miércoles

Cuando la tacañería afecta las finanzas familiares


Que el hábito de ahorrar no afecte el bienestar del hogar. No lo confundas con el afán de acumular. Recuerda que los gastos en alimentación, salud y educación son esenciales.


El ahorro es el sacrificio del consumo presente por un consumo futuro, por lo tanto, este no debe afectar la calidad de vida de hoy, afirma la directora del Instituto de Finanzas Personales, Giovanna Prialé.
La premisa debe ser mantener el estatus de vida, a través del uso planificado de lo ahorrado. El objetivo es que la familia disfrute del mismo o mayor bienestar que el actual.
Pero, ¿qué pasa cuando se pierde el norte y se empieza a acumular sin una meta, incluso afectando la calidad de vida actual? Este desorden es lo que comúnmente llamamos tacañería, advierte Prialé.
HAGA UN DIAGNÓSTICO
¿Cómo nos damos cuenta de que estamos en esta categoría de tacaños? La experta sugiere evaluar si encaja en los siguientes escenarios:

1. ¿Apenas recibe sus ingresos, está contando el dinero para guardarlo?
2. Cuando alguien sugiere salir a cenar o a pasear, siempre dice que no.
3. Para usted, enfermarse y gastar en curarse es una catástrofe y prefiere no ir al doctor ni para comprar medicinas.
MEJOR PREVENGA
De acuerdo con Prialé, hay padres que pueden llegar a creer que el mayor gasto en alimentación, salud y educación no son necesarios.

Incluso, hay quienes piensan que mientras menos se gaste en educación, más quedará para ‘ahorrar’ y no se dan cuenta de que se trata de una inversión que será determinante para el futuro de los hijos.
En el extremo, señala la experta, hay progenitores que consideran innecesario el seguro de salud y si sus niños se enferman, por ejemplo, de un aparente resfriado,esperan a que se curen solos. Y a veces, esta afección termina siendo una neumonía fatal.


peru21