jueves

“Mi relación con el cliente está basada en la confianza”

La heráldica es un arte poco explorado en el Perú, y Thomas Leiva ha logrado posicionarse en ese particular nicho.

Siete días toma hacer un escudo de armas pintado a mano. (Mario Zapata)

La curiosidad que tenemos todos por saber de dónde vinimos, quiénes fueron nuestros antepasados o qué historia hay detrás de nuestro apellido ha servido para identificar y atender a cabalidad al artista plástico Thomas Leiva, egresado de la Escuela de Bellas Artes.
En 1994 llegó a esa casa de estudios Juan Morey, un investigador de la heráldica. Él buscaba jóvenes que le ayudaran a pintar escudos de armas. “Era un trabajo artesanal que, luego, él entregaba o vendía a sus amigos”, recuerda.
Thomas aprendió así el arte de investigar, y entendió que esa era la parte fundamental de este trabajo,* más allá del carboncillo, las pinturas y los pinceles.*
“Cuando Morey falleció, me dejó su base de datos con la historia de los apellidos. Yo la he ampliando adquiriendo libros y haciendo más investigación”, señala.
Hace dos años, este artista emprendedor decidió dedicarse de lleno al negocio, al que ha bautizado comoHeraldicarte Escudos de Armas. Se enriqueció con estudios en restauración de bienes culturales, lo que le ayudó a manejar materiales como el pan de oro y el pan de plata.
Confiesa que no se necesita mucho dinero para empezar. De hecho, su presupuesto fue bastante modesto en sus inicios, y tampoco ha tenido mayores trabas con los asuntos tributarios o de registros.
Empezó elaborando escudos de armas. Los interesados lo contactan, le dan los datos básicos sobre sus orígenes y Thomas se sumerge entre libros por una semana, escudriñando la historia.
“El acuerdo con el cliente es bastante amical: me llaman por teléfono o me contactan por mail, hacen un depósito bancario y, al cabo del tiempo pactado, les entrego el producto. Es una relación basada en la confianza. Nunca les he fallado y me acuerdo de todos”, dice con orgullo.
La cartera de productos ha ido creciendo, un poco para hacer más accesibles los precios. Así, ahora ofrece impresiones en papel, tazas, polos y, en breve, mouse pads y vitrales.
Aunque no confía en Internet cuando hace sus indagaciones, sí la utiliza para promover su actividad. Lo encuentran en www.facebook.com/heraldicarte.
TENGA EN CUENTA
- Precios. Un escudo de armas pintado a mano cuesta S/.200, incluido el envío. Las alianzas heráldicas, S/.250.
- Para fechas claves. Es un obsequio interesante por el Día del Padre, para una boda o para una reunión familiar.