lunes

«La música disminuye el dolor y mejora el ánimo de los enfermos»

La música es afecto, comunicación y emoción. La música tiene poder. La música es terapia. Por eso la Asociación Española Contra el Cáncer va a realizar, desde finales de este mes hasta mayo, un taller de musicoterapia en Badajoz dirigido a personas afectadas por esta enfermedad. La musicoterapeuta María Solano, que impartirá las clases junto a Maribel Barneto, explica que aunque es un mundo desconocido por muchas personas, aporta muchos beneficios y sensaciones que pueden ayudar a mejorar el estado físico y anímico del paciente. Esta actividad, que se realiza por segundo año consecutivo, cuenta con siete personas, por el momento.
-¿De qué trata este taller?
-Va orientado a personas que están pasando por la enfermedad o que llevan un año sin ningún tipo de recaída. Es una actividad de grupo en el que los participantes van a interactuar teniendo como herramienta fundamental la música.
-¿Qué objetivos pretende alcanzar con esta terapia?
-Que los pacientes superen la negación, mantengan su identidad, refuercen la autoestima, aspectos que también pueden trabajar con el psicólogo. Más específico sobre la musicoterapia es conseguir fomentar la creatividad, ayuda a regular el ritmo respiratorio, a disminuir el dolor y favorecer la relajación. Además, se trabaja mucho el lenguaje no verbal. Tratamos de ensalzar todo lo que tiene que ver con la comunicación de sentimientos, necesidades y deseos. La música va a ser el medio con el que van a expresarse.
-¿Qué actividades se realizan durante las sesiones?
-Hay distintos métodos y técnicas que se pueden aplicar según el perfil de la persona a la que se está tratando. La musicoterapia trabaja la expresión musical de los usuarios. Componen canciones, hacen improvisación instrumental, cantan, bailan etc. Y lo importante también es que conocen a gente que está en su misma situación y se relacionan entre ellos. Es una oportunidad para compartir sentimientos o estados de ánimo.
Engancha
-¿Qué beneficios reporta?
-Los enfermos que participan en estos talleres se sienten mejor físicamente, se sienten escuchadas, acompañadas. Se encuentran en un espacio en el que pueden manifestar lo que sienten. En la música encuentran otro vehículo de comunicación y expresión. Además, esta actividad les permite desconectar por un momento de todo el mundo real, olvidarse de sus problemas y centrarse en algo lúdico y divertido. A muchos les relaja, a otros les ayuda a descargar tensión. Los que pasan por estos talleres siempre quieren más. Desde luego, es algo que engancha. Muchos me dicen que les llena y les da vida. Pero quien participe en estas actividades, tiene que ser una persona que realmente quiera hacerlo.
-¿Los participantes no tienen que saber nada de música?
-No es necesario, porque el objetivo no es cantar bien ni tocar bien un instrumento, ni ser experto en la materia. La finalidad es que se puedan expresar a través de la música y eso les haga sentirse bien.
-La musicoterapia, ¿es una medicina alternativa?
-No, es una terapia complementaria, ya que con esta actividad se trata de complementar toda la labor que realizan médicos, psicólogos, terapeutas ocupacionales etc. Es un tratamiento que se puede utilizar en muchos campos, por ejemplo se puede aplicar en el ámbito del autismo, de la discapacidad, del trastorno del desarrollo, de los cuidados paliativos o de la oncología, entre otros muchos.
-Es un método desconocido, ¿por qué?
-Sí es poco conocido, pero en otros lugares ya es algo muy común. Aquí aún no se ha hecho una labor de difusión fuerte. Hay profesionales, pero prácticamente ninguno se dedica a ello. Creo que en estos momentos nos encontramos en el comienzo. Poco a poco, la musicoterapia irá sonando cada vez más.


http://www.hoy.es/v/20100214/badajoz/musica-disminuye-dolor-mejora-20100214.html