lunes

Los límites de la peruanidad en el branding de las marcas

¿Y si dejamos de vender peruanidad en 28 de julio? ¿Esta pregunta se habrá hecho Bembos? Basta con ver su banner en Facebook para por lo menos hacerse la interrogante. ¿Y si gritamos ¡Arriba Perú! bajo la sombrilla de la marca más peruana entre todas las peruanas? Parece ser la pregunta/respuesta que se hizo KFC no para estas fiestas, sino hace ya un año, y ahora obviamente redobla los esfuerzos para comunicar su presencia junto a Inca Kola.

peruanidad-bembos-kfc-inca-kola-cafe-taipa-2.jpg

Hablar de la peruanidad en la publicidad local, ahora que estamos a punto de celebrar la fiesta del Perú, es redundar. Es evidente que este domingo las páginas enteras de publicidad en El Comercio marcarán la guerra gráfica más esperada del año. Esto no deja de ser interesante desde el punto de vista creativo, ya que teniendo todas las marcas un mismo objetivo de comunicación, tendrán que darle muchas vueltas a la idea final para poder diferenciarse entre ellas.
La marca que tenga un posicionamiento más firme e "independiente" podrá asociarlo al Perú, y seguro que tendremos avisos interesantes, pero lo que ha sucedido en los últimos años es que muchas marcas han centrado su posicionamiento general en la peruanidad con la cual se les complica la diferenciación, y claro, en estas fiestas  tienen un gran reto ¿Cómo evito decir lo mismo en una fecha en la que todos tienen licencia para hablar como yo: que soy "orgullosamente peruano"?
No sé si Bembos se haya hecho esta pregunta y por ello se ha ido al extremo de perder parte de su identidad asociada al país. El  hecho es que con la gráfica que vemos al inicio, casi casi parece la franquicia de Bembos en Estados Unidos. Pepsi no creo que potencie mucho su imagen, y es innegable que perder a Inca Kola le debe haber significado un golpe con consecuencias en las ventas muy probablemente.
Por otro lado, KFC se ha entregado tanto a la peruanidad, que su banner principal de facebook es casi una publicidad de Inca Kola acompañada de un twister que lo contrario. A una marca internacional le puede funcionar pintarse de rojo y blanco -en este caso de amarillo que si se trata de Inca Kola es lo mismo-. ¿Esto compensará el arrastre de la mala imagen asociada a la calidad de su producto por la crisis del aceite refrito en el 2012?