sábado

Los esquemas a superar

Todas las personas contamos con una cantidad tremenda de capacidad potencial mental. No obstante, en condiciones normales, este potencial se ve limitado por puras barreras mentales. Es algo ya aceptado para la mayoría que se ocupa de realzar sus capacidades.

La existencia de estas barreras mentales muchas veces se debe a que son desconocidas para el individuo. Estas barreras sólo pueden existir cuando el individuo no sabe sobre ellas. Lo más extraño es que es el propio individuo quien las genera.

En relación a este fenómeno consideramos que hay dos posibilidades de pensamiento:


El pensamiento analítico y libremente creativo


El pensamiento mediado por esquemas estímulo-respuesta y creativo por reacción.

La fuente del pensamiento analítico es la conciencia; uno sabe lo que uno concluye y hace. Uno combina intencionalmente percepciones del presente, del pasado y estimaciones del futuro para llegar a conclusiones basadas en todo ello.

Pero, no es nada extraño que la mente de una persona también trabaje en base al esquema estímulo-respuesta. Más claro: dado un cierto estímulo, se da una cierta respuesta que no está bajo control volitivo y que ejerce fuerza y poder de control sobre la conciencia, los objetivos, los pensamientos, el cuerpo y las acciones. En otra ocasión señalábamos que la industria publicitaria existe únicamente por ello. La sugestión y la hipnosis existen también por ello.

Los pensamientos basados en un esquema estímulo-respuesta multiplican las posibilidades de trabajar con datos incorrectos y conclusiones incorrectas; causan errores acumulativos e incapacidad para discriminar la mera similitud, reduciendo el éxito potencial de una persona. Los esquemas de pensamiento estímulo-respuesta son siempre problemáticos pues son la puerta de acceso para las posibilidades del error, tan sólo por eso.

Las configuraciones neuronales estímulo-respuesta la mayor parte de las veces se desarrollan espontáneamente debido a experiencias traumáticas. Es cuestión de asociación de redes primero y de experiencias similares posteriores, traumáticas o no. Un dicho popular de mi país dice: “El que se quema con leche, ve una vaca y llora”. Acierta completamente, incluso señala que la respuesta en los esquemas estímulo-respuesta está asociada a una emoción.

Y los esquemas de pensamiento estímulo-respuesta cristalizados en redes neuronales nos pueden tornar incapaces para pensar con claridad. La reacción que nos salva la vida no siempre es el caso. Generalmente es al revés. Todos tenemos noción clara de ello.

A menudo encontramos difícil averiguar si en una situación dada estamos pensando analíticamente o mediante esquemas estímulo-respuesta. Si fuera el caso podemos fácilmente analizar una lista de pistas que indican si el pensamiento obedece a un esquema estímulo-respuesta en relación a cualquier tema:

1. Hay demasiada emocionalidad en relación al tema
2. No se puede encarar el tema
3. El tema parece afectar físicamente
4. Hay desatención respecto al tema
5. Existen baches de percepción en relación al tema
6. Se detesta o no se hace caso de o no se puede tener un determinado objeto (u objeto similar relacionado) con el tema
7. Hay mala memoria respecto al tema
8. Hay apuro por responder incorrectamente
9. Hay problemas continuamente con el tema
10. Se dan manifestaciones de burla en relación al tema
11. No se puede entender el tema
12. Se es hostil en relación a tal tema
13. Hay demasiadas justificaciones relacionadas con el tema
14. Hay disgusto con el tema
15. Se actúa irracionalmente en relación al tema
16. Cualquier crítica a la postura relacionada con el tema causa ofensa
17. Se piensa únicamente con pensamientos críticos en tal tema
18. Se habla extensamente del tema, y continuamente
19. No se quiere hablar del tema
20. Se cambian los datos sobre el tema
21. Se miente acerca del tema
22. No se puede entender de qué se trata el tema
23. Se intenta parar la comunicación en relación al tema
Lo contrario de todo esto, en relación a cualquier tema, es pensar analíticamente siendo libremente creativos.

Patricio J. Vargas Gil



http://esmok.blogspot.com/2010/02/los-esquemas-superar.html