que miembros de la familia tengan más deliberadas y consistentes estrategias empresariales (Carney, 2005). 



Para la investigación encuestamos a directivos miembros de la familia propietaria de empresas familiares peruanas (30% presidentes/directores, 36% gerentes generales, 34% gerentes funcionales), se evaluaron los siguientes aspectos: 

  • Perfil del empresario; nivel de estudios, años en la empresa, generación, acciones.
  • Datos de la empresa familiar; sector, antigüedad, n° de trabajadores, facturación.
  • Estructuras de gobierno; características, si cuentan con Directorio.
  • Políticas de incorporación de la siguiente generación a la empresa familiar.
  • Rendimiento percibido de la empresa en relación a la competencia en los últimos 3 años.
  • Dimensiones de la orientación emprendedora; innovación, voluntad de tomar riesgos, respuesta agresiva a la competencia, actuar de forma autónoma, respuesta a las oportunidades de mercado.

Para el análisis, por un lado revisamos el rendimiento de las empresas familiares, aunque en promedio el 41% de los encuestados considera que ha tenido un mejor desempeño en comparación con la competencia en los últimos 3 años en términos de ventas, rentabilidad, participación del mercado, número de empleados, etc., cabe resaltar que en relación con la economía peruana en su conjunto, que ha crecido más del 23% en los últimos 3 años (crecimiento anual compuesto) y analizando el rendimiento que indicaron las empresas familiares de la muestra podría decirse que no han aprovechado las oportunidades de crecimiento de la economía peruana.


Con esta premisa intentamos identificar qué factores pueden estar frenando a las empresas familiares en el aprovechamiento de oportunidades de crecimiento, para ello consideramos a la orientación emprendedora y la estructura de gobierno como unos de los principales factores para la sostenibilidad de la empresa familiar en las siguientes generaciones. 



Si la familia se preocupa por fomentar la orientación emprendedora en las siguientes generaciones y la empresa crea mecanismos como las prácticas de gobierno para asegurar el desarrollo de futuras iniciativas empresariales, habrá una mayor probabilidad de que la empresa familiar siga de generación en generación. Un dato interesante del estudio es que el 17% de encuestados que afirmó tener estructuras de gobierno y que funcionan muy bien, sus empresas tienen en promedio 40 años de antigüedad (entre 20 y 80 años). 



Se pudo identificar también que en general las empresas familiares están adoptando una postura muy competitiva en el mercado. Sin embargo, el fomentar iniciativas entre los empleados y no poner los medios no garantiza que se lleven a cabo. 



Por ejemplo, el 40% afirma que su empresa es muy emprendedora, en este caso lo recomendable es que se siga fomentando este espíritu emprendedor en las siguientes generaciones, sin embargo el 26% dice que no existe un fondo previsto para invertir en nuevas iniciativas, sólo el 6% dice que las nuevas generaciones se encargan de gestionar las nuevas oportunidades/iniciativas de la empresa familiar, aunque no se les considera para gestionar las nuevas oportunidades, en general se encarga la generación al mando y sólo el 11% cuenta con un sistema eficaz de retribuciones que incentiva la actitud emprendedora. 



Finalmente, la generación al mando debe proponer mecanismos más efectivos que fomenten la iniciativa emprendedora en la siguiente generación, la formación debe empezar ya, así probablemente los esfuerzos se multipliquen y se aproveche mejor las oportunidades que nos presenta actualmente el país.