28.12.09

El uso didáctico de los signos icónicos

Lenguaje verbal y lenguaje icónico

Podemos distinguir dos tipos de signos: los icónicos o los digitales.

Los icónicos: son los denominados no arbitrarios, se caracterizan por representaciones visuales como las imégenes, modelos o mapas. Suelen compartir un atributo criterial con su referente, normalmente expresado a través de un isomorfismo del contorno visual.
Los digitales o no arbitrarios: se caracterizan por lo verbal y no comparten atributos criteruales con los miembros de sus categorías referentes, como las palabras, número o códigos.
Los signos digitales son transparentes ya que cuando lees no te fijas en la apariencia física de las palabras, sino en la idea que expresa el texto. Los signos icónicos son interesantes y por ello tienen la ventaja de poder utilizar las imágenes para mantener la atención, pero también tienen la desventaja de poder distraer al receptor con las imágenes debido a sus características no-sígnicas (aquellos rasgos que no son necesarios para la comunicación del mensaje).

Una característica que los diferencia es la facilidad con la que se pueden usar para hablar de objetos concretos y conceptos abstractos. Mediante una imagen como la de un rinoceronte, se pueden substituir varias palabras pero para querer comunicar un concepto como el de mamífero, una imagen no sería suficiente para entenderlo. Este tipo de signos, los icónicos, nos proporcionan información mediante datos sensoriales pero los digitales, nos aportan una información más conceptual.

Existe una diferencia fundamental entre estos dos tipos de signos:

Los verbales se rigen por un sistema finito de reglas que regulan un conjunto finito de elementos.
Los icónicos se caracterizan por no tener una ordenación codificada de los elementos virtuales infinitos.
En los signos icónicos no existen elementos análogos a los fonemas y por tanto no es lo mismo analizar un texto lingüístico que una imagen, y por ello las herramientas que utilizaremos serán distintas.

Se suele afirmar que los signos icónicos no son vehiculos adecuados para poder comunicar abstracciones. Esta afirmación se basa en el hecho de que las imágenes son signos muy pobres para poder comunicar generalizaciones como todo, mucho o la mayoría.

Otra característica para distinguir los signos icónicos de los digitales es la presentación temporal de los elementos:

Los signos digitales presentan los elementos de manera secuencial, las palabras individuales se retienen hasta que pueden interpretar un contexto. En ocasiones ejercen un control en la respuest amayor para la dimensión temporal.
Los signos icónicos presentan todas sus partes simultáneamente, de modo que el receptor obtiene un mayor control del orden de las partes.
En caso de que el orden en que se encuentran las ideas es básico, es mejor utilizar los signos digitales aunque por otro lado, si la tarea es el aprendizaje de relaciones que requieren una gran comprensión, es mejor utilizar una exposición visual que dibuje todas las relaciones simultáneamente en una etsructura para retener mejor las ideas.

Cuando se quiere que el sujeto lleve a cabo un pensamiento divergente, formule una hipótesis o una actividad creativa es de gran ayuda la utilización de los signos icónicos ya que facilitan estas acciones.

Las palabras y las imágenes siempre han sido soportes de tipos distintos de mensajes.

El sistema verbal se caracteriza por unos elementos que denotan conceptos abstractos o concretos y reglas que permiten establecer relaciones. En cambio, el sistema visual no dispone de los elementos equivalentes ni de las reglas.

Se puede sugerir un concepto con un signo icónico y también noc podemos comunicar con una serie continua de palarbras visibles o audibles.

Un sistema icónico no es válido sintácticament ya que sus elementos significativos no han sido identificados con precisión, ni diferenciados mediante reglas operables.

Los vehículos de los signos verbales permanecen invariantes en su significado, indiferentes de su forma física. Si escribimos la palabra de dstintas formas no afecta el significado de la palabra. Sin embargo, el significado de un signo icónico es distinto con cualquier cambio en sus atributos físicos.

Después de todas estas descripciones, es evidente la distinta naturaleza de los códigos verbales e icónicos.

Existen unas características que diferencian estos signos que tienen que ver con el carácter más o menos conceptual o abstracto de ambos códigos, con el tipo de pensamiento que se deriva de ambos y con la mayor o menor funcionalidad de los mismos en relación con distintos tipos de tareas.

a) Ventajas derivadas de la combinación de códigos verbales e icónicos para la realización de diversas tareas cognitivas

Existen tres tipos de argumentos para justficar las ventajas que se obtienen tras la combinación del lenguaje verbal e icónico en la presentación de información:

1) Visuales: este argumento se caracteriza por la ventaje de presentar ideas, puntos de vista o resoluciones de problemas basados prácticamente en la significación gráfica más que en la lingüística. Normlamente nos es más fácil entender algo si utilizamos una representación visual ya que estas representaciones se basan en el uso significativo del espacio y la yuxtaposición de los elementos en un gráfico.Ejemplo:
- Un mapa de carretera: nos proporciona mucha información, no sólo nos informan de las distintas ciudades sino de los tamaños, las distancias y direcciones de ellas.

Normalmente los conocimientos que los estudiantes deben aprender no se presentan en el mejor formato para garantizar su entendimiento y capacidad de retención. Sin embargo, con el lenguaje verboicónico este tipo de actividades para los estudiantes serían mucho más productivas ya que de este modo, povocamos que los alumnos utilicen unas habilidades mentales que son más eficaces que las verbales.

2) Fisiológicos: varios autores afirman que estas ventajas de combinar los dos tipos de códigos son gracias a los mecanismos fisiólogicos. Sless nos dice que el ojo del ser humano está muy acostumbrado a reconocer patrones aunque carece de habilidades para realizar juicios cuantitativos. Un ejemplo es que para nosotros es fácil codificar un patrón de calles y edificios, pero no podemos decir cuántas casas hay ya que se trata de un proceso distinto.
Existe otro tipo de mecanismo fisiológico, que es el aprendizaje por medio del hemisferio cerebral derecho. Afirman que los dos hemisferios del cerebro procesan la información de forma diferente y que el hemisferio derecho está mejor adaptado para procesar la información espacial.

3) Cognitivos: se caracteriza por las capacidades mentales que se aplican sobre los materiales verboicónicos. Un estudio demostró que el “proceso cuasi-visual basado en la imagen” tiene un papel muy importante en la recuperación de información presentada a través de una forma gráfica.
Los investigadores Das, Kirby y Jarman (1975, 1979) han realizado un trabajo sobre procesamiento simultáneo y sucesivo y han hecho una teoría sobre estos dos tipos de procesamiento.

El procesamiento simultáneo: relacionado con la capacidad de procesar de una vez toda la información. Por ejemplo, cuando hacemos un rompecabezas, todas las piezas se pueden ver de una vez. El ir encajando las piezas requiere la exploración simultánea y el procesamiento del rompecabezas entero.
El procesamiento sucesivo: por el contrario, se caracteriza por un conocimiento de los elementos anterior y posterior de una serie. Un ejemplo sería el de un trabajador que debe realizar una secuencia determinada por el color, ya que debe utilizar un procesamiento sucesivo.
b) Consideraciones Didácticas

A continuación tenemos algunas de las múltiples recomendaciones para el diseño y elaboración de materiales didácticos:

1. Las imágenes deberán estar relacionadas con el texto. O bien captando los aspectos críticos del mismo, o, por el contrario, dejando un margen para la imaginación.

2. Las imágenes no deberían usarse con cuerpos de textos "fáciles".

3. La complejidad en los materiales mantiene la atención, siempre y cuando no supere las capacidades cognitivas de los sujetos. Asimismo, un material organizado facilita el aprendizaje.

2. EL LENGUAJE DE LA IMAGEN

La imagen es una presencia vivida y una ausencia real, una presencia-ausencia.

El entorno iconográfico que nos rodea multiplica la realidad y constantemente está expuesto a cambios, de modo que se amplia la actividad perceptiva.

Las imágenes publicitarias se nos muestran de forma más atractica para intentar captar más la atención del receptor. La imagen se impone por encima de nuestra toma de conciencia, se salta la barrera de todo razonamiento consciente.

Existen distintas características de las imágenes:

1) Iconicidad-Abstracción.

La iconicidad se refiere a la semejanza de la imagen con la realidad que vemos, es la capacidad que posee la representación de algo con la finalidad de producir en nosotros un efecto visual similar al que nos produce la realidad representada.

2) Sencillez-Complejidad

Una imagen es más sencilla o compleja según la estructura del objeto, la cantidad de elementos que contiene, el modo en que se plantean las relaciones entre ellos y la comprensibilidad de la significación de las relaciones establecidas.

3) Denotación-Connotación

La connotación se caracteriza por la asociación de una imagen con unos sentimientos determiandos.

4) Monosemia-Polisemia

Las imágenes polisémicas son las que permiten realizar diversas interpretaciones. Evidentemente, nuestra percepción de las imágenes depende de un contexto personal y social.

La polisemia de la imágenes proviene de las connotaciones o sugerencias que provocan las relaciones entre los distintos elementos de la imagen, de la interpretación de las figuras en sus contextos, de la interacción entre las formas y los significados.

5) Estereotipo-Originalidad

La masificación de la comunicación por imágenes tiene ciertas repercusiones, ya que se produce la repetición de los mismos esquemas y la propagación de ciertos estereotipos.

En una aula es bastante interesante discutir acerca de las características de las imágenes para incentivar a los alumnos con una actitud activa.

Reflexión:

Considero que es importante saber combinar los dos tipos de signos de los que hemos hablado anteriormente ya que en nuestro futuro como maestros, nos puede ser útil para la elaboración de ciertos trabajos o actividades.

Los signos icónicos en muchas ocasionas nos muestran bastante más información que no los digitales, ya que mediante una imagen podemos expresar una gran cantidad de información que quizá a través de una serie de palabras nos sería más complejo. Pero de todos modos, como ya he dicho es importante realizar una buena combinación de los signos digitales y de los icónicos y también conocer la normativa específica de los dos tipos de signos perfectamente para saberlos usar correctamente.

En nuestra etapa de escolarización no nos han aportado grandes conocimientos sobre estos dos tipos de signos, ni tampoco hemos realizado ningún tipo de ejercicio relacionado con el análisis de algunas imágenes. Creo que es bastante útil saber analizar las imágenes, y que por tanto será interesante realizar este trabajo en la segunda parte del blog.

Es importante saber descifrar los mensajes que se nos transmiten sin que nos demos cuenta en los anuncios publicitarios porque inconscientemente nos están marcando un estilo de vida determinado y están reflejando un estereotipo concreto.

Un ejemplo de ello sería los típicos anuncios de detergentes en los que salen las madres cuidadando a los hijos. Esto lo hemos trabajado en la materia de contextos educatius y en realidad nos transmiten ciertos roles que actualmente abundan en nuestra sociedad.

http://albaqm91.wordpress.com/2009/12/23/el-uso-didactico-de-los-signos-iconicos/