lunes

El neuromarketing aplicado a los menús de un restaurant para vender más y ganar más dinero

Hace poco escribí un artículo sobre el Neuromarketing que era un nuevo campo de estudio que investiga cómo es que los clientes toman decisiones para hacer sus compras (puede leer el artículo Técnicas de Neruromarketing para que sus clientes compren más, Cómo Manipular la Mente de sus Clientes).

En el New York Times se publica otro artículo sobre esta nueva forma de hacer marketing pero aplicado específicamente al negocio de los restaurantes.

En dicho artículo donde se cita fuentes tan prestigiosas como la Escuela de Administración de Hoteles de Cornell University se dan una serie de técnicas y consejos sobre cómo se debe de hacer o redactar el menú de un restaurante para poder vender más.


1. Nombrar los platos con nombres de familiares. Una de dichas técnicas consiste por ejemplo en colocar nombres a los platos del menú que hagan referencia al nombre de un familiar: “La Sopa de la Abuelita” o “El Bisteck del tío Juan” pueden ser alternativas. Las investigaciones muestran que las personas tienden a comprar más estos platos con nombres de familiares que los que no lo tienen.

2. No usar el signo monetario en los precios de los platos. Otro tip o consejo que da el Neuromarketing en la redacción de los menús de un restaurant es no poner el signo monetario en el precio de cada uno de los platos. Así en lugar de decir que un plato cuesta “$20″ lo que se debe colocar es simplemente “20″ para así los comensales no relacionen el tema con el costo o dinero que pagarán por dicho plato.

3. Colocar un plato en el menú más caro que otros. En este caso la idea es que uno de los platos que no sea el que genere más ganancias al restaurante se le ponga un precio más elevado justo al lado de otros platos más rentables. Los comensales verán el precio alto y luego tenderán a pedir y consumir los platos “más baratos” pero más rentables para el restaurante.

4. No usar céntimos en los precios. Es mejor decir que un plato cuesta 20 a decir que cuesta 19.99. Si hay necesidad de usar céntimos, lo mejor es usar 0.95 y no 0.99

Hay muchos consejos más en aplicación de este nuevo campo de investigación llamado el Neuromarketing y que viene ocasionando que muchos restaurantes estén rehaciendo y cambiando sus menús para adaptarlos a los resultados de las investigaciones que se vienen haciendo.

Puede leer el artículo del New York Times en inglés haciendo click aquí en este link



http://haganegocios.com/el-neuromarketing-aplicado-a-los-menus-de-un-restaurant-para-vender-mas-y-ganar-mas-dinero.html