lunes

Cómo curar la alergia de los escolares a la lectura

Si las estadísticas son fiables, el hábito de lectura de los escolares disminuye con los años. Si en los últimos cursos de primaria la lectura ocupaba el primer puesto del ranking de preferencias de un determinado grupo de alumnos, en segundo de ESO los libros quedan relegados por los amigos, internet y el deporte. Los datos confirman el fracaso escolar con el abandono de los estudios antes de los 16 años; dicho de otro modo, el 30% de los alumnos no acaban la enseñanza secundaria. ¿Qué relación hay entre el nivel cultural y el aprendizaje a través de la lectura?

Las claves están en la motivación, el estímulo, el esfuerzo y los hábitos de trabajo. La tecnología digital invade la cultura en todos los ámbitos, tanto en el colegio como en casa. Este es un factor positivo, siempre y cuando haya un equilibrio entre el mundo virtual y el mundo real. En informática, comunicación e imagen, todo cambia vertiginosamente, ya que la efectividad e inmediatez de la máquina sustituyen a la reflexión pausada. Ante esta situación, la familia debe ser el primer motor lector infantil. El ejemplo es el mejor maestro. ¿Cuántos libros, diarios y revistas entran habitualmente en cada hogar? ¿Ven los hijos leer a sus padres?

La escuela pierde de vista la lectura y sus técnicas. Ha pasado a mejor vida la creatividad; ya no hay revistas escolares, ni concursos literarios. Y las bibliotecas públicas mutan su función esencial; ahora son centros donde los chicos van a escuchar música y a ver vídeos. El abuso del ordenador aleja a los estudiantes de las estanterías: la técnica del copiar y pegar desplaza al rigor crítico. La electrónica agiliza la presentación de un texto, pero no lee ni comprende por nosotros.


Ramón M. Sanglas **


http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=495697