sábado

Comunicación convencional vs no convencional

Soy una firme defensora de la comunicación no convencional, siempre dentro de un orden. No creo en la extravagancia no relacionada con la imagen y el producto, pero me parece que "no ser convencional" es un valor en un mercado hipersaturado de mensajes publicitarios de todo tipo.
La buena creatividad ahorra dinero, principalmente en la inversión en espacios publicitarios. Pero la creatividad, la forma de pensar diferente, debe aplicarse a todos los niveles. Empezando por el concepto que rige la campaña, pasando por la forma y la presentación de la misma y acabando incluso por la planificación de medios en los que cada día hay más cabida para ideas no convencionales.
La buena creatividad es más notoria. Si el mensaje publicitario es suficientemente creativo... se recuerda más, se comenta más y consigue un impacto mucho mayor que el exclusivamente pagado, ya que muchos medios difunden el anuncio como si se tratara de una noticia más. La publicidad puede ser noticia y multiplicar su influencia si se hace bien.
Pero llamar la atención en estos tiempos y hacerlo de manera relevante no es fácil. Se corre el riesgo de llamar la atención sin más, sin crear deseo por el producto que es, a fin de cuentas, el objetivo final de toda acción publicitaria.
Por esto creo en la creatividad publicitaria cuando es capaz de multiplicar la notoriedad del mensaje siendo relevante y respetando la esencia del producto, sin dañarlo con la excusa de que hay que ser creativo.



Nunca hay que olvidar el beneficio básico del producto. Ése es el verdadero límite de la creatividad.


http://historiasdemarketing.blogspot.com/2010/02/comunicacion-convencional-vs-no.html