lunes

Un acertijo: ¿como se usan los acertijos para desarrollar la creatividad?

Acertijos/adivinanzas, esos "rompecabezas verbales" con los que solíamos jugar cuando eramos niños, son sumamente útiles para desarrollar la creatividad y gestionar la innovación, pero tristemente se usan de manera "restamente" (por contrario a sumamente y de resta-mente, ya verán por qué).
Los acertijos son una forma de ejercicio mental que se puede hacer en díadas o grupos. Son un ejercicio divertido, si nos quitamos las malas costumbres adquiridas al respecto cuando eramos niños. Ejercicio mental + divertido = Creatividad. Creatividad en grupos = Innovación.
Cuando de niños escuchábamos un acertijo, comúnmente no teníamos suficiente raciocinio para solucionarlo, queríamos escuchar la respuesta lo más pronto posible y el que nos lo contaba quería lucirse de saber la respuesta que nosotros no sabíamos. De esta manera los acertijos dejaron de ser un ejercicio mental divertido y pasaron a ser un ejercicio de simple conocimiento (de la solución) usado para "probar" que yo sé más que aquel al que le estoy preguntando. Totalmente desempoderante!

El acertado uso de los acertijos implica que lo importante NO es la solución, sino el proceso de pensamiento usado para tratar de solucionarlo y las alternativas de pensamiento que la solución proporciona. Un mal uso de los acertijos es cómo ir a ejercitarse sólo para diseñarse el físico, uno hace lo menos posible de la peor gana, para lograr verse bien. Un buen uso de los acertijos, es ejercitarse por el placer de desarrollar el físico, de la actividad. El diseño del cuerpo es un resultado más y no el principal del proceso. Se disfruta del proceso más que de los resultados.

El uso de los acertijos en contexto de InnovAción requiere traer de manera frecuente a la organización acertijos. Se desafía a la gente (en plural) a ofrecer soluciones. Antes de dar la respuesta, se analiza el proceso de pensamiento que se uso para encontrar la solución. Se discute las ventajas y desventajas, aplicaciones y opciones de ese proceso de pensamiento. Se reta a otro(s) para que encuentren otras maneras de pensar y mejoren el análisis. Sólo entonces se da la respuesta y si nadie acertó se analiza que opciones de pensamiento el acertijo agrega. Yo suelo agregar, que aquel escogido por el grupo como el que mejor analizó el acertijo, antes de escuchar la respuesta, sea el encargado de traer el siguiente acertijo a la organización. Reconocimiento y desafío, la mejor recompensa.

Por cierto prefiero la palabra acertijo en vez de su sinónimo: adivinanza. Leyendo este blog, a ver si descubren porqué!


http://www.innovablabla.com/2010/02/un-acertijo-como-se-usan-los-acertijos.html