martes

Técnica de Creatividad: BRAINSTORMING

De todas las técnicas de creatividad, el brainstorming (“tormenta de ideas”) es la más conocida. La comenzó a desarrollar A.F. Osborn en 1938, para la reflexión y toma de decisiones en grupo. Con esta técnica se pretende estimular a un equipo para que, SIN NINGÚN TIPO DE CENSURA, expresen ideas con rapidez por absurdas que estas puedan parecer.

La clave del éxito es la supresión de cualquier crítica a los componentes del grupo. Se trata de que liberen el pensamiento y emitan ideas. Cuantas más, mejor. Se entiende que entre el conjunto de todas las ideas están las buenas y, por ello, no se critican ni descartan a priori ninguna de ellas. Posteriormente se realizará su análisis correspondiente.

Una vez registradas las ideas, el grupo ha de tratar de combinarlas y perfeccionarlas hasta dar con la solución al problema.

Por regla general la composición del grupo se recomienda que sea de alrededor de 12 personas, siendo expertos en distintas materias (carácter multidisciplinar). La experiencia indica que con grupos de aproximadamente 5 ó 6 componentes, se obtienen buenos resultados si realmente son especialistas en sus respectivos campo .

Es una técnica ideal para procesos sencillos, para planteamientos complejos o problemas con una única solución se deben emplear otras técnicas más adecuadas.

CASO PRÁCTICO


Como consecuencia del crecimiento en extensión de un campus y la futura peatonalización de parte de sus actuales calles, se desea estudiar la viabilidad de implantación de un medio de transporte colectivo que lo recorra desde los lugares habilitados para aparcamiento y paradas, hasta los centros, institutos y lugares de ocio o cultura (zonas deportivas, cafeterías, servicios, etc.).


Para ello se reune a un grupo de 15 profesores de distintas áreas de conocimiento, expertos en los distintos sistemas que pueden integrarse en los medios de transporte (diseño de carrocerías e interiores, diseño de mobiliario urbano, tecnología de transportes, electricidad, electrónica, motores, mecánica, etc.).


El moderador de la reunión apunta que el proyecto debería tener unas características básicas propuestas por el equipo rectoral, entre las que se encuentran las siguientes: preferiblemente un microbús, no ha de utilizar energías contaminantes, la capacidad ha de ser para un mínimo de 20 personas, ha de ser accesible y dar sensación de alta tecnología.


Se abre el turno de ideas. A continuación se enumeran algunas de ellas, tal como podrían ir fluyendo:



1. Hay que hablar con algún constructor de vehículos para que nos ceda componentes suyos para el microbús.

2. Como existe una central fotovoltaica en la universidad, deberá estar movido por energía eléctrica y se recargará en ella.

3. El diseño debería recordar a los tranvías de principios de siglo.

4. ¿Por qué no se diseña con formas vanguardistas que dejen ver el intencionado carácter de alta tecnología?

5. ¿Se quiere un medio de transporte útil y capaz o un estándar tecnológico?

6. Es mejor opción unas cintas transportadoras que recorran en cruz toda la extensión universitaria

7. Si se pretende tenerlo pronto, lo mejor es comprar un tren eléctrico como los de las ciudades turísticas.

8. Se pretende tener un medio de transporte para 20 ó 30 usuarios, capaz de alcanzar 15 ó 20 km./h en llano, luego habría que descartar la utilización de componentes sofisticados y, por tanto, caros.

9. Zapatero a tus zapatos; que se compre hecho.

10. Hay que implicar a todo el colectivo universitario, se podría hacer un concurso de ideas para el mobiliario urbano y otro para el diseño de la carrocería.

11. ¿Y por qué no otro de medios de transporte?

12. Se podría obligar a la Empresa Municipal de Transportes a que sus líneas fueran gratuitas dentro del Campus, y que lo recorrieran con autobuses híbridos, pasando al modo de eléctrico en el interior de la Universidad.

13. Se podría regalar una bicicleta a cada uno de los componentes de la Universidad. Si no saben montar en bicicleta, un cuadriciclo.

14. Habrá que estudiar los trayectos antes de definir el medio de transporte ideal.

15. Habría que hablar con los fabricantes de automóviles y con las grandes empresas eléctricas, porque todos ellos están realizando proyectos de vehículos eléctricos.

16. ¿Por qué no se plantea un tren por vías, sin conductor y que funcione a baja velocidad, de esta forma la gente se subiría y bajaría sin necesidad de parar?

17. Se podría hacer algo bonito pero tecnológicamente sencillo para tenerlo pronto y a 2 ó 3 años vista desarrollar un vehículo nuevo con tecnología propia.



Fuente: Creatividad, Innovación y Desarrollo de Nuevos Productos, Bernabé Herrandis Ortuño y Marcela Cabello Mora.



http://revistainnovamas.blogspot.com/2010/01/i-tecnica-de-creativida-brainstorming.html