martes

Cuidado con los préstamos informales

Si quieres iniciar un negocio, será mejor que acudas a una microfinanciera. Escoje la mejor opción comparando las tasas de interés y las condiciones.

(Internet)

Si necesitas dinero, recurre a un familiar, una caja municipal, un banco, pero evita pedirlo a un prestamista.
El director de mundonegocio.pe, Juan Carlos Ocampo, refiere que el principal problema de acudir a un crédito informal es que puede pagar el doble de lo que pidió solo en intereses y en un corto plazo.
“La mayoría de prestamistas se aprovechan de la necesidad de la gente y por eso cobran lo que ellos consideran adecuado”, indica.
Un error frecuente de las personas, señala Ocampo, es solicitar este dinero para pagar alguna cuenta financiera, ya que solo acumulará más deudas.
La directora del Instituto de Finanzas Personales, Giovanna Prialé, precisa que otro riesgo que se presenta es la pérdida de sus bienes.
Acá no hay un contrato, pero muchas veces hay un pagaré que tiene validez para un juez, quien puede ordenar el pago del mismo con sus activos”, expresa.
EMPEÑO
Miguel Escalante, director de la carrera de Administración y Finanzas de la UPC, explica que si va a acudir a una casa de empeño, evalúe primero las consecuencias.

Aunque estos establecimientos no son ilegales, hay que ir con cuidado si se piensa solicitar un financiamiento.
“Si quiere empeñar una joya que vale S/.1,000, probablemente solo le den S/.400. La empresa fija una fecha límite para el pago, si la persona no lo cumple perderá un objeto valioso”, dice.
El experto recuerda que algunas cajas municipales también ofrecen créditos si deja a cambio joyas u objetos de oro y plata, sin embargo, resalta que “cobran tasas más altas que un préstamo de consumo”.