martes

Cena de Negocios ¿Qué me pongo?

Muchas de ustedes han sido o serán anfitrionas o invitadas a cenas de negocios en algún momento de su vida profesional y seguro se han preguntado qué debo ponerme en una ocasión como esta.  A diferencia de los almuerzos de negocios, que son a la mitad de nuestra jornada y no dejan margen de tiempo ni oportunidad para cambiar nuestro atuendo, para la cena si tenemos esta posibilidad.  Ya sea que puedan ir a cambiarse a sus casas o agregar algunos toques en la oficina.

Una cena de negocios, suele desarrollarse en un ambiente más distendido (relajado), sin dejar de ser una cuestión laboral.  Ya sea que se concretará algún negocio, conozcas algún prospecto o cliente, o simplemente sea una cena de relaciones públicas, debes seguir cuidando tu imagen, que es tu carta de presentación al resto.

CH_www.visitnorway.jpg
Entonces la pregunta de siempre, ¿qué me pongo? ¿Qué es lo más adecuado?  En mi opinión la vestimenta nuevamente dependerá mucho del entorno en el que te desempeñes, con quién sea la cena, dónde sea la cena, pero en definitiva, debe ser un atuendo formal, sin la necesidad de ser serio ni aburrido.

Al ser de noche, podemos agregar un poco más de accesorios de los que solemos usar durante el día, tal vez cambiar la maxi cartera o bolso por un sobre o clutch, cambiar la clásica blusa blanca por un lindo top elegante o un vestido sin llegar a ser de cóctel, tal vez agregar un collar más vistoso.  Incluso podemos cambiar un poco nuestro maquillaje a uno más de noche, claro sin llegar a ser de fiesta.  Se trata de buscar un punto medio entre un atuendo de oficina y uno de cóctel.

Como siempre, las imágenes nos ayudarán a mostrar mejor la idea y les quiero compartir algunas que pude encontrar.


2ef71ed2ac1a02ccb82e7ac70d6c3e4b.jpg


8eea10ea9e105dace3c6a662970a9ce0.jpg
30a196cb97d655091580ab3be79b610b.jpg

4083ea69c666afcc079bd58b6fdab2e9.jpg

0324788e3d9b89ac9013cc498137b088.jpg
ea1564f5553638e88c94ed39441b243a.jpg

x (8).jpg
d50208adf22e26e4de7c34bfc6f6bdf3.jpg

La idea es que estés cómoda y a la altura de la situación.  Nuestra imagen seguirá hablando de nosotras aun cuando ya no estemos en la oficina, así que es importante que sigamos cuidando los detalles de los que ya hemos habla anteriormente y guardemos una imagen profesional, pero por qué no también con mucho estilo.

Recuerda evitar los escotes pronunciados, las transparencias, las faldas demasiado cortas, el exceso de accesorios y cualquier otra prenda que distraiga demasiado la atención. 

Pero como no todo es lo que llevamos puesto, la próxima semana continuaremos hablando sobre las cenas y almuerzos de negocios, enfocándonos en la etiqueta en la mesa.  No se lo pierdan!