domingo

Inés Temple: Nuestra marca personal debe construirse en función a un plan de carrera

Según la Presidenta de LHH-DBM Perú y LHH Chile, la falta de ética, la autocomplacencia y el desinterés por desarrollar habilidades interpersonales perjudican la reputación de nuestra marca personal, que debe responder al último de los tres puntos.

La definición de objetivos en materia profesional con miras a los siguientes 10 ó 15 años es clave para la construcción de un plan de carrera, de modo que el diseño de nuestra marca personal debe responder -en consecuencia- a éste último.
Así lo explicó Inés Temple, presidenta de LHH-DBMPerú y LHH Chile. En ese sentido, tener claro qué servicio profesional se está ofreciendo es el primer paso en la construcción del personal branding, añadió.
Otros factores a tomar en cuenta respecto a este punto tienen que ver con la definición de fortalezas, competencias, valores y nivel de experiencia. Los profesionales -indicó- también necesitan dar a conocer su capacidad de alcanzar determinados logros para una organización.
Paralelamente, -detalló la especialista- es indispensable manejar niveles de carisma, de complicidad positiva, y de establecimiento de relaciones o formación de contactosdurante el proceso de construcción de la marca personal.
Todo ello permitirá que “nuestra marca tenga una buena acogida y una buena recordación en el mercado”, refirió.
Pero eso no es suficiente. Según advirtió Temple, el desinterés por desarrollar habilidades interpersonales, la arrogancia, la autocomplacencia y, por supuesto, la falta de comportamiento ético afecta severamente la reputación de la persona.
Generación Y
Aunque resulta positivo contar con varias experiencias laborales para construir un mejor perfil de empleabilidad, Inés Temple enfatizó que el exceso de cambios entre un puesto de trabajo y otro pueden contribuir a que losreclutadores consideren un cierto nivel de inestabilidad en algunos millennials.

Permanecer durante breves periodos de tiempo en determinadas empresas conlleva a pensar que el joven profesional no ha efectuado una entrega real de resultados o no ha acumulado logros suficientes, -finalmente- los empleadores pueden considerar que la carrera de esa persona no agrega valor o no es ascendente, explicó la experta.
Para la creación de su marca, los ‘millennials’ deben definir adónde quieren llegar, cómo lo quieren hacer, y qué precio tienen que pagar, ese precio -a veces- implica quedarse más tiempo de lo esperado en un lugar de trabajo poco agradable, pero eso ayudaría a sacar ciertas fortalezas y virtudes, puntualizó.