sábado

Las fuentes de creatividad

Hoy vamos a desarrollar las fuentes de creatividad más tradicionales...



1. La inocencia:

Es la creatividad clásica de los niños. A los adultos no nos resulta fácil mantenernos espontáneos e inocentes, pero podemos lograrlo. Si lo que queremos conseguir es solvencia y conocimiento, hay que leerlo todo; pero si se quiere ser original no debemos leer nada.


2. La experiencia:
Es lo contrario a la inocencia. Si una idea ha funcionado bien hasta ese momento, se la adorna con algunas modificaciones para que parezca nueva. Por otro lado, también ocurre que cuando algo tiene éxito se genera una copia, la nueva versión o un producto parecido, El ejemplo más claro son las películas, Rocky, Rocky I, Rocky II, Rocky III... Otra modalidad es la de desmontar algo para volverlo a montar. Esta es la creatividad conocida como 'de bajo riesgo', ya que se basa en lo conocido y en la repetición de los éxitos pasados.


3. La motivación:
Se trata de probar y estudiar, siempre en busca de nuevas ideas. Tener motivación significa seguir buscando nuevas alternativas cuando todos los demás se conforman con las conocidas. Poseer motivación supone ser lo suficientemente curioso para buscar explicaciones.


4. El juicio acertado:
Consiste en no generar ideas, si no en darse cuenta del valor de una idea en una etapa muy temprana. Y como por lo general, esa persona conoce bien la factibilidad, el mercado y las características del campo... toma la idea y la convierte en realidad. La capacidad de ver el valor de una idea es en sí misma es un acto creativo.


5. Azar, accidente, error y locura:
La aparente "locura" es una fuente de creatividad cuando alguien produce una idea que no encaja dentro de los paradigmas vigentes. Pero a veces, la idea nueva y loca resulta correcta, lo que provoca un cambio de paradigma, no sin enfrentar antes a la oposición que la defienden.


6. El estilo:
Este tipo de creatividad puede tener un valor práctico muy valioso, pero no equivale a la generación de ideas nuevas como tales.


7. La liberación:
El cerebro no está naturalmente destinado a ser creativo, de modo que al liberarlo sólo lo hacemos un poco más creativo. Pero hay debemos remarcar que, liberarse de inhibiciones y temores, "soltarse", es un elemento importante de la creatividad, que proporciona grandes resultados, aunque por sí misma, sólo es un primer paso.


8. El pensamiento lateral:
Como ha comentado Laura Tuero en el artículo de ayer, el pensamiento lateral consiste en un conjunto de técnicas sistemáticas que pueden usarse formal y deliberadamente como generadoras de nuevas ideas y modificadores de las percepciones. Es perfectamente posible aprender y practicar estas técnicas y procesos.

Si alguien conoce alguna más, no dudeís en contárnola!


http://misteridea.blogspot.com/2010/03/las-fuentes-de-creatividad.html