jueves

Las personas con adicciones…

En estos últimos tiempos, hay muchas noticias de personas con adicciones: paco, alcohol, cocaína, éxtasis, pero también ludopatía (adicción al juego) o personas con compulsiones varias.

Ayer un diario hablaba de que “los enfermos eran pacientes, no clientes” y que esto era todo un debate en EEUU.

Yo creo que los enfermos ya no son pacientes. Una persona hoy debe saber que enferma del cuerpo porque primero se enfermó de la cabeza. Hoy todos los médicos reconocen que las personas con buena salud tienen un componente importante de capacidad para resolver sus conflictos sin pasarlos por el cuerpo.

Por eso, cuando veo alguien enfermo, ya sea con una enfermedad cualquiera que afecte a cualquier órgano vital o un enfermo con adicciones, me gusta más hablar de “participante”, porque si “participa” activamente en explorar que lo llevó a estar enfermo, seguramente se curará.

En el coaching no hablamos de clientes ni de pacientes, hablamos de participantes. La persona que elige hacer un coaching, elige cambiar su vida, elige pensar y reflexionar. Elige curarse de lo que está haciendo mal o de lo que le está estorbando en su vida.

Ojalá cuando la gente se enferme “participe” y no espere “pacientemente” que nadie “magicamente” le solucione nada.





Creatividad en educación

El decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo escribió en La Nación acerca del desafío de preparar profesionales para que ocupen puestos que todavía no se crearon para negocios que se están probando. Dijo: “Hoy más que nunca debemos pensar en términos de complejidad, y en este sentido, conviene simplificar en áreas de estudio y ahondar en herramientas que profundicen el pensamiento crítico. El objetivo de esto es que los alumnos puedan juzgar por sí mismos el grado de relevancia que tiene la inagotable cantidad de información que les viene dada a través de la tecnología informática. Comunicación, creatividad, liderazgo y trabajo en la diversidad: éstas son las claves para que las próximas generaciones puedan desarrollar un enfoque interdisciplinario. Sólo así desplegarán su potencial empresario y cambiarán las reglas del juego.

Pese a ésto, hace 10 años cuando comencé hablando de Coaching con Técnicas de Creatividad y Pensamiento Lateral me miraban con cara de “qué loca” y luego se ve como han plageado lo que uno trabajo por mas de 30 años porque “se puso de moda”.

Ahora hablan de Coaching de Bienestar. Cuando hace años hablamos de Coaching para la Vida.

Es satisfactorio ver que el tiempo me dió la razón.

Lamento que la educación se debata en temas políticos y económicos pero aún viendo las nuevas reglas del juego nadie incorpore SERIAMENTE las técnicas de creatividad a la educación. Así es que NUNCA pude obtener puntaje docente para mis cursos que son los únicos que tiene TODAS las técnicas (no dos o tres como manejan otros que se incorporaron con “la moda”).

Evidentemente, las cosas de avanzada no son para “puntaje”. Esta es la eterna ambivalencia argentina.

Aclaro que hay países del primer mundo que cuentan con el sistema Cort de Edward de Bono y pensamiento lateral en toda su escolaridad desde hace años.





Coaching Laboral Creativo


El otro día apareció un artículo sobre el Coach Laboral y me pareció interesante dejarlo en el blog porque en estos momentos de crisis es bueno que se difundan este tipo de ayudas.
Al igual que en los deportes en los últimos años se ha difundido entre las empresas este acompañamiento práctico que ayuda a hacer foco en nuestras necesidades, encontrar la causa de nuestros problemas, y modificar los efectos a través de la toma de decisiones acertadas.
Básicamente un coach creativo enseña a ver la vida y la realidad desde otro lugar.
Einstein decía: “Si sigues actuando y pensando de la misma manera, no esperes resultados diferentes“.
Y de eso se trata, cambiar la mirada. Para eso el coach dispara, provoca, reflexiona, pregunta… hace pensar.
A diferencia de una terapia, el coaching trabaja sobre la base de una persona sin patologías de por medio y siempre con una existencia limitada.
Es decir, un buen coach enseña una nueva manera de pensar y encarar la existencia pero no es una presencia necesaria de por vida sino su trabajo pierde sentido.
Un coaching puede durar tres meses, una o dos veces por semana y luego reducirse a una vez por semana, para seguir cada quince días o una vez al mes o solo por un próximo objetivo, o suspenderse durante un tiempo y luego retomar frente a un nuevo desafìo.
Depende de cada coachee, no tiene un sistema estructurado ni un esquema estandard.
www.tallerescrein.com



Todos hablan de lo mismo aunque no lo parezca.


Este domingo los diarios nos hablan de la Generación Y (o los nacidos en los 80) y sus pretensiones laborales y su necesidad de la “inmediatez”: “todo ya, ya!”.


Entre otras cosas, dicen que los jóvenes empleados se aburren pronto y necesitan ser mimados. Para eso, las empresas contratan coaches o capacitan a los mas grandes para que les sirvan de contención. Léase, jefes-padres.


En otro diario, hablan de los padres y su dificultad para poner límites. El tan difícil arte de decir “no”.


Y en otro artículo, hablan de los hijos horizontales, o hijos de padres que trabajan hasta tan tarde que casi nunca los ven.


En realidad, el tema que está rondando es ¿qué les pasó a esta generación de padres cuyos hijos hoy son veinteañeros?, y ¿qué les pasa a los padres de treinta y pico con sus pequeños?.


Los primeros hicieron algo para que estos jóvenes de hoy no tengan tiempo para la espera y sean consumistas y busquen todo rápido sin pérdidas de tiempo y sin mucho esfuerzo, con un ego muy alto y una adrenalina al tope.


Los segundos están gestando algo similar pero no sabemos si será igual o peor. Chicos sin límites, peligrosos adultos.


Me parece que la sociedad en su conjunto debe parar, reflexionar y pensar qué hacer para mejorar esta realidad.


En todos los artículos hablan del “pedido de ayuda” necesario. Desde las empresas, para retener al joven prometedor; y desde los padres, para el aprendizaje de esa tarea cotidiana que no es meramente biológica sino sumamente compleja y sin fecha de vencimiento.




http://blogs.clarin.com/tallerescrein/tag/coaching/