sábado

Sobre las Estructuras Narrativas

Existen muchas maneras de empezar a escribir una historia, aunque algunos generalmente empiezan de la manera menos recomendable, que es la de iniciar partiendo de una idea pero sin saber realmente hacia dónde se dirigen, por lo que llegan a un punto, casi siempre después de haber invertido mucho tiempo y esfuerzo, en el que se dan cuenta que no van para ninguna parte y que todo ha sido en vano, un nadar en el mismo remolino.

Es por eso que diversos autores se han dado a la tarea de tratar de encontrar la mejor manera de realizar un trabajo inicial que nos permita visualizar de una manera sencilla, coherente y contundente todo el panorama general de nuestra historia, para así poder sentarnos a escribir creativamente siguiendo un mapa de ruta que nos permita llegar con mayor claridad y facilidad al punto al que queremos llegar.

A estas “ayudas” se les denomina estructuras narrativas, que a pesar de la animadversión que despiertan en algunos, no son más que simples herramientas que buscan auxiliarnos en nuestra labor creativa. Algunas de estas estructuras son conocidas como "El camino del héroe", "El paradigma” de Syd Field, y el “Método Snowflake” de Randy Ingermanson, por citar sólo algunas.

Pero como la idea no es quedarnos en la simple enumeración de estas estructuras, sino conocerlas más a fondo para tratar de entender la manera en la que cada una de ellas pretende servirnos de herramienta y de guía para nuestra labor, a partir de una próxima nota voy a tratar de desmenuzarlas de la manera más sencilla posible para que cada uno las aplique, o decida no aplicarlas, partiendo desde sus propias necesidades, o desde las necesidades que le marque o le exija el tratamiento de su propia historia.

Y ya que hablamos de estructuras, la forma en la que voy a abordar el “estudio” (aunque me suena un poco rimbombante el término) de estas tres en cuestión, y para que no quede muy extensa cada nota, es la de hablar en cada una de ellas de solamente una de las etapas en las que las tres tienen divididas las formas de encarar el planteamiento de toda historia; así como también iré intercalando las notas para hablar sobre una y otra.

En la próxima entrega, siguiendo la planteado, veremos el primer paso que debemos tener en cuenta a la hora de diseñar nuestra historia según lo recomienda Randy Ingermanson en su Método Snowflake.



Notas:
Primero que todo me gustaría recomendarte que te suscribieras al Feed RSS del Blog para que no te perdieras ninguna de las notas.
También te aconsejo que si quieres saber un poco más sobre el porqué y la importancia de saber hacia dónde nos dirigimos al escribir una historia, sabiendo desde donde partimos, por favor leas estas otras notas:
El mundo inalterado o...
El porqué de una estructura...
La idea, el punto de partida o...


http://lanarracioncreativa.blogspot.com/2010/02/sobre-las-estructuras-narrativas.html