viernes

¿Qué hacen los pensamientos de motivación por ti?

Ellos te ayudan a tomar acción. No se trata de pensamiento positivo o de citas que te motiven. Ellas tienen su lugar modelando tu actitud y pensamiento. Sin embargo, lo que motiva a cada uno de nosotros es único por lo que necesitas tener tus propios pensamientos – los que son más eficaces para conseguir que avances.

En medio de la dificultad se halla la oportunidad – Albert Einstein

Se trata de una cita bastante buena y puede ayudarte a ver el lado positivo de una situación, pero ¿y si simplemente no logras entusiasmarte? Entonces lo que necesitas es aplicar un poco de tu capacidad intelectual para hacer tuya esta idea. Tienes que convertirla en un pensamiento realmente motivador para TI.

Tus propios pensamientos de motivación
“Hacerla tuya” significa experimentar con un buen pensamiento hasta que encuentres una manera de utilizarlo como tu propia receta para motivarte. Supongamos por ejemplo que estás en una situación difícil y no sientes ganas de hacerle frente. Si te quedas sentado allí, comienzas a jugar con la idea de que hay una oportunidad en esa dificultad. Afortunadamente descubres que pensar sobre tu futuro te saca de tu depresión mientras le explicas a un amigo cómo transformaste a tu favor una situación difícil.

Esta es la manera de crear tus propios pensamientos de motivación. Ahora que puede ser más motivador si tú te imaginas a ti mismo en el futuro siendo entrevistado sobre cómo superaste ese momento difícil. Los pensamientos que funcionan para ti son aquellos en los que necesitas concentrarte.

Aprende tus motivaciones
Experimenta y llega a conocer cómo funciona tu mente. He descubierto que más allá de simplemente pensar, cuando le explico un pensamiento a alguien me entusiasmo. Esa es mi propia receta de la motivación. Por ejemplo, cuando no me siento motivado para escribir, todo lo que hago es explicarle a mi esposa una idea que tengo para algún artículo. En el momento en que termino me siento muy motivado para trabajar.

Puedes ser creativo en tus experimentos de motivación. Tal vez pensar en que eres pobre te hace levantarte y ponerte a trabajar. Si es así, que ese es un gran pensamiento motivador. Si los pensamientos visuales te motivan más que las conversaciones mentales entonces utiliza esos. Ve en tu cabeza las imágenes que hacen que te pongas en movimiento. Tal vez cuando la gente te dice que no puedes hacer algo, tú haces lo que sea necesario para demostrarles que están equivocados. Entonces podría ser motivador pensar en ellos diciéndote que no puedes hacerlo.

Cuando hay una tarea muy aburrida que debes hacer prueba prometerte a ti mismo una recompensa cuando la termines – hazte una que realmente signifique algo para ti. Sostén ese pensamiento en tu mente para mantenerte motivado. Un viaje a la playa e incluso un simple plato de helado pueden ser algunos de tus pensamientos motivadores más poderosos.



http://www.secretosdeprosperidad.net/motivacion-personal/tienes-pensamientos-motivadores/